De izda. a dcha., José Carlos de la Macorra, Antonio Montero y Eugenio Grano de Oro.

«Jornada informativa de postgrados» organizada por el COEM

El COEM reunió en su sede a representantes de las universidades madrileñas para exponer los cursos de formación de postgrado que imparten en sus centros. El profesor José Carlos de la Macorra, en su calidad de presidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Odontología, hizo una introducción sobre las distintas vías que puede seguir el universitario.

De izda. a dcha., José Carlos de la Macorra, Antonio Montero y Eugenio Grano de Oro.
De izda. a dcha., José Carlos de la Macorra, Antonio Montero y Eugenio Grano de Oro.

Separar la actividad clínica y la investigación es un error a ojos del profesor José Carlos de la Macorra «porque siendo bueno el trabajo clínico la ciencia avanza con la investigación y si no se investiga, por muy bueno que sea el clínico siempre estará cojo».

Fue una de la conclusiones expresadas por el presidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Odontología en su intervención como introductor a la «Jornada informativa de postgrados», organizada por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) sobre las distintas opciones que los estudiantes pueden encontrar en las univeridades madrileñas.

De la Macorra dividió su intervención en dos partes diferenciadas, la primera centrada en cómo estructurar los estudios de postgrado para pasar luego a dar unos «consejos de viejo». Tras obtener el grado en la universidad (300 créditos ECTS) los estudios de postgrado pueden ser para hacerse con un título oficial, también llamado universitario, o con un título propio. El primero exige entre 60 y 120 ECTS, que ha de realizarse en un máximo de tres años y concluye con la presentación de la tesis doctoral, lo que permite un mayor reconcomiento profesional y el maximo nivel universitario al alcanzar el doctorado. Este título permite una doble salida: investigación y profesional.

Cuadro de estudios de postgrado.
Cuadro de estudios de postgrado.

El título propio, por su parte, consta de tres niveles: experto, especialista y máster, pero ninguno de ellos tiene un nivel académico reconocido, por lo tanto, al no estar regulado oficialmente, no permite acceder al doctorado.

Consejos para elegir bien

La exposición giró luego hacia ¿qué hacer para elegir el curso de postgrado? «Lo primero es elegir área, dentro de lo que más le guste al alumno: prótesis, reparadora, cirugía…», dijo De la Macorra como inicial «consejo de viejo». Al que siguieron tener en cuenta los costes, tanto económico (viajes, alojamiento, y el coste cesante, es decir, lo que se deja de ganar mientras se hace el curso) como de tiempo; si es presencial o no; lo apropiado de las instalaciones y la calidad del profesorado. «En los buenos másteres –dijo– es difícil entrar porque hay mucha demanda» por lo que si no se consigue bien se puede esperar un año más, «porque cuando se tiene veintidós o veintitrés años, empezar un año más tarde no es tan importante, si no se pierde el tiempo y se aprovecha para estudiar, por ejemplo, idiomas o informática».

A continuación intervinieron los representantes de las distintas universidades madrileñas asistentes a la jornada: Javier de la Cruz Pérez (Alfonso X el Sabio), Alejandra de la Rosa Rico (CEU San Pablo), María Dolores Oteo Calatayud (Complutense), María Jesús Muñoz Leal (Europea) y Luis Vázquez Vázquez (Rey Juan Carlos).

Estuvieron presentes Antonio Montero, presidente del COEM; Eugenio Grano de Oro, presidente de la Comisión científica del COEM, y Manuel Fernández Domínguez, director del Departamento de Estomatología de la Facultad de Medicina del CEU-USP, así como alumnos que han cursado estudios de postgrado en cada una de las universidades.