El Juzgado de lo Penal Nº1 de Almería ha dictado sentencia firme de fecha 6 de mayo de 2016, por la que se condena a un protésico dental por un delito de intrusismo profesional, al constar acreditado que en la clínica dental de Roquetas de Mar de la que es titular realizaba actos propios de la profesión de dentista, careciendo de la titulación necesaria para ello. En concreto, se considera acreditado que el protésico dental realizó actuaciones tales como colocación y adaptación de prótesis dentales sobre la boca del paciente, limpiezas y limado dental, todo ello con pleno conocimiento de que su titulación como protésico no le habilitaba para la realización de tales intervenciones al ser competencia exclusiva de los médicos estomatólogos y de los licenciados en Odontología.

En el fallo de la sentencia se condena al protésico dental como autor de un delito de intrusismo profesional a doce meses de multa a razón de cuatro euros al día y el pago de las costas procesales; destacando en la Sentencia el Magistrado-Juez que la pena es bastante prudente atendiendo a la gravedad de los hechos enjuiciados.

Riesgo para la salud

El Colegio de Dentistas de Almería advierte de que estos casos de intrusismo profesional suponen un grave riesgo para la salud de la población y aclara que un protésico dental no tiene las competencias, la capacidad, ni la titulación necesaria para tratar a pacientes, por lo que podrían llegar a provocar importantes daños en la salud.

Asimismo, el Colegio de Dentistas de Almería quiere agradecer la labor realizada por la Guardia Civil en el curso de la investigación y agradecer la buena predisposición mostrada siempre en la lucha contra este tipo de delitos.

Amplía tus conocimientos y fórmate