De izda. a dcha., Jorge Machín, country leader Professional Oral Health Iberia de Procter&Gamble, fabricante de Oral-B, firma patrocinadora del Libro Blanco; los doctores Óscar Castro y Juan Carlos Llodra, presidente y secretario general del Consejo General de Dentistas de España, respectivamente, y Denis Bourgois, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Lyon, durante la presentación a los medios del Libro Blanco y del Observatorio de la Salud Oral promovido por la Organización Colegial.

Datos del Libro Blanco y del Observatorio de Salud Oral del Consejo General

El Consejo General de Dentistas de España presentó, durante la celebración de Expodental 2016, una nueva edición del Libro Blanco de la Salud Bucodental y los últimos datos del Observatorio de la Salud Oral en España.

279_Noticias
De izda. a dcha., Jorge Machín, country leader Professional Oral Health Iberia de Procter&Gamble, fabricante de Oral-B, firma patrocinadora del Libro Blanco; los doctores Óscar Castro y Juan Carlos Llodra, presidente y secretario general del Consejo General de Dentistas de España, respectivamente, y Denis Bourgois, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Lyon, durante la presentación a los medios del Libro Blanco y del Observatorio de la Salud Oral promovido por la Organización Colegial.

El 84% de los españoles afirma que se debe visitar al dentista, al menos, una vez al año. Sin embargo, tan solo el 48% de los adultos españoles realizaron esta revisión en los últimos doce meses. En cuanto a los motivos, el 56% afirma que no acudió por considerar que no tenía problemas dentales, seguido de quienes no lo hicieron por motivos económicos. En cuanto a las preferencias a la hora de elegir especialista, ocho de cada diez optaron por un dentista tradicional frente a clínicas marquistas o aseguradoras, al considerar que les ofrecen una buena atención, confianza y un servicio cercano. Estas y otras conclusiones se dieron a conocer durante la celebración de Expodental, donde el Consejo General de Dentistas de España y la Fundación Dental Española presentaron el Libro Blanco y el Observatorio de la Salud Bucodental en España.

A través de la realización de estas encuestas, el Consejo pretende conocer los hábitos y necesidades de la población con el fin de promover acciones concretas que mejoren la calidad de la salud bucodental de la población.

Libro Blanco de la Salud Oral

En 2010 se elaboró, a iniciativa del Consejo General de Dentistas, un libro blanco sobre la Odontología española, cuyos datos se han actualizado a 2015 con el fin de analizar la evolución de los hábitos de salud oral y el uso de los servicios odontológicos, en un periodo marcado por la situación de crisis económica. Además, en esta última edición se ha incorporado un nuevo bloque de preguntas relacionadas con la percepción que la población española tiene de los diferentes tipos de clínicas dentales.

En la población adulta, seis de cada diez españoles afirman que les preocupa mucho su salud general y su salud bucal. Sin embargo, más de la mitad de los españoles llevan al menos un año sin visitar a su dentista. Los motivos que les llevaron a posponer la visita han sido diversos: el 56% afirma que no acudió por considerar que no tenía problemas dentales, seguido de quienes no lo hicieron por motivos económicos o por miedo. En cuanto a los hábitos diarios, ocho de cada diez afirman cepillarse los dientes 2 o más veces al día y solo 3 de cada 10 utilizan un cepillo eléctrico. Respecto al estado de salud general, el 55% cree que es bueno o muy bueno. Con respecto a los datos de 2010, se percibe un empeoramiento de la percepción del estado de salud general (en 2010 era el 65%).

Portada del Libro Blanco «La salud bucodental en España» 2015.
Portada del Libro Blanco «La salud bucodental en España» 2015.

El 82% de la población infantil ha ido al dentista en el último año. Por tramos de edad, destaca que uno de cada dos niños de 2 a 6 años nunca ha revisado su salud bucodental. En cuanto a los hábitos diarios, el 70% de los padres consultados afirman que sus hijos/as se cepillan dos o más veces al día (68% en 2010), el 27% solo se cepilla una vez al día y el 3% de los padres reconocen que sus hijos/as no se cepillan los dientes. Los principales problemas bucales en la población infantil son las caries y las malposiciones dentarias.

¿Clínica tradicional, franquicia o aseguradora?

En cuanto a las preferencias a la hora de elegir profesional sanitario, el 80% de los españoles que han acudido al dentista en el último año lo hicieron en una clínica tradicional, al considerar que destacan por su atención, calidad, confianza y buena imagen. Salvo en el atributo «precios muy económicos», para el resto de parámetros analizados (imagen, confianza, calidad-precio…), la distancia entre la percepción de imagen de clínicas independientes y el resto de clínicas (franquicias y aseguradoras) es muy considerable. Unos datos que podrían haber cambiado sustancialmente en los últimos meses debido a que el análisis se ha hecho antes del estallido de los casos de Funnydent y Vitaldent. «Lógicamente ha habido un punto de inflexión en la percepción de las personas sobre las clínicas dentales marquistas y franquicias frente a la clínica tradicional en las últimas semanas. Los datos estoy convencido de que a día de hoy serían totalmente diferentes y reflejarían una mayor confianza en el dentista privado por el escándalo generado», destacó el Dr. Castro en la presentación realizada ante los medios de comunicación.

Respecto a la evolución de la salud oral, hábitos y uso odontológico, de 2010 a 2015, se mantienen la mayoría de valores. Destaca el ligero aumento en la frecuencia de cepillado en adultos, así como el uso de colutorios y enjuagues. La asistencia a centros dentales se mantiene respecto a 2010, pero sí que se detecta un aumento en la percepción de la frecuencia óptima de visitas al dentista. Sobre la percepción del estado de salud general, el 55% cree que es bueno, frente al 65% que lo hacía en 2010, por lo que se percibe un empeoramiento en los últimos cinco años.

El OSOE español, un referente europeo

Además del Libro Blanco, se hicieron públicos los últimos datos recogidos por el Observatorio de Salud Oral en España (OSOE). El objetivo principal del mismo es obtener una serie de indicadores de manera periódica para conseguir información sobre la situación actual de la salud y la profesión dental en España, detectando los puntos fuertes, con el fin de potenciarlos, y las debilidades para intentar corregirlas.

Descenso de los tratamientos complejos

Para conseguir estos datos, se realizan entrevistas trimestrales a 150 dentistas que ejercen en la actualidad y tras analizar las cuatro oleadas de 2015 se puede concluir que los dentistas españoles han trabajado una media de 120 horas al mes atendiendo a unos 180 pacientes. De ellos, seis de cada diez han sido mujeres siendo los menores de 7 años y mayores de 65 los que menos visitan a su dentista. Respecto a la incidencia de la crisis, 7 de cada 10 dentistas creen que la crisis ha afectado mucho o bastante a la hora de poder realizar determinados tratamientos. Los más demandados en el último año son aquellos más simples (revisiones, extracciones, ortodoncias, obturaciones…). Los tratamientos más complejos, como implantes y estética dental, han sufrido un descenso en la demanda de un 25%. Esto ha llevado a que uno de cada cuatro dentistas afirme haber sufrido una importante reducción en sus ingresos durante 2015.

Imagen de las clínicas. Fuente: Libro blanco «La salud bucodental en España» 2015.
Imagen de las clínicas. Fuente: Libro blanco «La salud bucodental en España» 2015.

Legislar la publicidad sanitaria engañosa, controlar las franquicias, limitar la plétora profesional y promover la salud bucodental han sido las principales preocupaciones de los dentistas españoles durante el último año, según se recoge en el OSOE.

Durante la presentación de estos datos, Denis Bourgois, vicerrector de Relaciones Institucionales de la Universidad de Lyon y asesor internacional del OSOE, alabó el trabajo del Consejo General de Dentistas. «A diferencia de otros países, en España se ha podido establecer un verdadero observatorio para la vigilancia sanitaria según las recomendaciones europeas. El modelo español, tal y como está desarrollado, va a servir de referencia a nivel internacional». Además, destacó del OSOE su papel como «herramienta para planificar y prever a corto plazo hacia dónde pueden ir los cuidados odontológicos, bajo una mentalidad y un enfoque preventivo. Es un proyecto innovador, pero con una filosofía totalmente demostrada y recomendada por la Unión Europea, donde el eje principal es el paciente», matizó.

Por su parte, el Dr. Óscar Castro destacó el papel del Consejo General en el fomento de las campañas de educación sanitaria que inciden en los hábitos de higiene dental, y donde la Fundación Dental Española, puntualizó, seguirá jugando un papel esencial. «Desarrollaremos una guía del niño sano, dirigida a la población general. Las cifras superiores al 54% de niños de entre 2 y 6 años que no han ido aún al dentista no son tolerables ni asumibles por la profesión».

Evolución de los tratamientos. Fuente OSOE.
Evolución de los tratamientos. Fuente OSOE.

Asimismo, apuntó en su intervención a que la atención oral en España se enfrenta a importantes retos, como «el reforazamiento de los PADI por parte de las Administraciones Públicas, solicitaremos atención dental de calidad para la población española con discapacidad, reforzaremos la implantación de programas integrales de salud oral en las embarazadas, reclamaremos que los pacientes mayores con bajos recursos económicos tengan acceso a una atención dental básica y estableceremos mecanismos que permitan aumentar la asistencia dental rutinaria de España», explicó. A este respecto alertó sobre el hecho de que «solo acude al dentista anualmente uno de cada dos españoles, situando a España a la cola de la asistencia dental europea. La falta de regulación de la asistencia dental en España nos obligará a solicitar a las Administraciones Públicas una ley marco nacional para regular la publicidad sanitaria en todo el país y que el control de las clínicas dentales recaiga sobre los profesionales», finalizó.

Cambios entre 2010 y 2015

Respecto a las diferencias entre los datos recogidos en los dos libros blancos, es decir, entre 2010 y 2015, el Dr. Juan Carlos Llodra, secretario general del Consejo General, se manifestó un tanto decepcionado. «Ver que han pasado cinco años y no han mejorado las cifras de asistencia al dentista, a pesar de todos los esfuerzos, de los mensajes que lanzamos de forma constante sobre aspectos tan relevantes como el cáncer oral y de la importancia de las revisiones periódicas no nos lleva al optimismo».

Además, el Dr. Llodra manifetó su solidaridad con el sector de la población española que en este tiempo lo ha pasado mal en todos los aspectos, incluidos los relativos a los cuidados odontológicos básicos. «Por eso, es una prioridad estrategia y política del presidente del Consejo General, del Comité ejecutivo y de todos los presidentes regionales luchar para reclamar unos cuidados odontológicos básicos de calidad. No puede ser que en España en 2016 la población discapacitada o las mujeres embarazadas no tengan una asistencia odontológica digna. Estamos en Europa, no en África», denunció Llodra.

No obstante, también sacó la parte positiva de los datos del último lustro. «Vamos viendo cómo muy lentamentemente, pero de forma clara, la población va valorando la prevención. Los dentistas van dedicando cada vez un mayor tiempo de trabajo a la prevención. Vamos poco a poco por la senda de convencer a la población española de la importancia de la salud oral en el contexto de la salud general».