De izda. a dcha., Pedro J. Ramírez, Josep Piqué, Luis de Guindos, el Dr. Ramón Soto-Yarritu, Francisco de la Torre y el Dr. Vicente Jiménez.

La formación de un gobierno estable, principal preocupación de los ponentes

Luis de Guindos, Francisco de la Torre, Josep Piqué y Pedro J. Ramírez debatieron sobre las principales preocupaciones económicas ante la incertidumbre política en España.

Bajo el título «¿Cómo puede afectar la situación política nacional en la economía actual?», el Colegio de Odontólogos de Madrid (COEM) celebró en su sede una nueva entrega de los Foros de Actualidad, al que acudieron figuras de la primera línea política y económica de nuestro país. Así, Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad en funciones; Francisco de la Torre, diputado de Ciudadanos en el Congreso por Madrid; Pedro J. Ramírez, director de «El Español», y Josep Piqué, vicepresidente y consejero delegado de OHL, fueron los participantes en este encuentro, que estuvo moderado por el Dr. Vicente Jiménez López, presidente de los Foros de Actualidad del COEM.

El Dr. Ramón Soto-Yarritu Quintana, a la sazón presidente de la organización colegial madrileña, fue el encargado de resumir las principales ideas debatidas durante el encuentro, entre las que destacaron la necesidad de formar un gobierno estable en nuestro país, la situación en Cataluña, el mercado internacional asiático y las repercusiones de la crisis económica en el comportamiento sociopolítico de los españoles.

De izda. a dcha., Pedro J. Ramírez, Josep Piqué, Luis de Guindos, el Dr. Ramón Soto-Yarritu, Francisco de la Torre y el Dr. Vicente Jiménez.
De izda. a dcha., Pedro J. Ramírez, Josep Piqué, Luis de Guindos, el Dr. Ramón Soto-Yarritu, Francisco de la Torre y el Dr. Vicente Jiménez.

Luis de Guindos, que celebró las buenas perspectivas de crecimiento apuntadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó que «la economía española ha entrado este año, a una velocidad de crucero, en la senda del crecimiento, con un 3,5%, y llevamos tres años seguidos de superávit en la balanza de pagos». Sin embargo, hay elementos de vulnerabilidad presentes en nuestro país, como la situación del mercado laboral o la deuda total del país que constituyen «una tarea ingente para el próximo gobierno de España».

Por su parte, Francisco de la Torre destacó como problemas importantes «la elevada deuda pública y el proyecto separatista en Cataluña». «Tenemos un horizonte complicado desde el punto de vista político, que influirá en la situación económica, pero vamos a saber conjurarlo. Realizar elecciones anticipadas o formar gobiernos que tengan en su ADN ir en contra de la economía de mercado es una forma de fracasar, y el fracaso no es una opción», manifestó.

Pedro J. Ramírez hizo un llamamiento para «exigir a los políticos que cumplan con su obligación, que es proporcionar un gobierno estable para los españoles. No sólo existen las opciones de investir a Mariano Rajoy, la de que Pedro Sánchez forme un gobierno con Podemos y otros grupos nacionalistas o la de convocar elecciones –lo que crearía mucho desconcierto–, existen muchas más alternativas y el plazo de dos meses debe ser apurado al máximo para alcanzarlas».

Por último, Josep Piqué explicó que «la palabra que define el estado actual de ánimo de los agentes económicos ante la situación política es la incertidumbre, lo contrario de la estabilidad y predictibilidad. La situación política afecta indudablemente a la economía: se empiezan a paralizar decisiones y, si esa paralización se consolida, sin duda tendrá un impacto económico negativo». Durante el encuentro se entregó la Insignia de Oro Colegial del COEM a Luis de Guindos en reconocimiento a su labor al frente del Ministerio de Economía y Competitividad durante estos últimos cuatro años.