Exige que se garanticen los derechos de pacientes y profesionales

coem2El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) quiere mostrar su preocupación y apoyo a los profesionales y pacientes afectados por el suceso del presunto fraude fiscal a los franquiciados de la cadena de clínicas dentales Vitaldent.

“Desde el COEM estamos francamente preocupados por las consecuencias que puede tener el caso Vitaldent para pacientes y profesionales. Casos como éste son la consecuencia de que prime el interés económico por encima del cuidado de la salud», señala el Dr. Antonio Montero, presidente del COEM.

Para el COEM, «esta es una de las consecuencias de la actual legislación vigente en España, por la que la apertura de una clínica dental puede ser realizada por cualquier empresa privada o particular ajeno a la Odontología, siendo el único requisito necesario que un dentista colegiado figure como responsable sanitario del centro, sin responsabilidad en el plano económico y de gestión».

Pacientes y dentistas se ven igualmente afectados por el funcionamiento de estos negocios «donde la ética deontológica está claramente ausente», afirma el doctor Montero. «Desde el COEM trabajamos con ahínco para que se modifique la ley y se establezca un modelo de negocio odontológico que ofrezca mayor protección a pacientes y profesionales”, continúa.

El COEM ha realizado numerosas campañas para fomentar una correcta atención bucodental y ha denunciado algunas prácticas, observadas en las acciones de Vitaldent, entre ellas, la publicidad agresiva para atraer a los pacientes.

En todo caso, el COEM dará seguimiento a la situación creada a los efectos de tratar de que se garanticen los derechos de pacientes y profesionales.