En el último año han presentado 32 denuncias ante el gobierno vasco

El Colegio de Dentistas de Gipuzkoa ha alertado del elevado crecimiento de las denuncias que ha tenido que presentar ante el Gobierno vasco por publicidades sanitarias irregulares, mostrando, además, su preocupación por la correlación entre estas prácticas y un incremento de las consultas y reclamaciones presentadas por los pacientes en el Colegio.

En concreto, el Colegio de Dentistas de Gipuzkoa ha presentado 32 denuncias en los últimos doce meses ante la Comisión de Publicidad del Gobierno vasco, si bien solo tiene conocimiento de que se hayan abierto dos expedientes sancionadores. Por ello, el colegio considera necesario que el Gobierno vasco agilice la tramitación de los casos denunciados pendientes, reclamando, al mismo tiempo, que la nueva normativa de publicidad sanitaria sea más exigente y eficaz para atajar la publicidad irregular. Además, apunta que algún centro ha sido denunciado hasta en cinco ocasiones consecutivas, sin que se tenga conocimiento de que se haya abierto ningún expediente sancionador.

El presidente del Colegio guipuzcoano, el Dr. Tomás Gastaminza, recuerda que están colaborando con la Administración vasca para crear una norma que sea «un referente legal moderno que realmente proteja al ciudadano, que es la víctima cuando hay un problema». Además, apunta que se han multiplicado las reclamaciones y las consultas «coincidiendo con la aparición de publicidades que hacen promesas irreales o engañosas».

Asesoramiento colegial

Las quejas presentadas por pacientes ante el Colegio permiten constatar que la mayoría son de publicidades irregulares. Abundan los casos de quejas de pacientes a los que se les ha «empujado» a endeudarse por adelantado para financiar unos tratamientos que finalmente no se pueden realizar. También se dan numerosas quejas de pacientes descontentos por el tratamiento que han recibido seducidos por publicidades confusas.

El Colegio de Dentistas de Gipuzkoa considera que la promoción de servicios médicos debe estar regulada mediante criterios estricta y puramente sanitarios, y que las autoridades deben velar para que así sea. De hecho, el Colegio abre sus puertas para asesorar sobre las dudas que despierten ofertas o publicidades en materia de salud dental.