El Dr. David Gallego durante una de las clases prácticas del curso celebrado en Cáceres.

Santander y Cáceres, sede de las citas formativas

El Dr. David Gallego durante una de las clases prácticas del curso celebrado en Cáceres.
El Dr. David Gallego durante una de las clases prácticas del curso celebrado en Cáceres.

La periimplantitis es hoy en día una realidad en las consultas odontológicas. Para ayudar a los profesionales a tratar a los pacientes afectados por esta patología, la Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB) organizó en la sede del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cantabria, sita en Santander, un curso específico que corrió a cargo del Dr. Luis Antonio Aguirre Zorzano.

El profesor titular de Periodoncia de la Universidad del País Vasco abordó en una primera parte aspectos relativos a prevalencia, etiología, diagnóstico y tratamiento de la periimplantitis, ilustrándolo con diferentes casos clínicos. A continuación, el dictante planteó varias cuestiones que se caracterizan por no tener un consenso clínico, estableciéndose así un debate entre los asistentes que formularon diferentes preguntas, siendo de especial interés todas aquellas referentes a la prevención y al tratamiento de esta patología.

El Dr. Luis Antonio Aguirre Zorzano, ponente del curso de Santander, con la Dra. Agurne Uribarri –izda.– y Ruth Estefanía.
El Dr. Luis Antonio Aguirre Zorzano, ponente del curso de Santander, con la Dra. Agurne Uribarri –izda.– y Ruth Estefanía.

Formación teórico-práctico

Por otra parte, a primeros de octubre, las instalaciones del Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMIJU) acogieron la celebración de la duodécima edición del Curso de Microcirugía en Odontología y Cirugía Bucal que organizan cada año conjuntamente el centro extremeño y la SECIB.

El curso, que fue inaugurado por los doctores Carmen Calles, coordinadora de la Unidad de Microcirugía del CCMIJU; Javier Cabezas, coordinador del curso de Microcirugía Bucal, y David Gallego, presidente de la SECIB, constó de una parte teórica, en la que los asistentes pudieron conocer y ampliar conocimientos en torno a la microcirugía y de otra parte eminentemente práctica.

En esta última los cursillistas desarrollaron una progresiva curva de aprendizaje en destrezas y capacidades manuales mediante la utilización del microscopio para distintas técnicas quirúrgicas en modelos animales: desde una toma de contacto inicial sobre pletina inorgánica a disecciones y sutura término-terminal de la arteria carótida en roedor vivo, pasando por trabajo específico sobre mandíbula de cerdo o cuello de pollo.