273_CongresoSESPO
La Dra. Mª Victoria Mateos Moreno aboga por una Odontología preventiva y comunitaria.

En Madrid, 13 y 14 de noviembre de 2015

Bajo el título «Identificar el riesgo para tratar las enfermedades orales», el Círculo de Bellas Artes de Madrid acogerá la vigesimoprimera edición del Congreso de la Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO), presidido por la doctora María Victoria Mateos Moreno, quien defiende que la prevención debe ser una parte más del tratamiento odontológico.

¿Qué objetivos se han marcado de cara a la celebración del XXI Congreso de la SESPO?
—Aprender a identificar los factores de riesgo de distintas enfermedades orales, promover las tendencias actuales que entienden la prevención como una parte más del tratamiento de las lesiones orales –no sólo de las secuelas que éstas producen–, y constituir distintos foros de intercambio de opiniones con los objetivos anteriormente propuestos.

—¿Qué les ha llevado a elegir el lema «Identificar el riesgo para tratar las enfermedades orales»?
—Actualmente, el avance de nuevas técnicas preventivas y diagnósticas hace posible, en los distintos ámbitos de la Odontología, identificar, de forma precoz, factores o indicadores de enfermedad. Estamos avanzando hacia una Odontología menos mecanizada que trata la enfermedad, no sólo la secuela de la misma.

—¿Qué profesionales participarán en las ponencias y sobre qué temas versarán?
—Tendremos, entre otros, a la doctora Gail Douglas, profesora de la Universidad de Leeds (Reino Unido), que analizará en profundidad el sistema de identificación de caries ICDAS II; o al doctor Alejandro Mira, que actualmente trabaja en la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), y que nos presentará un nuevo test de diagnóstico de riesgo de caries que han desarrollado recientemente y hablará sobre nuevos conceptos de microbiología oral y su repercusión en el diagnóstico y en el manejo del riesgo de caries. Contaremos también con expertos en remineralización dental como la Dra. Ivana Miletic, profesora de la Universidad de Zagreb (Croacia).

—Además de conferencias, se han programado talleres y mesas de trabajo. ¿Qué aspectos se abordarán en el marco de estas actividades?
—Además de las conferencias teórico-prácticas con la exposición de casos clínicos, vídeos, etc. sobre la identificación precoz de la enfermedad de la caries, se desarrollará una mesa redonda sobre los distintos sistemas de salud bucodental en España, con participación de representantes de distintas consejerías de Sanidad de una serie de comunidades autónomas. Por otro lado, se realizarán talleres prácticos sobre distintos materiales utilizados en Odontología de mínima intervención y sobre sistemas informáticos que permiten recoger todos los factores de riesgo, así como los protectores y los indicadores de enfermedad.

—¿Han programado alguna actividad social para los congresistas y sus acompañantes?
—El lugar elegido para celebrar el congreso es el Círculo de Bellas Artes, que se encuentra situado en el corazón de Madrid, en la confluencia entre las calles Alcalá y Gran Vía, donde existe una gran oferta cultural, monumental y de ocio. Los asistentes tendrán la posibilidad de realizar una visita guiada nocturna por el centro de la ciudad para descubrir los monumentos o rincones más interesantes, así como su historia y sus tradiciones.

273_CongresoSESPO—¿Para qué tipo de perfiles profesionales está pensada esta cita científica?
—Queremos y deseamos implicar a todos los profesionales del sector dental, con la intención de que la Odontología preventiva impregne cada ámbito de la misma. Por supuesto, estaremos encantados de contar con la presencia y el apoyo de higienistas bucodentales, cuyo trabajo es tan importante en esta disciplina.

Nos gustaría, además hacer especial hincapié en la Odontología comunitaria como herramienta imprescindible en el diagnóstico precoz de enfermedades orales, y como ámbito en el que la Odontología preventiva cobra una gran relevancia. La labor que se desempeña en Atención Primaria y Hospitalaria es complicada, pero a la vez muy gratificante y con un importante componente social. Es por eso por lo que nos gustaría incluir a este colectivo odontológico.

Para nosotros es también muy importante contar con la asistencia de los estudiantes de todas las universidades. Ellos son el futuro de la profesión y estamos seguros de que sabrán transmitir el nuevo enfoque de la Odontología, basada en la mínima intervención y en la identificación de factores de riesgo.

—¿Qué les reportará a los profesionales la asistencia a este congreso?
—La caries y la enfermedad periodontal, según las últimas encuestas epidemiológicas nacionales y multitud de artículos científicos internacionales, sigue constituyendo un problema de salud de una altísima prevalencia, por lo que consideramos muy importante invertir todos nuestros esfuerzos en la prevención del desarrollo de las mismas.

En este congreso, no sólo se realizarán conferencias magistrales, sino que también hemos desarrollado talleres teórico-prácticos en los que se podrán exponer y debatir los temas de forma más cercana.

Contaremos con la presencia de ponentes nacionales e internacionales de alto prestigio en el ámbito de la Odontología preventiva y comunitaria, que sin duda nos aportarán conocimientos muy novedosos que podremos aplicar a nuestra clínica diaria, con la consecuente mejora y mantenimiento de los niveles de salud oral de nuestros pacientes. El diagnóstico de riesgo de las enfermedades orales y el tratamiento mínimamente invasivo diferencian a los nuevos profesionales de la Odontología del siglo XXI.

—La Odontología comunitaria es una herramienta imprescindible en el diagnóstico precoz de enfermedades orales. ¿Qué nuevas técnicas preventivas y diagnósticas están permitiendo identificar factores o indicadores de enfermedad?
—El riesgo de caries se determina valorando los factores de riesgo y los protectores a los que está expuesto el individuo, además de los signos clínicos de enfermedad presentes. Se basa en la historia clínica del paciente, que incluye anamnesis, exploración y pruebas complementarias. Básicamente, se recoge en qué medida están presentes los factores causales, cómo está el sistema defensivo del hospedador, las secuelas que la enfermedad ha causado hasta el momento, así como el tipo y calidad de los tratamientos recibidos.

En la actualidad disponemos de distintos modelos para evaluar el riesgo de caries –los que más capacidad predictiva tienen son Cariogram y CAMBRA–. Hoy en día se puede identificar a los individuos que están más expuestos a desarrollar lesiones (alto riesgo) y, a través de medidas preventivas y terapéuticas, cambiar su potencial de contraer la enfermedad (bajo riesgo) mediante la puesta en marcha de estrategias de prevención y manejo de la enfermedad.

Más información: www.sespo2015.com