Marcel Martín pone a disposición de los lectores de GACETA DENTAL su conocimiento y experiencia para resolver las dudas y problemas que se presentan en la práctica diaria. Pueden hacernos llegar sus consultas por e-mail a: redaccion@gacetadental.com, indicando «para el consultorio de fotografía digital». Las cuestiones serán atendidas lo antes posible, por orden de recepción.

¿Me podría aclarar la diferencia entre tubo de extensión, de aproximación y el teleconvertidor?

Los tubos de extensión o de aproximación son exactamente lo mismo y su función es permitir acercarnos más a lo que queremos fotografiar para que el motivo nos quede más grande en el fotograma.

Por ejemplo, si el objetivo que tenemos en la cámara nos permite una distancia mínima de enfoque de 20 centímetros, al ponerle el tubo de extensión o aproximación nos permitirá poder hacer una toma a una distancia menos, dependiendo del tamaño del tubo. Cuanto más largo sea este dispositivo, más cerca podremos situarnos de aquello que queremos fotografiar.
Esta fórmula aplicada a la fotografía dental tiene el riesgo de llegar a tocar la cara del paciente en el momento de enfocar y eso no es recomendable.

Además de los tubos, también tendríamos la opción de utilizar una lente de aproximación, que según las dioptrías que le pongamos nos permitirá acercarnos más o menos.

El teleconverter o duplicador de distancia focal es totalmente distinto. Este dispositivo nos permite realizar la misma toma que haríamos sin él, pero a una mayor distancia. Poniendo el mismo ejemplo que en el caso anterior, si el objetivo que tenemos nos permite hacer la toma a 20 centímetros y le añadimos un teleconverter x2, podremos realizar la fotografía a unos 40 centímetros, es decir, duplica la distancia focal. De esta forma, nos convierte un objetivo de 50 mm. en uno de 100 mm. Hay teleconvertidores que multiplican x1,4, x2 y x4.

Tanto el tubo de extensión como el teleconverter van puestos entre el objetivo y el cuerpo de la cámara y su único inconveniente es que con su uso se pierde algo de luminosidad.

 

Estuve en el curso que impartió en la Universidad de Sevilla en el mes de marzo del pasado año y quiero agradecerle su labor puesto que aún hago uso de los conceptos que me enseñó. No obstante, ahora me surge una pregunta: ¿Cómo debo tratar en Photoshop una fotografía intraoral para dejar en negro la parte inferior de la boca perfilando el borde incisal superior?

Para no tener que manipular las fotografías, creo que sería más sencillo utilizar un contrastador negro de fondo. De esta manera, conseguirá un efecto de mayor calidad que modificando la fotografía con Photoshop.

En el mercado tiene varias opciones como los contrastadores planos de Nichrominox, que están disponibles en silicona o metálicos, o los Flexipalette.

Para que el fondo quede uniforme debe poner el contrastador negro completamente plano al borde incisal para que la luz no se refleje en este dispositivo.

Espacio patrocinado por:

Fotolandia dental