El Consejo General de Dentistas quiso concienciar a la población de la importancia que tiene cuidar la salud bucodental en los pacientes con diabetes con motivo del Día Mundial de la enfermedad, conmemorado el pasado 14 de noviembre.

Según las últimas investigaciones, hay una relación directa entre diabetes y enfermedad periodontal, la cual es bidireccional. La enfermedad periodontal podría perjudicar el control de la glucemia en los diabéticos y, a su vez, la diabetes contribuye a aumentar el riesgo de enfermedades periodontales. Es decir, los pacientes con enfermedad periodontal podrían tener diabetes de tipo 2 con más frecuencia que los que tienen las encías sanas con un mayor riesgo de sufrir complicaciones.

Por un lado, los diabéticos con periodontitis avanzada tendrían un riesgo tres veces mayor que los diabéticos sin periodontitis de sufrir complicaciones vasculorrenales y cardiovasculares severas. Además, la posibilidad de insuficiencia renal irreversible es cinco veces mayor que en los que tienen las encías sanas. Al mismo tiempo, los adultos con diabetes mal controlada tienen un riesgo tres veces más alto de tener enfermedad periodontal que aquellos que no padecen esta enfermedad o la tienen controlada. Hay que tener en cuenta además, que la enfermedad periodontal progresa más rápido en diabéticos mal controlados.

Consejos

La institución, con el fin de concienciar a la población, ha ofrecido unos consejos a los pacientes que sufren esta enfermedad. Primero deberán acudir al dentista, al menos dos veces al año, así como extremar su higiene oral cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas finas y con flúor, siendo recomendable que utilicen hilo dental. Y por último, deberán consultar de inmediato al dentista ante la sospecha de cualquier lesión o alteración de la boca.

La iniciativa del Consejo fue secundada por algunos colegios, como el balear.