dineroEl 1 de enero se producirá la anunciada subida del IVA en algunos medicamentos y productos sanitarios. Desde el Consejo General informan que, a partir de este día, con la entrada en vigor de la Ley 28/2014, serán de especial relevancia para la profesión las siguientes modificaciones en la aplicación de los tipos impositivos del IVA a los medicamentos y productos sanitarios:

Pasan del 4% al 21%:

– Las sustancias medicinales y los principios activos de los medicamentos para uso humano, así como los productos intermedios para la fabricación de dichos medicamentos.

Pasan del 10% al 21%:

– Los equipos médicos, aparatos, productos sanitarios y demás instrumental, de uso médico y hospitalario.

Mantienen la tributación al 10%:

– Los productos sanitarios para uso personal y exclusivo de personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, objetivamente diseñados para aliviar o tratar tales deficiencias.
– Las prótesis, órtesis e implantes internos (salvo para personas con discapacidad en cuyo caso sigue siendo de aplicación el tipo del 4%).
– Los productos farmacéuticos susceptibles de uso directo por el consumidor final (gasas, vendas y análogos).

Mantienen la tributación al 4%:

– Los medicamentos de uso humano, las fórmulas galénicas, magistrales y preparados oficinales.
– Las prótesis, órtesis e implantes internos para personas con discapacidad en grado igual o superior al 33%.

Se mantiene la exención de los servicios de dentistas y protésicos dentales en los siguientes términos: Artículo 20.Uno 5.º «Las prestaciones de servicios realizadas en el ámbito de sus respectivas profesiones por estomatólogos, odontólogos, mecánicos dentistas y protésicos dentales, así como la entrega, reparación y colocación de prótesis dentales y ortopedias maxilares realizadas por los mismos, cualquiera que sea la persona a cuyo cargo se realicen dichas operaciones».

Además, en relación a esta nueva tributación por IVA, informan desde el Consejo que se está recibiendo información más detallada procedente del sector dental. Así, se considera que la subida del IVA al 21% afectará a aquellos productos dentales que, una vez utilizados por el odontólogo, no permanezcan en la boca del paciente. Por ejemplo:

– Aparatología dental: motores de Endodoncia, contra ángulos, lámparas de fotocurado, piezas de mano, turbinas…
– Material desechable: batas, paños, guantes jeringas, aspiradores, rollos de esterilización…
– Instrumental de odontología: fresas, fórceps, pinzas, espejos….
– Materiales de profilaxis, impresión dental, desinfección, radiografía…

Por otro lado, los productos dentales a los que se aplicará el tipo de IVA reducido (10%) son aquellos que permanecen en la boca después de ser utilizados por el odontólogo, como por ejemplo: Adhesivos y cementos, composites, puntas de gutapercha o implantes dentales.