IX Campaña de atención a los niños bielorrusos. Monitores, niños, dentistas, alumnos y profesores (Mª del Carmen Machuca, coordinadora de la actividad, y Daniel Torres, vicedecano de Gestión Clínica) de la Facultad de Odontología.

Odontología solidaria en la Universidad de Sevilla

La Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla lleva nueve años realizando una acción benéfica social destinada a los niños bielorrusos procedentes de las zonas afectadas por el accidente de la central nuclear de Chernobyl de 1986, cuya salud se encuentra afectada en distintos grados y, en especial, su salud bucodental. Se han realizado tratamientos odontológicos a los niños bielorrusos acogidos por la Confederación Santos Cirilo y Metodio, en representación de hermandades de cofradías y asociaciones de Sevilla, dentro del programa de Acogida Temporal.

Este programa comenzó en el año 2001 de la mano de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Expiración de Sevilla (Hermandad de «El Cachorro»), que respondió a la llamada de la Sociedad de Pediatras de Bielorrusia. En la Archidiócesis de Sevilla se constituyó la Confederación Santos Cirilo y Metodio, que agrupa a todas las hermandades y asociaciones sevillanas para coordinar el programa de acogida.

Programa de acogimiento y saneamiento

El programa consiste en acoger en familias sevillanas a los niños bielorrusos procedentes de las zonas afectadas durante cuarenta días, dentro de un entorno sano (aire, sol, alimentación), que les libere de las enfermedades producidas por la nube tóxica.

El programa acoge a niños bielorrusos de entre 8 y 17 años de edad. Hay que destacar la gran disminución del número de niños acogidos en este programa en los últimos años, en gran parte motivada por la crisis económica.

Enseñanza de higiene oral de los niños.
Enseñanza de higiene oral de los niños.

Atención Bucodental

La atención bucodental se realiza en el marco del convenio de colaboración entre la Universidad de Sevilla y la Confederación Santos Cirilo y Metodio y está coordinada por la profesora titular María del Carmen Machuca Portillo. El primer convenio de colaboración se firmó siendo decano el profesor José Luis Gutiérrez Pérez, que realizó los trámites establecidos frente al Rectorado que desembocó en la firma del citado convenio por el rector de la Universidad de Sevilla. Es una colaboración totalmente desinteresada de la Universidad, el Arzobispado y la Confederación.

Para que esta actividad se haga realidad todos los años, la Facultad de Odontología ofrece sus instalaciones y 30 gabinetes dentales totalmente equipados; las casas comerciales colaboran aportando el material necesario (material clínico para los tratamientos odontológicos y para obsequiar a los niños); y culmina con la participación, también solidaria, de un gran número de dentistas, profesores, estudiantes y personal de administración y servicio. El trabajo en equipo de todos ha hecho posible que esta actividad se pudiera llevar a cabo durante tantos veranos y siempre agradeceremos su inestimable colaboración y ayuda (Figuras 1 y 2).

La actividad solidaria tiene lugar durante las dos primeras semanas de julio, pero la planificación y organización de la misma se desarrolla durante todo el año.

La profesora Mª del Carmen Machuca selecciona y dirige a los dentistas, profesores y estudiantes voluntarios de cada campaña; coordina con la Facultad de Odontología los gabinetes dentales e instalaciones necesarias para el cumplimiento de la actividad, así como los servicios administrativos necesarios; y organiza las reuniones de seguimiento, control y evaluación del convenio y la actividad anual. Macarena Zapata, gestora del centro, colabora en la organización de la actividad y solicita el material fungible para los tratamientos dentales y para obsequiar a los niños.

Hay que destacar el apoyo institucional del centro con el decano, el profesor Bullón, y el vicedecano de Gestión Clínica, el profesor Daniel Torres.

Tratamiento odontológico de los niños bielorrusos en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla.
Tratamiento odontológico de los niños bielorrusos en la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla.

Las hermandades de cofradías y asociaciones nos proporcionan las fichas médicas de los menores, con antelación a la fecha en la que van a ser atendidos, con el fin de poder organizar y coordinar todos los tratamientos. En ésta se especifican las vacunas, alergias y patologías médicas que padecen o han padecido. Los niños vienen con monitores y traen la autorización de sus padres y/o tutores legales de su país de origen. En los últimos años, Soledad Navarro, jefa de equipo del Archivo de Historias Clínicas y Recepción de Pacientes, ha hecho realidad la informatización de la gestión de historias clínicas de esta actividad solidaria, lo cual nos permite tener una planificación diaria informatizada de los pacientes y sus tratamientos. También es fundamental el apoyo del área de Almacén y Esterilización, coordinada por Concepción Bernal, así como la ayuda del personal de conserjería y la implicación de todo el personal de administración y servicios de la Facultad de Odontología de Sevilla en general.

En una primera visita se realiza una exploración oral (Figuras 3 y 4), un diagnóstico de la patología que presentan los niños y las instrucciones de higiene oral. También se planifica todo el tratamiento odontológico, determinando el número de visitas necesarias para que el niño regrese a su país libre de caries y se comienza el tratamiento. Para un correcto diagnóstico se realiza el examen radiográfico necesario para cada paciente.

Se enfatiza el programa preventivo de enseñanza de higiene oral (Figuras 5 y 6) para que el niño mantenga el estado de salud oral que conseguimos una vez finalizado el tratamiento, siendo motivo de gran satisfacción cuando el menor vuelve el próximo verano a nuestro país y continúa libre de caries.

Patología Oral

Se han realizado exámenes extra e intrabucales de todos los niños. En el examen intraoral se ha explorado:

a) Examen de la mucosa oral: destacamos la presencia de inserciones anómalas de frenillos (Figuras 7 y 8).
b) Examen dental: el diagnóstico más prevalente ha sido la caries dental en ambas denticiones (Figura 9), seguido por los defectos estructurales y de color del esmalte (Figura 10), desgaste funcional y las alteraciones de la erupción (retención de la dentición decidua) (Figuras 11 y 12). Se han observado manchas blancas, caries de superficies lisas y de hoyos y fisuras y caries profundas con afectación pulpar (Figura 13).
c) Examen periodontal: varios niños han presentado gingivitis por acúmulo de placa (Figura 14).
d) Examen de la oclusión: se han diagnosticado maloclusiones, destacando las sobremodidas (Figura 15) y mordidas cruzadas (Figura 16). No suelen tener problemas de apiñamiento.

Enseñanza de higiene oral de los niños.
Enseñanza de higiene oral de los niños.

Tratamiento Odontológico

Muy pocos niños bielorrusos han recibido tratamiento odontológico en su país y la primera visita al dentista la realizan con nosotros.

A la complejidad e importancia de la primera visita de un niño al dentista, hay que añadirle la diferencia del idioma y del país de origen. Destacamos la gran ayuda de los monitores con la traducción en el manejo del comportamiento de los niños para hacer posible el tratamiento odontológico necesario tanto en piezas permanentes como deciduas. Según la indicación del caso, se realizan: tartrectomía, selladores, aplicación de flúor, obturaciones (amalgamas de plata, composites), exodoncias, pulpotomía, pulpectomías y endodoncias.

Muchos de los tratamientos odontológicos que estos niños necesitan requieren un profesorado especializado y es por ello que desde los inicios de esta actividad solidaria han participado profesores especializados en tratamiento de niños, Endodoncia y Cirugía Bucal. Hay que destacar la participación y colaboración desde sus comienzos de los alumnos y profesores del Máster de Cirugía Bucal, coordinado por los profesores José Luis Gutiérrez Pérez y Daniel Torres Lagares, y del Máster de Odontopediatría, coordinado por la profesora Asunción Mendoza Mendoza.

En los primeros años de la actividad solidaria se llegaron a atender a cerca de 400 niños procedentes de 15 hermandades y asociaciones, y en los últimos años, ha disminuido bastante el número de niños acogidos y, concretamente, este verano se ha atendido a cerca de 100 niños.

En esta IX Campaña solidaria han acudido a la Facultad un porcentaje mayor de niñas (71%) que de niños. Han presentado caries el 90%, en un rango de una a once caries, con una media de cuatro caries por niño bielorruso. Hay que destacar que el 38% han presentado tres o menos caries y el 9 % tenían diez o más caries.

Hay menores que han necesitado varias visitas para terminar el tratamiento odontológico. El rango de visitas ha sido de entre una y cinco, destacando que el 20% han sido tratados en más de tres visitas.

Análisis de la literatura

Existe una gran dificultad a la hora de comparar nuestros resultados de patología oral y necesidades de tratamiento odontológico de la población de niños bielorrusos con los estudios publicados en la literatura científica, puesto que la mayoría de ellos están en idioma ruso y son muy pocos los estudios publicados sobre la repercusión oral tras la exposición a radiación por accidente nuclear.

Acto de agradecimiento de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla a las empresas que han colaborado en las campañas de atención a los niños bielorrusos.
Acto de agradecimiento de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla a las empresas que han colaborado en las campañas de atención a los niños bielorrusos.

Yablokov (1) recopiló diversos estudios, destacando en población adulta, en los liquidadores (personas que llevaron a cabo las operaciones de limpieza de las centrales nucleares), una prevalencia de enfermedad periodontal del 82% y de osteoporosis difusa mandibular de un 88,2%. En población infantil señaló una mayor prevalencia de enfermedad periodontal y una mayor incidencia de caries graves y reducción de la resistencia del esmalte dental al ácido en los niños de los territorios altamente contaminados, donde tan sólo el 9,1% de los nacidos después del accidente de Chernobyl presentaban una estructura dental normal, frente a un 32,6% de los niños que presentaban alteraciones estructurales antes de la catástrofe.

Spivak (2), en 2004, realizó un estudio de corte transversal para determinar la relación entre el aumento de la incidencia de caries y la exposición a la radiación en Chernobyl, y observó una mayor prevalencia de caries con significación estadística en los niños que habitan territorios contaminados, con 9,1±3,5 frente a 5,7±1,4 de los niños libres de radiación.

Froidevaux (3) estudió la incorporación de Sr-90 a los dientes deciduos desde el año 1950 al 2002, y observó cómo la incorporación del Sr-90 a la cadena alimentaria tras el accidente de Chernobyl también se manifestaba a nivel dental, incorporándose este compuesto a los dientes deciduos, por lo que existe una correlación positiva entre los niveles de Sr-90 en la dieta alimentaria y los de esta misma sustancia incorporada a los dientes. Tras el accidente de Chernobyl se midieron niveles tres veces superiores de Sr-90 en la población de los liquidadores. Varios estudios investigan y comparan modelos matemáticos para medir las dosis de absorción del Sr-90 en los tejidos dentales (4-5).

Décima Campaña en 2015

La actividad de atención odontológica a niños bielorrusos, que viene realizando de forma potente la Facultad de Odontología de la Universidad de Sevilla durante los últimos nueve años, es uno de los puntales de las actividades solidarias de nuestro centro. El año que viene, la primera quincena del mes de julio, estaremos de nuevo implicados en la continuación de este proyecto, y si algún compañero se anima a acompañarnos, no dude en sumarse a esta gran iniciativa, pudiendo contactar con nosotros por correo electrónico (mmachuca@us.es).

[accordion]

[accordion_item title =”Bibliografía”]

1. Yablokov AV, Nesterenko VB, Nesterenko AV. Chernobyl: Consequences of the Catastrophe for people and the Environment. Ann N Y Acad Sci, 2009; 1181: 58-160.
2. Spivak K, Hayes C, Maguire JH. Caries prevalence, oral health behavior, and attitudes in children residing in radiation-contaminated and -noncontaminated towns in ukraine. Community Dent Oral Epidemiol, 2004; 32 (1): 1-9.
3. Froidevaux P, Geering JJ, Valley JF. 90Sr in deciduous teeth from 1950 to 2002: The swiss experience. Sci Total Environ, 2006; 31; 367 (2-3): 596-605.
4. Shishkina EA, Lyubashevskii NM, Tolstykh EI, Ignatiev EA. A mathematical model for calculation of 90Sr absorbed dose in dental tissues: elaboration and comparison to EPR measurements. Appl Radiat Isotopes, 2001; 55: 363-74.
5. Ivannikov AI, Gaillard-Lecanu E, Trompier F, Stepanenko VF, Skvortsov VG, Borysheva NB, Tikunov DD y Petin DV. Dose reconstruction by EPR Spectroscopy of tooth enamel: application to the population of Zaborie Village exposed to high radioactive contamination after the Chernobyl accident. Health Phys, 2004; 86 (2): 121-134.

[/accordion_item]

[/accordion]