Baleares inaugura la primera clínica solidaria para ofrecer atención bucodental a los más desfavorecidos
Los integrantes del proyecto solidario, durante la presentación de la Clínica Coloma Vidal.

Es un proyecto del Colegio balear y Dentistas Sobre Ruedas

El objetivo de esta consulta solidaria es garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la salud bucodental.

Baleares inaugura la primera clínica solidaria para ofrecer atención bucodental a los más desfavorecidos
Los integrantes del proyecto solidario, durante la presentación de la Clínica Coloma Vidal.

La Clínica Dental Solidaria Coloma Vidal (CDSCV) es el nombre de la primera consulta destinada a prestar atención bucodental a las personas sin recursos de Baleares. Este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración entre el Colegio de Dentistas balear y la ONG Dentistas Sobre Ruedas (DSR).

La CDSCV pretende responder a las necesidades odontológicas de quienes no tienen recursos económicos suficientes para costearse tratamientos bucodentales no cubiertos por la Seguridad Social. Para ello, la clínica cuenta con un gabinete dental totalmente equipado en el que trabajarán voluntarios de las diferentes áreas de la Odontología (dentistas, auxiliares y protésicos) y educadores sociales. En esta clínica se realizarán los mismos tratamientos que en una consulta privada: Periodoncia, Odontopediatría (solo para pacientes no beneficiarios del PADI), obturación y reconstrucción, Cirugía, Endodoncia, Prótesis, etc.

La CDSCV es un proyecto a tres bandas, ya que ha sido posible gracias al trabajo y la estrecha colaboración de Dentistas Sobre Ruedas (DSR), el Colegio de Dentistas de Baleares y distintos ayuntamientos y organizaciones sociales de diferentes pueblos de las Islas, que han agrupado en esta iniciativa las acciones solidarias que deseaban llevar a cabo al observar la dura situación a la que deben enfrentarse día a día muchas familias de las islas.

Los destinatarios

Los ayuntamientos y los servicios sociales serán quienes se encarguen del filtraje y derivación de los pacientes beneficiarios en función de su situación socio-económica. Así, la clínica podrá atender a quienes no puedan hacer frente al coste de una atención bucodental óptima.

El perfil de usuario al que se desea destinar la ayuda está constituido por personas que demanden tratamientos que no cubre la Seguridad Social y no cuenten con los recursos económicos necesarios para costearse un odontólogo privado; aquellas que se encuentren bajo seguimiento y estén recurriendo al apoyo social de los servicios sociales municipales; y que, además, sean capaces de cumplir con las responsabilidades que se desprenden de cada tratamiento, como asumir buenos hábitos de salud oral, realizarse un seguimiento y asistir a todas las citas que se requieran.

Cómo acceder al proyecto

Los servicios sociales municipales derivarán a los pacientes de este perfil cumplimentando un documento y enviándolo por correo a la clínica dental, y desde la consulta solidaria se contactará con los beneficiarios para darles cita.

Hasta el momento los ayuntamientos que se han adherido al proyecto a través de la firma de convenios son: Algaida, Ariany, Búger, Costitx, Esporles, Lloret, Llubí, MontuÏri, María de la Salut, Petra, Pollença, Sant Joan, Santa Eugènia, Sencelles, Sineu, Vilafranca, Campos y Sant Llorenç.

Por otra parte, si una persona necesita atención bucodental y cumple con los requisitos puede ponerse en contacto con los servicios sociales. En el caso de que no exista convenio de colaboración establecido con el ayuntamiento, se insta a los posibles beneficiarios a que contacten con el órgano pertinente para hacerlo conocedor del proyecto y sus ventajas.

Sostenibilidad económica

La clínica se financiará con recursos propios de Dentistas Sobre Ruedas (DSR), aportaciones del Colegio Oficial de Dentistas de Baleares y patrocinios y colaboraciones de empresas privadas. Además, como parte del compromiso del paciente, se espera que éste contribuya económicamente con diez euros por visita, para garantizar una mayor implicación y responsabilidad en el procedimiento odontológico y fomentar la solidaridad.

Los dentistas voluntarios se comprometen a realizar el máximo de tratamientos posibles en cada visita para minimizar los costes y agilizar el trabajo.