Un centro abierto al mundo
El edificio de la Facultad de Medicina y Odontología se encuentra en pleno centro de la capital del Turia.

Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia

Una formación de grado y postgrado esencialmente práctica, una apuesta clara y decidida por la investigación en distintas áreas de la Odontología y el fomento de programas de intercambio estudiantil y de profesorado con otras instituciones educativas son tres de los pilares básicos sobre los que se asientan los estudios de Odontología en la Universidad de Valencia.

Un centro abierto al mundo
La intensa actividad de la clínica odontológica garantiza prácticas a los alumnos tanto de Grado como de postgrado.

Ya son 35 años los que forjan la historia de la formación odontológica en Valencia, un periodo de tiempo que, como en otras tantas ciudades, tiene tres puntos clave. En 1978 se empiezan a impartir los estudios en la por aquel entonces Escuela de Estomatología; en 1987 se estrena la licenciatura y en 2011 se instaura el Grado, tras la adaptación de los estudios en bloque, tal y como eligieron los alumnos del centro. «Creamos unos cuadros de adaptaciones. Fuimos la primera universidad que acabó en España este proceso, y fuimos también la primera que ha inscrito su reconocimiento en la Unión Europea, en agosto de 2012», explica el Dr. José Manuel Almerich, actual director de la Fundación Lluis Alcanyis –organismo encargado de la gestión de las clínicas de Ciencias de la Salud de la UV– y profundo conocedor de la facultad valenciana, tras ocupar durante siete años el vicedecanato de Odontología y otros seis la dirección del departamento de Estomatología.

Sobre si ha cambiado mucho o no el modelo formativo, todas las personas con las que nos entrevistamos en Valencia destacan que en el caso concreto de su facultad, es un modelo de enseñanza que ya se llevaba practicando desde hace mucho tiempo. «Formamos odontólogos y eso era igual antes que ahora. Los planes de estudio podrán cambiar, la manera de ponerlo en un papel o de plantearlo, pero el objetivo final es siempre el mismo: formar a un profesional capacitado para ejercer sobre sus pacientes un tratamiento odontológico y creo que esto siempre lo hemos cumplido. Ya sea Licenciatura o Grado. Se han cambiado algunas costumbres, se han modernizado los sistemas de evaluación, pero al final lo que se ha hecho es reconocer algo que ya existía», destaca el Dr. Antonio Fons, profesor titular de Prostodoncia y Oclusión.

La formación práctica por bandera

Y es que el componente práctico, por el que tanto ha abogado el Plan Bolonia, ha sido siempre bandera en la formación odontológica de la Universidad de Valencia, que ofrece a sus estudiantes 72 gabinetes totalmente equipados.

Un centro abierto al mundo
La Dra. Montserrat Catalá, vicedecana de Odontología de la Universidad de Valencia.

«Los alumnos son conscientes del esfuerzo que hacemos por mantener las prácticas clínicas reales desde el principio y saben que es un elemento diferenciador en los tiempos que corren», subraya la Dra. Montserrat Catalá, vicedecana de Odontología de la Universidad de Valencia. «A partir del tercer curso –continúa– el alumno empieza con prácticas clínicas guiadas, en el centro y en centros de salud para tomar contacto con la profesión. Éstas se van potenciando cada vez más, hasta llegar al quinto curso, que es el clínico por excelencia«, finaliza.

En la vertiente práctica de la formación también se detiene el Dr. Miguel Peñarrocha, director del departamento de Estomatología. «En nuestro departamento, todos los días hacemos prácticas con pacientes». De hecho, la facultad trabaja como clínica en el plan de choque de la Consejería de Salud para dar salida a la lista de espera del sistema público de salud en cuanto a extracción de cordales se refiere. «Un plan que –aclara el Dr. Almerich–, si bien no nos reporta mucho beneficio económico –más bien ninguno porque hemos tenido que contratar dentistas–, nos permite ofrecer a nuestros alumnos una nueva fuente de pacientes para prácticas».

También el profesor Leopoldo Forner, titular de Patología Dental, Odontología Conservadora y Endodoncia, alaba los beneficios de la formación práctica para el estudiante. «En nuestra asignatura tenemos la suerte de que una profesora ocupa una plaza vinculada asistencial en el servicio de atención de salud y docente, lo que nos permite hacer prácticas de diagnóstico en centros de salud. Por lo tanto, nuestros estudiantes tienen la oportunidad de salir fuera y ver cosas que en el aula son difíciles de encontrar».

La apuesta de la facultad por este modelo formativo es tan fuerte que incluso el alumno puede optar, si así lo desea, por hacer prácticas extracurriculares, es decir, fuera del horario del Grado.

Formación de postgrado

Un centro abierto al mundo
Los dres. Eduardo Selva, profesor titular de Prótesis; María Fernanda Solá, ayudante doctor de Prótesis; Carlos Labaig, presidente del Centro de Estudios Odontoestomatológicos de Valencia y profesor de Practicum Adultos y el Dr. Antonio Fons, profesor titular de Prostodoncia y Oclusión.

El valor diferencial de la formación eminentemente práctica impartida en la facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia, no es exclusivo del Grado, sino que también es elemento de todos los programas de postgrado que se imparten. Algunos de ellos, ocupan los primeros puestos de los rankings de calidad elaborados por medios como el diario El Mundo –el de Endodoncia ha sido calificado como el quinto mejor máster en Odontología y el primero en su rama–, lo que ha provocado, como en el caso del Máster Oficial en Ciencias Odontológicas, un auge en su demanda, a nivel nacional e internacional. Se cuenta con alumnos de toda la Unión Europea, Centro y Sudamérica e, incluso, China.
«La demanda en algunos casos es tal que, desafortunadamente, no se puede satisfacer», explica el Dr. Almerich. «Nos gustaría tener más capacidad, pero hemos hecho una apuesta por la calidad. Hace años tuvimos la propuesta de ampliar el número de alumnos de Grado y la rechazamos porque lo veíamos incompatible con la actual infraestructura.

eguimos convencidos de que fue la elección correcta, sobre todo para nuestros alumnos», aclara.

Con las cifras actuales, con 80 alumnos de nuevo ingreso en el Grado por año, se puede garantizar en la parte clínica una tutorización de un profesor por cada cinco alumnos y en la formación de postgrado, en las prácticas de los másteres, con una tutorización mucho más directa. Un aspecto clave, el del ratio profesor/alumno, para garantizar una buena formación.

Otro aspecto que alimenta la formación son las relaciones con otros centros, como así nos los explica el Dr. Forner. «Aquí estamos muy abiertos a establecer relaciones con universidades foráneas. En formación de postgrado tenemos permanentemente gente de otros países. En el Máster de Endodoncia, por ejemplo, tenemos convenios con la Universidad de Oporto, con la Academia Italiana de Endodoncia… además de relación con clínicos y profesores de otros países a quienes invitamos a venir».

Un centro abierto al mundo
Los profesores Leopoldo Forner y José Amengual.

En el campo de la formación de postgrado y continua en Valencia no podemos obviar el papel tan importante que desempeña el Centro de Estudios Odontoestomatológicos. Con más de 40 años de historia, y vinculado al Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos provincial, organiza cursos, conferencias, charlas, etc. «Las unidades docentes de la facultad colaboran aportando conferenciantes para los cursos. De hecho buena parte de los directores del centro han sido profesores de la facultad y las actividades se ofertan a precios asequibles para que los estudiantes puedan acceder», explica el Dr. Carlos Labaig, presidente del Centro de Estudios Odontoestomatológicos y profesor de Practicum de Adultos.

Investigación

En los últimos años, la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia ha despegado mucho en investigación. «Tenemos la suerte de contar con personas muy significativas en el centro, con una trayectoria de investigación brillante, que suponen un estímulo para quienes quieren dedicarse a ello, como el profesor José Vicente Bagán –director de la revista indexada Medicina Oral Patología Oral y Cirugía Bucal–, el Dr. Almerich, el Dr. Peñarrocha…», explica la vicedecana de Odontología. Y es, precisamente en el departamento de Estomatología, desde donde se ha conseguido que haya un flujo de empresas privadas que están colaborando en proyectos de I+D+i. El Dr. Pecharrocha destaca la colaboración mutua entre universidad-empresa, incidiendo en que «la universidad está muy cercana a la ayuda de las empresas, quienes, por su parte, persiguen mejorar la calidad de sus productos».

Un centro abierto al mundo
Para garantizar una buena formación práctica, el centro cuenta con 70 gabinetes.

Respecto al interés que despierta la investigación entre los estudiantes, se muestra pesimista a la par que crítico. «Hay alumnos interesados, pero en nuestro país la investigación no está reconocida, mientras que en otros es considerada como una de las partes más importantes de su actividad. Las investigaciones allí cuentan, se valoran con claridad los valores de trabajo y excelencia».

Todas las unidades docentes de la facultad cuentan con grupos activos de investigación. Por ejemplo, afirma el Dr. Fons, «en el campo de la Prótesis hemos estado siempre experimentando en el desarrollo de los materiales. Actualmente estamos con trabajos in vitro. Disponemos de una máquina de masticación por ciclos, de una termocicladora asociada, con lo cual podemos hacer ensayos de fatiga que hoy en día son necesarios en cualquier protocolo de investigación, disponemos de microscopios o fotomacroscopios ópticos para poder mirar en detenimiento los materiales, de una máquina de Instron para ensayos de tracción, de un durómetro… vamos potenciando y vamos consiguiendo partidas económicas».

En este terreno, es común que se repita el modelo de estructuras mixtas de investigación. «Trabajamos de la mano con el departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad Politécnica de Valencia; profesionales dirigidos por el profesor Vicente Amigo, quien pone a nuestra disposición microscopios electrónicos, sistemas de corte avanzadísimos, etc. También con la profesora Carmen Carda, de la Facultad de Medicina, estamos desarrollando estudios de crecimiento de osteoblastos», destaca Fons, quien nos desgrana las líneas de investigación que se están potenciando: «Ahora en investigación clínica estamos muy interesados en la calidad de vida de los pacientes portadores de prótesis, estamos estudiando la calidad de vida en sobredentadura sobre implantes, la eficacia de los dispositivos de avance mandibulares, las férulas antirronquidos, estamos siguiendo el circonio desde hace tiempo buscando resultados de laminado, etc.», explica.

Por su parte, Leopoldo Forner, destaca en su área varias líneas básicas de investigación. «Por un lado, en blanqueamiento dental, donde probamos clínicamente técnicas, productos… y tenemos una relación muy estrecha con la industria… Además, en el campo de la Endodoncia llevamos algunas líneas de trabajo, fundamentalmente en el campo de la patología pulpar y periapical, y otra línea, colaborando, en este caso, con el Departamento de Ingeniería de la Universidad de Castellón, relacionada con biomecánica de pernos intrarradiculares». Estas colaboraciones son para el profesor Forner muy positivas ya que «ahora tener un proyecto de investigación financiado es muy difícil, y del trabajo con otros grupos salen cosas maravillosas».

Amplía tus conocimientos y fórmate