Dra, Mª Soledad Dorronsoro Murua

Dra. Mª Soledad Dorronsoro Murua: «La biorresonancia y la propiocepción nos permiten abarcar el complejo y variado conjunto de pacientes que llega a nuestras consultas»

La Dra. Mª Soledad Dorronsoro Murua, presidenta del XIII Congreso de la SEKMO, es licenciada en Medicina y Odontología, y postgrado de Ortodoncia y Kinesiología, con consulta privada en Beasain (Guipúzcoa).

—¿Cuáles son los objetivos del XIII Congreso SEKMO?

—El objetivo de la decimotercera edición del Congreso es reunir y ser punto de encuentro de profesionales que utilizamos la Kinesiología como herramienta de trabajo tanto durante el diagnóstico como en el tratamiento. Nuestra inquietud nos lleva a intentar mejorar cada día.

—¿Por qué se han elegido la bioenergética y los campos dinámicos energéticos y la propiocepción como ejes centrales del encuentro?

—Cada vez nos llegan más pacientes a la consulta con trastornos poco definidos de estado general alterado, cansancio crónico y hasta trastornos físicos graves; pacientes con problemas de apneas nocturnas, bruxismo, cefaleas, algias abdominales… de los cuales muchos presentan maloclusiones y asimetrías tónico musculares que llevan a alteraciones posturales.

También cada vez nos remiten más pacientes, diferentes especialistas como logopedas, podólogos, ópticos-optometristas, fisioterapeutas, osteópatas, quiroprácticos, homeópatas, naturópatas…

Para abarcar este complejo y variado conjunto de pacientes nos han parecido interesantes como temas tanto la biorresonancia como la propiocepción.

La biorresonancia se incluye, junto con la homeopatía, la acupuntura y otros métodos de orientaciones terapéuticas especiales, en el campo de la medicina reguladora. Tiene sus principios en el plano biofísico y utiliza las informaciones del campo electromagnético del organismo y de las sustancias para el análisis de sobrecargas y para el tratamiento.

La propiocepción juega un papel muy importante en el control postural a través del tono muscular. Veremos la relación entre postura y oclusión, cómo es capaz el sistema propioceptivo de regular postura y movimiento a través de diferentes estímulos donde se incluyen los receptores presentes en boca.

—¿Qué nos ofrecen estas áreas?

—Es difícil resumir lo que nos puede aportar la biorresonancia, pero voy a intentarlo. Durante el abordaje integral del paciente sabemos que el restablecimiento de su equilibrio energético global conduce a un estado de salud física, mental y psíquica.

Como odontólogos, nos hemos centrado de forma técnica sobre un cuerpo físico y sus leyes bioquímicas, ignorando la existencia de otros niveles como, por ejemplo, radiofrecuencia, la resonancia, niveles superiores de campos energéticos y otros, sin considerar que por leyes físicas se produce un efecto a distancia de nuestro punto de acción, desconociendo la implicación integral, holística. A medida que la medicina avanza con las investigaciones del ADN y los genes, hemos penetrado en un campo en el que las «informaciones» entre células juegan un papel fundamental. Se comienza a traspasar el plano químico sustancial e introducir la física cuántica (biofotones). Se puede partir del hecho de que el plano biofísico se antepone al bioquímico, controla a éste y determina la estructura de la materia, así como la estructura de nuestros órganos (incluido dientes y tejidos de soporte). Así, cada sustancia, cada célula, cada parte del organismo, pero también virus, bacterias y toxinas tienen una radiación electromagnética, una frecuencia determinada individualizada.

En un campo sano este intercambio de información a través de radiaciones fotónicas funciona sin obstáculos; si hay alguna interferencia (radiaciones nocivas, toxinas, virus, aditivos químicos presentes en alimentos y agua potable, utilización de medicamentos en la cría de ganado, tóxicos medioambientales…), aparecen los trastornos de salud y alteraciones orgánicas con síntomas correspondientes.

La biorresonancia es una valiosa herramienta para testar las cargas que pueden causar en los pacientes trastornos de salud (virus, alérgenos, bacterias algunas presentes en dientes endodonciados y focos periodontales, amalgamas como obturación que por su presencia de mercurio pueden dar problemas bioquímicos, corrientes de electrogalvanismo por continuación de diferentes metales en las prótesis dentales).

Por otra parte, en cuanto a la propiocepción, cuando un paciente cierra los ojos o cruza las piernas, su oclusión puede variar entre cuatro y seis grados en cualquier sentido del espacio. Para un optómetra una desviación de este calibre es sinónimo de cefalea; para un podólogo es una fascitis plantar; para el fisioterapeuta es una lumbalgia o una cervicalgia; para el otorrino es un vértigo. En realidad para cualquier profesión sanitaria es un problema a resolver.

El papel de garante de la propiociocepción en Odontología se le otorga al ligamento periodontal, a él se le atribuye la responsabilidad de informar sobre la posición y el movimiento de todo el sistema estomatognático, el equivalente a entregarle al dedo índice la capacidad de sentir todas las sensaciones de la piel.

—Dentro del programa científico, ¿qué ponencias están previstas y qué profesionales serán los encargados de impartir las mismas?

—El primer día, viernes 24 de mayo, tendremos a Cándido Pérez (psicólogo, experto en naturopatía y biorresonancia), David Alcalá (licenciado en Medicina Tradicional China) y Antonio Rojas (licenciado en Medicina y Medicina Tradicional China). Estos tres profesionales nos hablarán de las aplicaciones de la biorresonancia: Introducción biofísica y bioquímica aplicada a la biorresonancia; Alimentos y respuestas corporales; Sistemas corporales. Regulación; Ejemplos de biorresonancia aplicada y Medicina Tradicional China y psiconeuroinmunología.

El segundo día, sábado 25 de mayo, contaremos con la presencia de Gerardo Ruales (odontólogo, prostodoncista, posturólogo y osteópata), que abordará asuntos como: Propiocepción del sistema estomatognático como forma de diagnóstico, de pronóstico y de plan de tratamiento; Importancia en las diferentes áreas de la Odontología y su interacción con los demás sistemas de percepción en un lenguaje común que permite el diálogo interdisciplinario; Hoja de diagnóstico: cómo descubrir la propiocepción; Neurobiología de la propiocepción; Posición y movimiento, y Sensibilidad epicrítica y protopática del sistema estomatognático.

—¿Para qué tipo de perfiles profesionales está pensada esta reunión?

—Para dentistas que quieran conocer una forma de trabajar más amplia, para todo tipo de profesionales con los que trabajamos multidisciplinariamente, osteópatas, quiroprácticos, fisioterapeutas, logopedas, otorrinos, ópticos-optometristas, podólogos, así como homeópatas, naturópatas, médicos rehabilitadores…

—¿Qué número de inscripciones esperan recibir?

—Nuestros congresos suelen reunir entre 60 y 90 asistentes.

—¿Cómo ha evolucionado la Kinesiología en los últimos años? ¿Es suficientemente conocida entre los profesionales del campo dental?

—La historia de la Kinesiología Aplicada (K.A.) es inseparable del descubrimiento del test muscular. Goodheart, quiropráctico norteamericano, ya por 1979 enseñaba los principios de Kinesiología Aplicada donde utilizaba el test muscular, hablando de la tríada «estructura, bioquímica y mental-emocional». En la actualidad, Europa cuenta con numerosos kinesiólogos también dentro de la Odontología.

Destacar a los franceses Dr. Nahmani, que en 1984 fue el primero en publicar formalmente acerca de la Kinesiología Aplicada en el campo odontológico, y Dr. Clauzade, que entre 1989 y 2007 publicó cuatro libros donde expone los fundamentos de la osteopatía y posturología en el campo odontológico.

Tenemos que hacer mención especial al Dr. Gian Mario Espósito, médico estomatólogo italiano que ha formado en Kinesiología Médica odontológica a muchos dentistas italianos y españoles, y a quien se debe el EDRA o análisis retroactivo descendente de Espósito, verdadera exploración clínica kinesiológica y de posturología que se revela como un método diagnóstico no invasivo y preciso.

Sus primeros alumnos españoles fueron los fundadores en 2006, después de su trágica muerte, de SEKMO (Sociedad Española de Kinesiología Médica Odontológica), que sigue impartiendo nuevos cursos de formación con un enfoque eminentemente práctico. En la actualidad SEKMO cuenta con más de 140 socios y este año, en enero, ha comenzado la nueva promoción.

Cada vez hay más dentistas que utilizan la Kinesiología Aplicada como herramienta y, poco a poco, va haciéndose un hueco dentro también de la Odontología.

—¿Cuáles han sido las razones para elegir San Sebastián como sede del congreso? ¿Qué ofrece esta ciudad al congresista?

—Cada año suele ser un socio el encargado de organizar el congreso y esta vez me ha tocado a mí.

San Sebastián es una ciudad que presenta un marco incomparable debido a su belleza, así como un palacio de congresos emblemático. Es una ciudad pequeña, acogedora, en la que todo está a mano, donde conviven tradición y modernidad.

Cuenta con una docena de museos (destaca el renovado museo San Telmo), Aquarium, el Monte Igeldo, el Monte Urgull, sus tres famosas playas, la isla de Santa Clara, una preciosa parte vieja… Y, además, es la capital mundial del «pintxo», con una oferta gastronómica difícil de igualar que aglutina 16 estrellas Michelín.

—Aparte del programa científico, ¿está prevista alguna actividad social?

—Después de las jornadas de trabajo, haremos espacio para disfrutar de la ciudad, sobre todo de la parte vieja y su ambiente.

El sábado por la noche clausuramos el congreso con una cena en el restaurante del propio palacio de Congresos del Kursaal.

—Son muchas las razones para no perderse esta reunión científica. ¿Aportaría algún otro argumento que anime a los profesionales a su asistencia?

—Para los que conocen la Kinesiología Aplicada, reencontrarse con amigos y estar al día de las novedades; y para los que no la conozcan, relacionarse con profesionales que trabajan multidisciplinariamente y descubrir nuevas formas de trabajo ampliando nuestro enfoque en el abordaje y acompañamiento del paciente durante los tratamientos.

 

Más información: Toda la información del Congreso está disponible en la web: www.sekmo.es