José María Fonollosa

En el número del pasado mes de febrero nos referíamos a la normativa sobre la formación dual o en alternancia, aplicable a la nueva Formación Profesional. Describíamos las distintas modalidades que la ley ofrece y las condiciones que se exigen tanto a las empresas como a los centros para acogerse a una determinada modalidad. Sin entrar a valorar lo que cada una de estas modalidades puede suponer para la formación de los alumnos, parece que la Administración educativa ha optado por facilitar una amplia oferta, en cuanto al grado de implicación de las empresas en los procesos formativos de los futuros profesionales. Si bien es cierto que también se contempla una formación exclusiva en la empresa, las exigencias en cuanto a instalaciones adecuadas, personal con formación técnica y didáctica adecuada, la necesidad de contar con autorizaciones educativas para impartir Ciclos Formativos o acreditaciones para impartir la formación dirigida a la obtención de certificados de profesionalidad, hace que, actualmente, resulte inviable la implantación de esta modalidad en el ámbito de la formación de la Prótesis Dental.

Con el fin de poder analizar la repercusión que pueda tener la implantación del sistema dual en la formación de los protésicos dentales, resulta interesante conocer cómo se desarrolla en aquellos países donde se ha implantado con éxito desde hace muchos años: Alemania, Suiza y Austria.

La formación dual y la formación de los protésicos dentales en Alemania

Los estudios de Prótesis Dental en Alemania están encuadrados dentro de la Formación Profesional (Berufsschule) a tiempo parcial (sistema dual) y duran tres años y medio. La principal virtud del sistema dual alemán radica en que la formación del alumno se imparte simultáneamente en dos lugares de aprendizaje: en una escuela profesional y en la empresa. El sistema dual de Formación Profesional está sólidamente afianzado en el sistema educativo alemán ya que sus orígenes se remontan al sistema de formación artesanal de los gremios medievales, donde sólo en tres años el maestro artesano formaba al aprendiz para oficial. La escuela profesional a tiempo parcial (Berufsschule) pertenece al ámbito de la enseñanza secundaria y a ella asisten los alumnos que han concluido un contrato de aprendizaje y desean proseguir su formación inicial en una empresa, o los alumnos que se han incorporado a la vida activa después de haber terminado sus estudios obligatorios a tiempo completo. Los planes de estudios están regulados por la legislación de cada Land aunque se desvían muy poco de los planes de estudios de la Conferencia de Ministros de Cultura de los Länders.

La formación en las empresas atiende a las disposiciones federales de la Ley de Formación Profesional y el Reglamento sobre Profesiones Artesanales. Previo acuerdo entre el Ministerio Federal de Cultura y Ciencia y los titulares de los ministerios estatales competentes, así como con participación de las organizaciones sindicales y patronales, se elaboran unos reglamentos en los que se especifican: la denominación de la profesión objeto de la formación, la duración, las destrezas y conocimientos obligatorios, requisitos de los exámenes, etc.

246_Formacion1
La formación alemana contempla asignaturas comunes, específicas y profesionales.

Al final de esta Formación Profesional, los aprendices pasan un examen final teórico y práctico ante una comisión examinadora integrada por representantes de las empresas y de los trabajadores, así como profesores de escuelas profesionales. En el caso de aprobar, el alumno queda habilitado para el ejercicio de la profesión sin pasar por una fase de formación inicial o de introducción profesional.

Los estudios de Prótesis Dental, en concreto, se cursan durante tres años y medio dentro de una estructura dual en la que el alumno al acabar obtiene el título de Oficial (Geselle) después de superar un examen teórico-práctico (Gesellenprünfung). Después de trabajar durante tres años puede inscribirse en una escuela de Maestría (Meisterschule) para poder obtener el Meister superando un examen en la «Cámara de Artesanado».

Durante el período de formación para obtener el título de oficial se intercalan tres tipos de asignaturas: comunes, específicas y las puramente profesionales. Como asignaturas comunes se imparten: alemán, religión, deporte y política.

Durante el primer año los alumnos deben cursar las siguientes asignaturas:

Específicas: Economía y producción (40 h), Anatomía/prótesis (120 h), Técnica de materiales (60 h), Técnica de procesos de producción y de prueba (60 h) y Comunicación técnica (40 h).

Profesionales: Material de trabajo (80 h), Movimientos mandibulares y su transferencia al articulador (60 h), La dentición natural y sus patologías (60 h), Biocompatibilidad de los materiales dentales (60 h) y Prótesis inmediatas y provisionales (20 h).

En el segundo año se imparten las siguientes asignaturas:

Específicas: Economía y producción (40 h), Anatomía/prótesis (100 h), Técnica de materiales (80 h) y Comunicación técnica (40 h).

Profesionales: Prótesis inmediatas y provisionales (60 h), Montaje de modelos en el articulador (40 h), Prótesis total (60 h), Prótesis parcial (60 h) y Modelado de dientes según distintas teorías (60 h).

En el último año y medio se imparten las siguientes asignaturas:

Específicas: Economía y producción (60 h), Anatomía/prótesis (80 h), Técnica de materiales (140 h) y Comunicación técnica (60 h).

Profesionales: Prótesis total (20 h), Prótesis parcial (60 h), Reconstrucción de dientes según distintas teorías (20 h), Incrustaciones, coronas y puentes (80 h), Elección del color del diente en distintos materiales (80 h), Materiales metálicos (140 h) y Aparatos de ortodoncia (20 h). Se puede afirmar que el sistema dual de Formación Profesional alemán ha sido ejemplar y modélico para otros países como Suiza, Austria, Bélgica, Holanda, Luxemburgo o Suecia que se han basado en él.

La formación dual y la formación de los protésicos dentales en Suiza

La especialidad de Prótesis Dental se realiza en escuelas profesionales de aprendizaje dentro del sistema dual. La Formación Profesional está reglamentada por una Ley Federal y su aplicación es competencia de los cantones y de las asociaciones profesionales.  El aprendizaje dura cuatro años, el primero de los cuales es un curso de introducción en la escuela profesional. En Suiza existen escuelas profesionales de Prótesis Dental en Aarau, Bâle, Berna, Laussanne, Lucerna, Ginebra, Lugano, Zoug, Sant Gallen y Zurich. Durante estos cuatro años el alumno recibe una formación práctica en un laboratorio de prótesis dental cualificado y los conocimientos que el alumno no puede adquirir en su laboratorio de aprendizaje los realizará en otro laboratorio mediante un acuerdo contractual. Un día a la semana acuden a la escuela profesional donde cursan las siguientes asignaturas: Formación general, Conocimientos profesionales, Dibujo, Materiales y Deporte. El aprendizaje culmina con un certificado federal de capacidad.

246_Formacion2
Los estudios de Formación Profesional en Alemania duran tres años y medio.

Después de cinco años ejerciendo como protésico dental, es posible ingresar en una escuela profesional superior para obtener el «Diploma federal de protésico dental» (Meister). Esta formación dura dos años en los que se imparten 730 lecciones, normalmente los sábados. Las lecciones incluyen conocimientos en: Anatomía, Física y Química, Técnicas de fresado, Coronas y puentes, Implantes, Técnicas de láser, Cerámica, Modelado, Prótesis total y sobredentaduras, Ortodoncia, Gestión empresarial, Materiales, Prótesis híbridas y Metales. El examen para la obtención del citado diploma lo organiza la Asociación de laboratorios de Prótesis Dental de Suiza a través de una comisión y se realiza en Ginebra o Zurich. Este examen se divide en tres partes: un examen práctico que dura una semana, un examen teórico oral de una hora y otro escrito de siete horas.

La formación dual y la formación de los protésicos dentales en Austria

En Austria, en la misma línea que Alemania o Suiza, la Formación Profesional goza de un importante éxito social y profesional. Los estudios de prótesis dental en Austria, al igual que en Alemania o en Suiza, están incluidos dentro del sistema dual de Formación Profesional o sistema en alternancia. Para poder ingresar en este sistema de aprendizaje, los jóvenes deben haber cursado nueve años de enseñanza obligatoria, por lo que la edad mínima es de 15 años, y realizar una prueba de admisión en uno de los laboratorios de prótesis dental  autorizados para formar aprendices. Todos los aprendices deben asistir a un centro de Formación Profesional obligatoria a tiempo parcial (Berufsschulen) al menos un día a la semana (nueve horas de clase), donde complementan el aprendizaje realizado en los laboratorios y adquieren una formación general de las siguientes materias: política, alemán y comunicación, idioma extranjero, economía y contabilidad.

La formación de los aprendices termina con un examen de fin del aprendizaje (LehrabschulBprüfung) ante un tribunal examinador formado por representantes de los agentes sociales.

Para poder establecerse en un laboratorio propio y, además, poder formar aprendices, ha de superar un examen de maestría (Meister), después de un período de formación teórica y práctica de dos años como mínimo.

Vistos estos tres sistemas de formación dual en el ámbito de la prótesis dental parece muy difícil poder extrapolarlos de la misma manera a la formación de los protésicos dentales españoles. En efecto, de entrada, el principal handicap radica en la diferente carga horaria con respecto al plan de estudios actual español.

Mientras en los países descritos la formación para el protésico dental puede llegar hasta cinco años, en España se completa en dos años (2.000 horas). Por otro lado, también resulta decisivo el papel preponderante que los gremios y asociaciones empresariales juegan dentro de la formación dual en los citados países. Sin embargo, no ocurre lo mismo en nuestro país, donde ni siquiera se han tenido en cuenta las indicaciones de los representantes profesionales para la elaboración del nuevo título de Prótesis Dental.

Parece pues que, al menos en lo que respecta a la formación de los protésicos dentales, nos encontramos otra vez en una operación cosmética de la Formación Profesional para tratar de impulsarla y conseguir un mayor reconocimiento social. La realidad es que, como siempre, sobre el papel parecen muy loables, pero en su aplicación a la realidad formativa, o no se materializan o se llevan a cabo de manera irregular. Todas estas medidas quizás puedan resultar incluso eficaces para algunas profesiones menos cualificadas, pero no para la prótesis dental, cuyo ámbito de conocimientos teóricos y técnicos desborda ampliamente las 2.000 horas de formación previstas dentro de la Formación Profesional. Los dos cursos actuales con los que se pretende formar a los protésicos dentales resultan totalmente insuficientes. Por lo tanto y ya que el período formativo de la Formación Profesional no puede exceder de los dos años (2.000 horas), parece obligado, dado el elevado grado de cualificación que se requiere para ejercer la profesión con unas mínimas garantías, que la formación del protésico dental pase a una titulación de grado, con cuatro años de formación. Esperemos que los representantes de nuestra profesión también lo vean así y actúen de manera eficaz para conseguirlo.

ARTÍCULO ELABORADO POR:

José María Fonollosa. Técnico en Prótesis Dental. Licenciado y magíster en Ciencias de la Educación. www.josemariafonollosa.com