Deberán pagar una multa de 1.080 euros cada uno

Deberán pagar una multa de 1.080 euros cada uno

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Mérida ha resuelto una demanda interpuesta por el Colegio de Dentistas de Extremadura, condenando a dos falsos dentistas por un delito de intrusismo profesional.

Se trata del titular de una clínica de Almendralejo (Badajoz) que responde a las siglas de J.P.L.G., y su hermano y protésico dental, I.L.G. Ambos realizaron actos propios de odontólogo sin tener el título oficial para poder ejercer como dentista, y han sido penados –cada uno de ellos– con una multa diaria de 6 euros durante un periodo de seis meses, y al pago de las costas generadas en el procedimiento.

Entre los actos llevados a cabo, destacan la realización de radiografías, la participación en decisiones referentes a los diagnósticos de los pacientes, así como la aplicación de tratamientos odontológicos.

En la sentencia, el juez ha señalado que «ambos imputados tenían pleno conocimiento de que para realizar actos propios de la profesión de dentista había que poseer el título oficial y estar debidamente inscritos en el correspondiente Colegio Oficial».