Dr. Rafael Flores Ruiz

Resumen

El odontoma representa el tumor odontogénico más frecuente. Normalmente está asociado con un diente permanente impactado, localizándose entre la corona del diente y el proceso alveolar, impidiendo su correcta erupción. El tumor odontogénico asociado con más frecuencia a un canino incluido es el odontoma compuesto, dada la localización preferente de esta entidad en la zona anterior del maxilar. En este artículo se describe el diagnóstico y tratamiento de un paciente de 42 años de edad con presencia de un canino permanente inferior asociado a un odontoma.

Introducción

Los odontomas son tumores benignos de crecimiento lento formados por células epiteliales y mesenquimales. Son los tumores odontogénicos más frecuentes. La etiología es desconocida pero se relaciona con factores traumáticos, infecciosos, factores hereditarios, alteraciones durante la embriogénesis, hiperactividad odontoblástica y mutaciones genéticas (1).

Se distinguen dos tipos histológicos:

a) Odontoma complejo: que corresponde a una alteración de la odontogénesis. La morfodiferenciación es escasa y, por tanto, hay poca semejanza con la forma del diente normal. Está formado por múltiples dentículos malformados. El 50% se localiza en la región posterior mandibular.

b) Odontoma compuesto: es un conglomerado de esmalte, dentina, cemento y pulpa. La mayoría se localiza en la región incisivo-canina del maxilar superior (2-5).

Clínicamente, encontramos tres tipos de odontomas:

a) Central: o intraóseo, que es el más frecuente.

b) Periférico: se localizan exclusivamente en tejidos blandos gingivales del maxilar o mandíbula.

c) Erupcionado: situado coronal a un diente en erupción, impactado o ubicado en la porción más baja del proceso alveolar, llegando a erupcionar.

Descargar/