Dr. Antonio Murillo

Un reto frecuente al que nos enfrentamos al rehabilitar implantes osteointegrados es la emergencia de la prótesis desde la cabeza del implante al medio oral para obtener resultados estéticos.

Dos aspectos son de crucial importancia en relación a la prótesis final del paciente:

1. Mantenimiento o creación de las papilas interproximales.

2. Correcta emergencia en la zona vestibular.

En artículos anteriores hemos presentado protocolos para el mantenimiento y recreación de la zona interproximal en implantología inmediata. En este artículo englobaremos las técnicas de creación de papilas interproximales junto con el injerto pediculado de tejido conectivo (I.P.T.C) en implantología diferida para conseguir resultados estéticos.

Dentro de los procedimientos reconstructivos que podemos utilizar en implantología se encuentra el I.P.T.C, comúnmente conocido como roll flap (R.F) o colgajo enrollado. Descrito en 1980 por Abrams (1) sufre posteriormente modificaciones técnicas (2). Éste, a diferencia del injerto de tejido conectivo libre (I.T.C), se diferencia en que está unido al colgajo vestibular que le aportará nutrición. Se define I.P.T.C al injerto pediculado tomado de la fibromucosa palatina, que, una vez desepitelizado, se translada y se enrolla sobre si mismo y se introduce en una zona subepitelial, creada a espesor parcial, entre el periostio y el colgajo vestibular.

Descargar/