Marisol Bardaré Donadio

La clorhexidina (CHX) es un agente antimicrobiano que se utiliza para la profilaxis y el tratamiento de las infecciones bucales. El espectro antibacteriano de la CHX incluye tanto a bacterias Gram-positivas como Gram-negativas, algunos virus y hongos, pero sólo es esporicida a elevadas temperaturas (1).

La finalidad de este artículo es demostrar la capacidad antibacteriana de la CHX en sus distintas presentaciones, así como guiar al profesional en cuanto a las concentraciones y distintas técnicas de aplicación. Para ello, es necesario comprender su mecanismo de acción.

Mecanismo de acción

La CHX tiene un amplio espectro de actividad antimicrobiana, siendo activa frente a bacterias Gram-positivas y Gram-negativas, así como frente a hongos. Cabe destacar que las bacterias Gram-positivas son más sensibles que las Gram-negativas. Los siguientes microorganismos muestran una alta susceptibilidad frente a la CHX: Estreptococos, Estafilococos, Candida albicans, Escherichia Coli, salmonellas y bacterias anaeróbicas (1).

"Descargar/"

3 COMENTARIOS