Jose Mª Fonollosa Pla

En el artículo de este mes vamos a retomar el análisis de los distintos módulos profesionales del nuevo título. En concreto, vamos a analizar el módulo denominado «Prótesis completas». Se trata de un módulo al que se le han asignado 100 horas (pendiente de completarse en las comunidades autónomas), aunque en el proyecto de currículo elaborado por el Ministerio de Educación se contemplan 175 horas que representarían 5 horas semanales. Se impartirá en primer curso y su equivalente con el anterior título sería el módulo «Prótesis removible de resina».

La principal diferencia con el mencionado equivalente es que ahora no se incluirán los parciales de resina y se limitará exclusivamente a las prótesis completas. Esta novedad no es una aportación de quienes han diseñado el nuevo título, pues ya venía definida previamente en las unidades de competencia desarrolladas en la cualificación profesional en Prótesis Dental. Hay que recordar que dicha cualificación es el referente de las competencias profesionales que debe incluir el título. La unidad de competencia quedó redactada en la cualificación de la siguiente manera: «Diseñar, preparar, elaborar, fabricar y reparar prótesis completas removibles de resina».

En el anterior título, el criterio que se utilizó para elaborar el módulo «Prótesis removible de resina» fue el del material, la resina, o quizás el de la sección del laboratorio donde se trabaja este material. En buena lógica, y con criterios puramente técnicos, en la elaboración de la cualificación los parciales de resina se trasladaron junto a las prótesis removibles metálicas, ya que para su elaboración comparten muchos contenidos relacionados con el uso del paralelómetro, duplicado de modelos, elementos retentivos, etc.

No obstante, en el nuevo título, si bien los parciales de resina ya no aparecen en el módulo «Prótesis completas», se han olvidado de incluirlos en el correspondiente módulo de prótesis parciales metálicas. Parece ser que, atendiendo a los contenidos del nuevo título, los parciales de resina no merecen ninguna atención.

Sin embargo, lo que más llama la atención de la redacción de este módulo en el título, es la pobreza del vocabulario utilizado, la falta de coherencia y precisión en la secuenciación de los procedimientos y, en muchos casos, una alarmante falta de rigor conceptual. A continuación, presentamos ejemplos de la redacción de algunos «resultados de aprendizaje y criterios de evaluación» de este módulo en el título:

Resultados de aprendizaje y criterios de evaluación.

1. Realiza montajes de prueba en prótesis desdentadas totales, identificando la posición de las piezas dentarias.

Criterios de evaluación:

a) Se han determinado los rasgos anatómicos de los maxilares edéntulos.

b) Se han seleccionado los dientes artificiales.


c) Se han montado los dientes en el maxilar superior.


d) Se han montado los dientes en el maxilar inferior.

e) Se han diseñado las bases de las prótesis.


f) Se han modelado los contornos cervicales de los dientes artificiales.


g) Se han preparado los montajes de prueba para su colocación en la boca.

h) Se ha realizado el procedimiento con precisión, orden y método.

2. Procesa
las prótesis completas, interpretando las técnicas de empaquetado de resina.

Criterios de evaluación:

a) Se ha valorado la idoneidad del montaje de prueba.

b) Se ha realizado el modelado definitivo de las prótesis.

c) Se ha confeccionado la mufla con los modelos maestros.

d) Se ha eliminado la cera de la mufla y contramufla.

e) Se han confeccionado retenciones a los dientes artificiales.

f) Se han barnizado todas las superficies de yeso en mufla y contramufla.

g) Se ha prensado o inyectado la resina.

h) Se ha polimerizado la resina.

i) Se han cumplido los criterios de calidad en cada paso del procedimiento.

3. Realiza el remontaje y tallado de las prótesis completas, seleccionando las técnicas del tallado selectivo.

Criterios de evaluación:

a) Se han recuperado las prótesis de las muflas.

b) Se han remontado los modelos en el articulador.

c) Se han comprobado las posibles variaciones en el proceso de enmuflado.

d) Se han seleccionado las condiciones de fresado.

e) Se han tallado los contactos prematuros en oclusión céntrica.

f) Se han tallado vertientes y fosas en las cúspides de los grupos posteriores en lateralidad.

g) Se han tallado vertientes y fosas en las cúspides de los grupos posteriores en protusión.

h) Se ha comprobado el reajuste de la oclusión.

4. Repasa y pule prótesis completas, interpretando los procedimientos técnicos de acabado.

Criterios de evaluación:

a) Se han retirado las prótesis de los modelos maestros.

b) Se han rebajado las prótesis en largura y grosor hasta los límites funcionales.

c) Se ha modelado en las prótesis la forma de las raíces dentarias.

d) Se han seleccionado materiales y maquinaria para el pulido y abrillantado.

e) Se han pulido las prótesis.


f) Se han abrillantado las prótesis.


g) Se ha comprobado el acabado de las prótesis.

237_Formacion

Por un lado, entendemos que el vocabulario utilizado para describir los procedimientos de este módulo podría ser un poco más elaborado y preciso. En ocasiones, se generaliza demasiado y, a continuación, se entra en detalles pero sin incluir todos los pasos del procedimiento. Igualmente, expresiones como: «se han preparado los montajes de prueba para su colocación en la boca», «se ha confeccionado la mufla con los modelos maestros», «se han confeccionado retenciones a los dientes artificiales» o, la totalmente incoherente, «realiza el remontaje y tallado de las prótesis completas, seleccionando las técnicas del tallado selectivo» son claros ejemplos de lo afirmado. Por cierto, puede observarse cómo la descripción de la técnica de tallado selectivo está llena de errores. Tampoco ha contribuido demasiado para enriquecer el texto la redacción del «Resultado de aprendizaje» que en el nº 4 «repasa y pule prótesis completas, interpretando los procedimientos técnicos de acabado», donde aparecen «criterios de evaluación» como: «se han rebajado las prótesis en largura y grosor hasta los límites funcionales» o «se ha modelado en las prótesis la forma de las raíces dentarias».

Afortunadamente, la redacción de los módulos formativos desarrollados en la cualificación profesional son más detallados y con un vocabulario más elaborado, lo que podrá facilitar la labor formativa de los docentes. Sirvan como ejemplo las dos primeras «Capacidades y criterios de evaluación»:

RP 1: Seleccionar los dientes artificiales atendiendo al color, tamaño y forma, a partir del análisis de los datos incluidos en la prescripción, en los rodillos de articulación y según las dimensiones de los arcos dentarios del paciente.

CR 1.1 El color indicado en la prescripción se determina atendiendo a la guía de colores establecida.

CR 1.2 Los datos incluidos en los rodillos de articulación se analizan y se determinan las dimensiones de los arcos dentarios y la dimensión vertical, con el fin de establecer los dientes artificiales adecuados atendiendo a los criterios estético–funcionales del paciente.

CR 1.3 Los dientes más adecuados para el paciente se determinan y seleccionan en el catálogo de formas indicado y, en su caso, se aplican las masas y maquillajes para su caracterización.

RP 2: Montar y articular los dientes artificiales según los criterios estético-funcionales individuales del paciente, indicados en la prescripción.

CR 2.1 Los dientes se montan siguiendo la secuencia adecuada según la técnica utilizada.

CR 2.2 Los dientes se sitúan atendiendo a criterios estético-funcionales, incluyendo las inclinaciones adecuadas de las curvas de compensación para los valores individuales del paciente.

CR 2.3 La oclusión de la prótesis realizada, se comprueba mediante el análisis de la posición de máxima intercuspidación, en relación céntrica y realizando los movimientos excéntricos de lateralidad y protrusión para obtener el equilibrio oclusal adecuado.

CR 2.4 La posición de los dientes anteriores se corrige, si es necesario, atendiendo a criterios estético-funcionales, incluyendo los rasgos cromáticos y morfológicos, que permitan dotar a la prótesis dental de una mayor naturalidad.

Dado que el perfil del profesorado titular que imparte este módulo en los centros públicos, no incluye ser titulado en prótesis dental y mucho menos tener experiencia profesional, hubiese sido muy oportuno que desde el Ministerio de Educación se hubiera hecho un esfuerzo para elaborar una redacción del título mucho más clara, precisa, rica conceptualmente y con menos errores. Afortunadamente para los alumnos, en este módulo se contempla la participación de un profesor especialista –en este y sólo en otros dos–. Estamos salvados.

ARTÍCULO ELABORADO POR:

José Mª Fonollosa Pla, Técnico en Prótesis Dental, Licenciado y Magíster en Ciencias de la Educación, www.josemariafonollosa.com