El pasado 3 de abril durante la segunda mitad del encuentro de la Champions League disputado entre el Real Madrid y el APOEL, el defensa portugués del conjunto chipriota, Paulo Jorge, perdió varios dientes al chocar con su compañero Boaventura.

La jugada fue originada por Cristiano Ronaldo, que se internó en el área y encaró a los dos jugadores del APOEL; el portugués del Real Madrid en un autopase demasiado largo, entró con la planta del pie por delante a Paulo Jorge y éste, en su caída, chocó con el hombro de su compañero Boaventura, perdiendo dos dientes en el lance. Además, el jugador cuando era atendido se extrajo un tercer diente que había quedado suelto. A pesar del incidente y del problema dental derivado de éste, el zaguero pudo continuar el partido que finalmente perdió su equipo por 5-2.