Dra. Bárbara Peyró Fernández

Hoy en día la selección de la forma de un implante no responde a un protocolo bien definido. Los implantes roscados con forma cónica son de más reciente introducción en relación con los implantes roscados con forma cilíndrica; a pesar de ello, ya llevan varios años utilizándose en clínica. Sin embargo, la falta de documentación clínica en relación a la estabilidad ósea marginal y las tasas de supervivencia plantean ciertas dudas al clínico a la hora de seleccionar uno u otro diseño de implante.

Con este trabajo pretendemos comparar ambos diseños de implante, de la forma más objetiva posible, aportando datos que puedan ser relevantes a la hora de seleccionar uno u otro diseño.

La casa comercial Dentaltech nos ha suministrado ambos diseños de implante. Los dos diseños son implantes de conexión interna hexagonal y superficie BWS.

Palabras clave:

Implante cónico, implante cilíndrico, reabsorción ósea marginal.

Introducción

La longevidad de los implantes dentales depende en gran medida de la integración entre los distintos componentes del implante y los tejidos orales, incluyendo tejidos duros y blandos. El macrodiseño o la forma de un implante es muy importante para determinar la respuesta ósea: el hueso en desarrollo se concentra preferentemente en los elementos salientes como los rebordes, las crestas, los dientes, los laterales, o en los rebordes de la rosca, que suelen aumentar la tensión cuando se transfiere la carga. La forma del implante determina la superficie disponible para transferir la tensión y controla la estabilidad inicial del implante. Los estudios mediante análisis de elementos finitos de los implantes indican que la distribución de las tensiones sobre el hueso y las magnitudes varían según sea la forma del implante (1).

Descargar/