Dr. Vicente Fuenmayor

La periodontitis se caracteriza por ser una enfermedad infecciosa de etiología multifactorial que, de no tratarse adecuadamente, va destruyendo los tejidos de soporte del diente, haciendo que éste, finalmente, se pierda.

En muchas ocasiones, cuando diagnosticamos la enfermedad, está ya tan avanzada que ha producido lesiones en forma de defectos intraóseos de difícil eliminación con las técnicas de cirugía resectiva.

Por otro lado, trabajos antiguos, Younger (1), McCall (2), Orban (3), Carranza (5), nos hablan de la gran capacidad de regeneración que tienen los tejidos periodontales si somos capaces de eliminar la placa y el resto de irritantes que están produciendo la destrucción del periodonto. Estos autores comprobaron que sólo con terapia básica, raspado y alisado radicular (RAR) y, en algunas ocasiones, curetaje del epitelio de la bolsa, además de eliminar la inflamación, se conseguía una reducción de las bolsas, en parte, por la recesión gingival producida, pero también por el establecimiento de una nueva inserción de tejido conectivo en la porción apical de la bolsa (figuras 1a y 1b).

Descargar/