Dr. Primitivo Roig Jornet. Odontólogo. Presidente Sociedad Española de Gerencia y Gestión Odontológica

Resumen
Es indiscutible el beneficio que supone el conocimiento del mañana en el día de hoy. La anticipación, la previsión o la intuición, son algunas de las más importantes bazas de aquellos que se quieren adelantar a los acontecimientos. El futuro tan apasionante como inquietante, sólo pueden disfrutarlo con éxito quienes consiguen prepararse anticipada y adecuadamente.

Descargar

Surge así el proyecto, convertido ahora en realidad, de diseñar una investigación que pudiera descifrar el destino y rumbo de la profesión odontológica. Los resultados del trabajo están agrupados y presentados al lector en tres apartados claramente diferenciados, donde entre cifras, porcentajes y estadísticas, podrá encontrar solución a muchos de los actuales debates:

— Primera parte: Estudio descriptivo del mercado odontológico del futuro.
— Segunda parte: La relación humana y profesional con el paciente.
— Tercera parte: La gestión en Odontología.

Palabras clave
Dentista. Futuro. Investigación. Mercado Odontológico. Odontología.

Introducción al estudio
Nuestra profesión, la Odontología, vive históricamente una continua evolución y un constante progreso, acentuados especialmente en los últimos años. Un progreso que actualmente viene vinculado con la modificación del mercado odontológico y con una variación de las necesidades actuales de profesionales y pacientes. Las vivencias del pasado y el vivo presente son un buen comienzo para aproximarnos a dibujar lo que puede ser la Odontología del futuro en España.

Vaticinar el futuro es una aventura un tanto ficticia, debido a los innumerables factores personales e imprevisibles que pueden desvirtuar cualquier predicción estadística y objetiva. Conscientes de las posibles deficiencias y omisiones en cualquier predicción, nos sigue pareciendo valioso el trabajo y esfuerzo realizado, de manera que no permanezcamos pasivos ante lo que se nos avecina. En este artículo resumen se expone una muestra de los numerosos datos y conclusiones obtenidas y publicadas en la edición completa de esta investigación.

Objetivos
El objetivo principal es realizar un estudio de mercado del presente y futuro con el fin de descubrir la información adecuada que permita ofrecer a nuestra profesión la posibilidad de planificación y anticipación. Una planificación que permita alcanzar la satisfacción tanto de nuestros pacientes como de todos los componentes de nuestra profesión: instituciones, industria y profesionales.

Método
Población y muestra
La población seleccionada para la investigación está constituida por todos los sujetos de ambos sexos y cualquier edad asistentes al X Congreso Anual de la Asociación Nacional de Estudiantes de Odontología (ANEO) y XI Congreso de la Asociación Nacional de Jóvenes Odontólogos celebrado el mes de julio del 2004 en Murcia. La amplia diversidad de procedencia de los encuestados nos ofrece unas conclusiones muy aproximadas a la opinión general de toda España. La investigación se centra en este acontecimiento, debido al perfil ideal de odontólogo del futuro, que caracteriza a los asistentes al mismo, puntualizando además que estas personas, que desde tan jóvenes asisten a Congresos Nacionales de Odontología, responden particularmente a un perfil de profesional que conoce y se preocupa por el destino de su profesión. Consideramos de mucha importancia las opiniones de estos estudiantes, así como los resultados de la investigación, por constituir este colectivo la base más cercana de la profesión odontológica y por tanto el futuro.

El tamaño de la muestra estudiada asciende a un total de 156 sujetos. Todos ellos cumplimentaron voluntariamente el material utilizado para la confección de la investigación. Este tamaño muestral permite trabajar con una confianza del 95 por ciento y un error del 8 por ciento para p = q. El tamaño de la muestra estudiada permite la elaboración de resultados y conclusiones con unos márgenes de precisión y confianza muy aceptables.

Material empleado
Para la realización de la investigación y la pertinente recogida de datos e información se ha desarrollado un completísimo cuestionario que tiene por título “El futuro de la Odontología”. Todas las secciones de la encuesta responden a actividades, opiniones, conceptos y experiencias relacionadas con la situación social, económica y clínica de la profesión odontológica. También responde a aspectos empresariales tales como la gerencia, la gestión, la organización de la clínica dental y el equipo clínico-administrativo del dentista. El cuestionario suma un total de 64 preguntas, donde se incluyen preguntas tipo test con respuestas múltiples de una sola respuesta, pregunta con respuestas múltiples y opción de respuesta también múltiple, cuestionarios de respuesta sí/no/no sabe y preguntas abiertas con respuesta abierta. (Pueden conocer el cuestionario al completo en la publicación completa editada de la investigación.)
Antes de repartir los cuestionarios, se presentó el primer día de Congreso una conferencia a los asistentes. El propósito de esta conferencia era doble: facilitar la implicación de los sujetos en nuestra investigación, y reducir el nivel de error o de mala interpretación de las preguntas.

Procedimientos de análisis
Toda la información recogida durante la investigación fue codificada numéricamente y registrada en una matriz de datos. El tratamiento estadístico del registro numérico se realizó con el uso del programa Statgraphics versión 5.0 (Stat Plus 5.0, Statistical Graphics Corporation, 2000). Para la presentación de los datos se emplean diferentes herramientas de estadística descriptiva para la presentación de los resultados y análisis de datos. Don Andrés Carrión García (profesor de Estadística Aplicada a la Calidad de la Universidad Politécnica de Valencia) coordinó el manejo de los datos estadísticos.

Primera parte: Estudio descriptivo del mercado odontológico del futuro

Introducción
Desde hace algunos años en España, la profesión odontoestomatológica, condicionada por los cambios del sector, vive con una vertiginosa transición hacia un superávit de profesionales. En resumen, podemos anunciar que aumenta el número de profesionales establecidos en nuestro país, aumenta la calidad de nuestro trabajo, y aumenta también la cultura y exigencia de nuestros pacientes. Por lo contrario, no aumenta el incremento proporcional de ciudadanos, ni de pacientes potenciales, ni tampoco aumenta el dinamismo del enfoque profesional por parte de los recién licenciados. Las numerosas posibilidades laborales que ofrece nuestro sector no están siendo contempladas, probablemente debido a una falta de capacidad empresarial en la gestión profesional.

La conocida ley de la oferta y la demanda que explicaba también nuestra situación, lo hace ahora de manera inversa, con su desproporción entre el lento crecimiento de pacientes potenciales y el rápido crecimiento de licenciados en Odontología. Actualmente en España, el incremento de la demanda por servicios odontológicos no es proporcional al importante aumento de profesionales licenciados. Como consecuencia, cada vez es más difícil captar la atención de los pacientes hacia nuestras consultas.

El presente demuestra que los jóvenes odontólogos no suelen abrir nuevas clínicas, probablemente debido al aumento de la competencia y a las inversiones necesarias. Clásicamente, la principal vía de desarrollo profesional era establecerse en un barrio para ejercer una práctica privada en solitario. Para bien o para mal, la realidad hoy es otra. Una arraigada competencia provoca que las fuertes inversiones económicas y personales no siempre se vean recompensadas. Sin embargo, una visión optimista nos hace pensar que el recién licenciado tiene tantas dificultades como posibilidades para poder ejercer. Actualmente se ha introducido en nuestro gremio un organigrama de modelos profesionales donde el odontólogo puede posicionarse.

Dentistas, jóvenes y veteranos, deben ahora meditar qué modelo clínico empresarial se acomoda más a sus aspiraciones y estilo de vida. Debemos configurar planes estratégicos que incrementen la demanda de los servicios dentales en nuestras consultas con el objetivo de crear en el mercado un espacio suficiente para que todos podamos de manera ética y eficaz, rentabilizar nuestro esfuerzo académico y laboral, y así progresar en nuestro desarrollo como profesionales.

Objetivos básicos de la primera parte

— Conocer la opinión de los “odontólogos del futuro” acerca de la profesión y la repercusión social de ésta.
— Conocer las preferencias del futuro odontólogo en referencia a estrategias de posicionamiento y desarrollo profesional.

Resultados
Un 50 por ciento de la muestra califica el presente de nuestra profesión como bueno, un 22 por ciento lo considera neutro, y un 24 por ciento lo califica como malo. El porcentaje de la muestra que considera el futuro de la profesión como bueno, se reduce a un 34 por ciento a favor de los que consideran con un 30 por ciento que es neutro y con un 26 por ciento los que piensan que será malo. Sólo un 1 por ciento califica el futuro como desastroso. En cuanto a la evolución presente-futuro, predomina la opinión de que se va a mantener (52 por ciento) o va a empeorar (39 por ciento).

En cuanto al organigrama organizativo y modelos clínicos para las consultas dentales, el estudio nos indica que en el futuro un 60 por ciento de los dentistas trabajarán en clínicas de especialidades odontológicas, mientras que un 30 por ciento lo harán en clínicas tradicionales. Las macro clínicas con un 6 por ciento, y el modelo mediano o tradicional modificado con un 3 por ciento, son las menos escogidas. Mención especial a las 0 respuestas que obtuvo la opción de franquicias como modelo clínico ideal (Figura 1).

Un 34 por ciento de los sujetos de la muestra sitúan la mejor proyección profesional en una asociación completa con otro/s profesionales, mientras que un 30 por ciento opinan lo mismo con una asociación parcial. Un 6 por ciento pretende trabajar contratado por una clínica o tercero y solamente un 14 por ciento enfoca su futuro profesional en una práctica en solitario (Figura 2).

Ante la respuesta abierta: “¿Cuál es la especialidad odontoestomatológica con más futuro?”, el estudio estadístico indica que la implantología (38 por ciento de las respuestas de la muestra) es la especialidad con más proyección, seguida de la ortodoncia (22 por ciento) y con la endodoncia (0,7 por ciento) en último lugar (Figura 3).

La pregunta abierta: “¿Qué especialidad odontoestomatológica le parece la más rentable?” nos desvela en la investigación, que con un 39 por ciento de elección, la ortodoncia es la más rentable, seguida de la implantología con un 37 por ciento. Con un 0,7 por ciento comparten el último lugar, y por tanto las consideradas como menos rentables, las siguientes respuestas: endodoncia, odontología general, higiene dental y odontopediatría.

En la investigación se decide estudiar el nivel de coincidencia entre las respuestas a la especialidad odontológica con más futuro y a la especialidad más rentable. Se obtiene como resultado que hay dependencia entre las dos variables (nivel de confianza > 99,99 por ciento en una prueba Chi Cuadrado).

Un 66 por ciento de los sujetos de la muestra considera que las tarifas que los odontoestomatólogos aplican a sus servicios sanitarios son elevadas, un 32 por ciento las considera justas, y sólo un 2 por ciento las califica como bajas.

Ante la pregunta abierta: “¿Cuál es su mayor preocupación profesional?”, la diversidad de respuestas fue también muy amplia. De todas las respuestas, se establecieron 13 grupos claramente diferenciados. La calidad en el servicio prestado y la atención al paciente son las preocupaciones principales del futuro dentista. Alcanzar un puesto de trabajo estable también está entre las preocupaciones más frecuentes (Figura 4).

Conclusiones
La mitad de los futuros dentistas no consideran “bueno” el presente de la profesión odontoestomatológica. Nos encontramos ante un perfil de futuro profesional que además enfoca su progreso o introducción al sector con cierto pesimismo o quizás realismo, pues no consideran que con el tiempo, la situación profesional del odontólogo vaya a mejorar.

Parece ser que la especialización en servicios odontológicos aumentará progresivamente. Las franquicias dentales no transmiten ninguna confianza al dentista actual. En el futuro, como ocurre actualmente, este tipo de clínicas estarán dirigidas en una mayor parte por personas ajenas a la Odontología universitaria. También es cierto que apostar por la especialización no es sinónimo de mayor rentabilidad económica. Conociendo los resultados de este estudio, quizás sea interesante apostar por uno de los modelos clínicos que menos parecen interesar al encuestado. Las clínicas tradicionales no parecen ser todo lo eficaces que se necesita para hacer frente a los nuevos retos que se presentan.

La amplia competencia que en el presente caracteriza al sector odontológico se verá con certeza aumentada en el futuro. Los dentistas del futuro combatirán este inconveniente mediante la asociación profesional. El encuestado tiene claro que no quiere trabajar como contratado, sino que prefiere gestionar su propia dedicación.

Con destacada diferencia, la ortodoncia y la implantología van a ser las especialidades más deseadas en el futuro, y lo serán porque se consideran las más rentables. Esto nos demuestra que la rentabilidad económica es uno de los factores más importantes en las decisiones del futuro dentista.

El dentista del futuro considera que actualmente los precios de los servicios dentales son elevados. Aunque pudiera modificarse esta opinión cuando los encuestados se introduzcan en un mundo laboral de gastos e ingresos, debemos pensar a priori que en el futuro, las tarifas de los dentistas disminuirán.

El saturado mercado dental explica la preocupación que los encuestados tienen en su futura incorporación laboral. El problema de la falta de empleo tiene malas consecuencias para el joven odontólogo, porque lleva a que éste trabaje donde pueda, y no donde quiera. Muchas veces en condiciones insatisfactorias en cuanto a reconocimiento profesional. Esto, a la larga, repercutirá en problemas de motivación personal, y en definitiva, en dificultades para alcanzar la felicidad personal y profesional. El dentista del futuro confirma su compromiso con la sociedad, situando entre sus preocupaciones más frecuentes, el ofrecer calidad y la mejor de las atenciones a sus pacientes.