Los Dres. Soto-Yarritu y Marisol Ucha en la recepción a la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, presidió la toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), celebrada el pasado 6 de julio en el Palacete de los Duques de Pastrana, en Madrid.
Unas 500 personas asistieron a la ceremonia de toma de posesión de la Junta de Gobierno y Juntas Provinciales del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), que tuvo lugar el pasado 6 de julio en el Palacete de los Duques de Pastrana en Madrid.

A la celebración, presidida por la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor Julián, asistió Javier Antonio Alemany, director general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, así como el Dr. Alfonso Villa, presidente del Consejo General de Dentistas de España; representantes de las principales universidades madrileñas, colaboradores del Colegio, presidentes de otros colegios profesionales y miembros de anteriores Juntas.

Durante el acto de investidura, el presidente de la nueva Junta de Gobierno, el Dr. Ramón Soto-Yarritu Quintana, pronunció un discurso en el que, tras agradecer la presencia de los distinguidos asistentes, planteó un «manifiesto de intenciones» por el que la Junta está dispuesta a trabajar durante los próximos cuatro años de legislatura, entre ellas: la necesidad de controlar que el número de alumnos admitidos cada año en las universidades públicas y privadas no exceda lo indicado por la Ley; la intención de que el COEM obtenga una mayor representatividad en el Consejo de Dentistas de España; el impulso a la creación de «especialidades» en Odontología –tales como ortodoncia, cirugía oral, endodoncia, etc.–, y la lucha contra el intrusismo.

A continuación, el nuevo presidente del COEM hizo un balance de la situación que atraviesa la profesión y los problemas que la acucian, entre ellos, el ratio de dentistas por habitante de nuestro país. «La OMS recomienda un dentista por cada 3.500 habitantes, aquí en España hay uno por cada 1.690 y en la Comunidad de Madrid hay uno por cada 725 madrileños», explicó. Teniendo en cuenta que en la sociedad no existe demanda asistencial para tanta oferta formativa, «nos hemos visto obligados a la creación de un DIP (Departamento Internacional Profesional) por medio del cual vamos a facilitar accesos a bolsas de trabajo en países vecinos que sí tienen esta demanda profesional», anunció el Dr. Soto-Yarritu.

En cuanto a la situación actual de la profesión, el presidente declaró sentirse «profundamente preocupado y alarmado por el deterioro de la imagen, plétora, publicidad salvaje y engañosa, oportunismo, perversión de la relación médico-paciente, que conducen a un mal concepto del profesional de la Odontología por la sociedad», pero aseguró que el equipo humano y profesional que componen los miembros de la nueva Junta de Gobierno «trabajará sin tregua para mejorar esta situación».

Además de reiterar su firme compromiso de cumplir el programa electoral presentado en su candidatura, el Dr. Soto-Yarritu quiso destacar la creación de dos nuevas vocalías: «la de Nuevas Tecnologías, que permitirá una mejor comunicación y contacto con el colegiado, y la Vocalía Solidaria, fruto de un reclamo interno en la profesión, que va más allá de la típica donación del 0,7% de nuestros presupuestos, lo que sin duda viene a demostrar el carácter altruista, comprometido y de servicio que la Odontología supone de modo intrínseco».