Dr. Luis Cuadrado de Vicente

El tratamiento implantológico en la actualidad se basa en conseguir la máxima calidad en el tratamiento que realizamos a nuestro paciente. Este concepto de calidad en el tratamiento debe ser percibido por el propio paciente, para que influya en nuestra práctica habitual, incrementando la satisfacción de nuestros pacientes.

Descargar

Entre los estándares de calidad que aportamos a nuestros pacientes, quizá uno de los más importantes es el relacionado con la propia cirugía de colocación de implantes. Para ello debemos usar implantes que resulten quirúrgicamente sencillos, seguros y rápidos de colocar y que, al mismo tiempo, cumplan los requisitos protéticos más importantes en la actualidad, esto es, tener suficientes opciones restauradoras, tanto estandarizadas como de CAD–CAM, y ser amigables con el tejido blando (cambio de plataforma).

Figura 1. Ausencia del 11.

Es importante que su protocolo para uso en función inmediata sea sencillo y plástico, esto es, que podamos optar entre pasar menos fresas o pasar todas parcialmente, en función del caso clínico y la anatomía.

Presentamos en esta ficha clínica el nuevo implante Replace CC (Conical conection) de Nobel Biocare. Se trata del conocido y demostrado diseño Replace y superficie Tiunite, ahora unido a una conexión protética basada en el implante Nobel active, hexágono interno y plano inclinado. Se trata por tanto de una combinación que, como veremos, intenta simplificar la cirugía, facilitar la prótesis y tratar correctamente el tejido blando.

Las principales características de este nuevo diseño son:

Quirúrgicas
Preparación de cada longitud y diámetro de implante con su fresa específica, codificada con un color en función de su diámetro. Esto simplifica la cirugía, haciéndola más segura, sobre todo en la cercanía de zonas anatómicas sensibles. Protocolo de fresado de menos fresas. Además son las mismas del Replace clásico. La única variación es el uso del transportador de implante específico (común con Nobel Active). El transportador mecánico tiene una marca que corresponde a cada una de la facetas del hexágono.

Esto nos permite la colocación fina de la conexión y su orientación correcta para el futuro pilar protético. Muy importante para prótesis estética, ya que en la propia cirugía vamos a orientar correctamente el futuro pilar de prótesis. El diseño del implante y del protocolo de fresado permite variaciones de fresado sencillas (como fresado incompleto del lecho con la/s última/s fresa/s). Este fresado incompleto se realiza en casos en los que busquemos usar función inmediata.

Figura 12. Ajuste fino con la llave manual.

En este caso se puede colocar el implante RP con la fresa del NP, sobre todo en maxilar superior. En el inferior debemos usar la fresa RP pero evitando introducirla en su totalidad. De esta manera conseguiremos esos 3-5 mm de mayor contacto y retención.

Permite el máximo aprovechamiento del hueso receptor, ya que en los implantes de conexión externa tenemos que enterrar la conexión y el tornillo de cierre, lo que supone el sacrificio de casi 1,5 mm a la hora de colocar el implante. Por tanto, para colocar un implante de hexágono externo de 10 mm, necesitamos un mínimo de 11,5 mm. En este hueso colocaríamos un implante de conexión interna de 11,5 mm en lugar de 10 mm, ya que la conexión es interna al implante.

Protéticas
La conexión interna hexagonal simplifica la toma de impresiones y la colocación de las tomas de impresión, haciendo a veces innecesario el control radiológico de su asentamiento.

FIgura 26. Estética provisional cerrando el diastema.

La posibilidad de introducción de tejido blando es mucho menor y se «siente» cuando ha entrado correctamente la toma de impresiones. Esto significa menos tiempo de tratamiento a nuestro paciente.

Ofrece una interface segura y resistente para los pilares, con un sellado mucho mejor. De esta manera la contaminación bacteriana será menor, lo que favorece el comportamiento de la encíaa periimplantaria.

Esta conexión ofrece, igual que en el implante Nobel Active, el cambio de plataforma incluído, lo que unido al mejor sellado redunda en una mejor calidad, estabilidad y salud del tejido blando periimplantario. Además, aumenta la cantidad y el volumen de la encía, dando un aspecto más natural a la restauración.

La conexión está diseñada para evitar micromovimientos y microfiltraciones, lo que redunda en un mayor mantenimiento del hueso crestal y, por tanto, una mayor estabilidad de la interfase protética.

Por tanto, se trata de un diseño de implante que, en nuestra opinión, lo hace ideal para cualquier situación clínica y anatómica, tanto desde el punto quirúrgico como protético. Incluso en situaciones de colocación tras extracción inmediata, el diseño del cuerpo del implante hace que la estabilidad sea muy alta y aumenta la posibilidad de función inmediata. La conexión interna, que es quizá la más «amigable» de la implantología, y el cambio de plataforma harán de este implante un referente en los próximos años.

Caso 1 (figuras 1–14).

Caso 2 (figuras 1–10).

Caso 3 (figuras 1–26).

PATROCINADO POR:
Centro i2 Implantología

C/ Diego de León, 11. Madrid
www.i2-implantologia.com

Artículo elaborado por:
Dr. Luis Cuadrado de Vicente

Médico Estomatólogo.

Especialista en Cirugía Plástica.

Dra. Cristina Canals Salinas
Médico Estomatólogo.

Dr. Alfonso García Pérez
Odontólogo.

Máster Implantología y Rehabilitación Oral.

Dra. Almudena Martínez Bravo
Odontólogo. Especialista Implantoprótesis UCM.

Dra. Valeria García Chacón
Odontólogo. Esp. Cir. NYU.

D. Iñaki Lauret
Responsable Dpto. de Audiovisuales e Informática i².

Dra. María Garrido Salinas
Odontólogo.

Centro i² Implantología Madrid

Cristina Cuadrado Canals
Alumna Odontología U. Europea de Madrid.