Gran eco internacional y alta calidad de visitantes en la feria de odontología líder en el mundo.

La XXXIV Exposición Internacional de Odontología (IDS) finalizó el 26 de marzo en Colonia con un resultado extraordinario y un ambiente excelente. Durante cinco días de feria, 1.956 expositores de 58 países presentaron innovaciones y tendencias para toda la Odontología, que fueron desde la profilaxis hasta tratamientos especiales, pasando por diagnóstico y restauración.

Martin Rickert, secretario general de la Asociación de la Industria Dental Alemana (VDDI), destacó que el número de visitantes aumentó un 9 por 100 respecto a la edición anterior, con un considerable aumento de los participantes internacionales, lo que subraya, una vez más, el carácter de la IDS como feria líder mundial.

La nueva edición de la Exposición Internacional de Odontología se cerró con mejores resultados que la anterior, celebrada en 2009. Al ya citado aumento del 9 por 100 en el número de visitantes profesionales, hay que añadir un incremento del 7 por 100 en el número de expositores y del 5 por 100 en la superficie ocupada. En total, unos 115.000 visitantes profesionales de 148 países se informaron sobre la oferta de productos de 1.956 expositores de 58 países. Unos resultados que, de por sí satisfactorios, se tornan excelentes al ser interpretados en un contexto de crisis económica.

A la IDS acudieron representantes de todos los grupos profesionales relevantes —consultas, laboratorios dentales y comercio dental, pero también del sector universitario—. Los expositores, entre los que hubo una nutrida representación española, se mostraron especialmente satisfechos con la gran respuesta internacional, registrándose notables aumentos de las cifras de visitantes procedentes, sobre todo, de América Central y del Sur, así como de Australia, Estados Unidos y Canadá; pero también de Italia, Francia, Países Bajos, España y Gran Bretaña, Suiza, Rusia, Ucrania, Turquía, Israel, China e India. La IDS fue todo un éxito para muchos expositores, también desde el punto de vista económico, por la gran cantidad de encargos que se dieron, tanto nacionales como internacionales.

Por su parte, los visitantes profesionales confirmaron también su completa satisfacción, como refleja una encuesta independiente llevada a cabo entre los mismos: el 95 por 100 de estos quedó satisfecho o muy satisfecho con la oferta de productos y con la obtención de sus objetivos feriales.

Speakers’ Corner: lo último en ciencia e investigación
Numerosos visitantes aprovecharon también la oportunidad que les prestaba el denominado Speakers’ Corner, espacio reservado para el programa de conferencias especializadas, para informarse sobre los más recientes resultados de la ciencia y la investigación. Durante los cinco días de la feria se presentaron nuevos productos y métodos en unas 80 ponencias de expositores: desde sistemas de implante y digitalización hasta las posibilidades de gestión del estrés para odontólogos, pasando por estética dental, tecnología láser y anestesia dental.

En esta nueva edición de la IDS se constató que la velocidad de las innovaciones llega a todos los ámbitos de la odontología y la protésica, logrando que los tratamientos sean más eficaces y de mayor calidad. En el centro de atención de la IDS 2011 se presentaron productos y sistemas que ofrecen mejoras a los usuarios y pacientes, tanto en la profilaxis y el diagnóstico, como en el tratamiento dental. Entre ellos cabe mencionar sistemas de ultrasonidos para una profilaxis profesional libre de dolor, escáneres intraorales digitales, métodos mejorados para el tratamiento del canal radicular, nuevos materiales para empastes, coronas y puentes estéticos con un aspecto especialmente natural, así como mejoras en el diagnóstico por radiografía digital, de especial interés en la implantología.

El workflow digital impulsa la consulta y el laboratorio
Uno de los desarrollos actuales más importantes tiende a completar la cadena digital de fabricación, desde la realización del molde por el odontólogo hasta la corona, el puente o la superestructura terminadas. Si hace dos años, en la IDS, se asistió a la llegada de los primeros escáneres orales para «producción del molde sin material de molde», ahora las posibilidades de elección para el odontólogo y el protésico se han multiplicado. Hoy en día, toda una serie de empresas ofrece diferentes aparatos y técnicas para ello. Algunas de ellas se basan en señales de vídeo; otras funcionan empleando LEDs azules o según el principio confocal y otros combinan óptica y ultrasonidos. En algunos modelos se puede renunciar incluso al uso de spray de contraste o polvos. En determinados métodos no se precisan ya ni siquiera postes para el molde, lo que eleva su eficacia y cuida de los tejidos blandos. En su lugar se escanea un moldeador gingival, cuya superficie presenta marcas específicas que reproducen todas las informaciones necesarias para el diseño digital del abutment.

Por otra parte, entre los desarrollos más recientes se cuentan ofertas amplias de fabricaciones especiales. Cada vez se dispone de más materiales de soporte: además de óxido de circonio, cobalto–cromo y titanio, ahora más metal noble. Las innovaciones actuales hacen incluso posible que el laboratorio lleve a cabo una producción asistida por CAD/CAM sin necesidad de contar con un equipo propio de alta tecnología.

La planificación de tratamientos implantológicos completos se ve animada por la combinación de la tecnología DTV y CAD/CAM. La configuración de superficies para mascar queda facilitada ahora con herramientas de software y, para la estética, se dispone de varias posibilidades atractivas. Por ejemplo, un nuevo material portante de óxido de circonio es especialmente traslúcido. De este modo se pueden obtener con mayor seguridad restauraciones estéticas de los dientes frontales, con una dinámica viva de la luz.

Alta tecnología para la odontología diaria
La alta tecnología asiste también en las actividades que, a diario, realiza el profesional en la consulta odontológica. Es el caso de la terapia del empaste, perfeccionada mediante desarrollos en tecnología de materiales que conducen hacia glasionómeros, que consiguen mantenerse más tiempo que sus predecesores en la boca del paciente. En algunos casos, en los que hasta ahora se empleaba amalgama, es posible un atractivo «tratamiento intermedio para varios años».

Asimismo, en el ámbito posterior se pueden «inyectar» sencillamente restauraciones oclusivas, que garantizan una configuración anatómicamente correcta en el espacio cercano oclusivo. Por su parte, los empastes de composite pueden colocarse ahora, con la ayuda de energía de vibración, ahorrando el 30 por 100 del tiempo. También se dispone de puentes confeccionados para acelerar el tratamiento en caso de que falte un único diente lateral: con la preparación de pequeñas cavidades slot, que cuidan la sustancia, se puede llevar a cabo en media hora, en la consulta. Y para fijar coronas, puentes, inlays (oro) y onlays, se dispone ahora de cemento en cápsula que reduce el tiempo de mezcla de 90 a 10 segundos y garantiza la relación óptima entre polvo y líquido.

Innovaciones en el tratamiento endodóntico
Otros de los avances difundidos en la exposición repercuten favorablemente en el perfeccionamiento de los tratamientos endodónticos. Es el caso de los sistemas con pocas limas, empleados para actuar de modo más seguro y más rápido al endodonciar dientes muy destruidos y/o afectados por bacterias. El odontólogo puede decidir si lleva a cabo todo el tratamiento del canal radicular, por ejemplo, con tres limas mecanizadas o con una sola, lo que es posible en el 90 por 100 de los casos.

El tratamiento con ozono, que también está avanzando, lleva a conseguir mejor desinfección y éxitos convincentes, tanto en el tratamiento de la caries como en la endodoncia, gracias a una mayor concentración del gas (hasta 32 g/m3).

Otra novedad en el tratamiento endodóntico, que aumenta la cuota de éxito del mismo y mejora la conservación de la vitalidad de la pulpa, es un nuevo sistema sintético, pero casi idéntico a la naturaleza: «Dentin» sobre base de tricalcio. Después del relleno del canal radicular con gutapercha y sealer, como hasta ahora, se emplea para sellar la perforación de la base de la pulpa.

El material, además del uso en la endodoncia, también se puede utilizar para cavidades profundas o para inlays y onlays, así como para cubrir pulpa libre.

También en la disciplina de la ortopedia maxilar se están desarrollando nuevos métodos, como es el diseñado para combatir white spots (pérdidas de calcio, que se pueden producir en el diente durante el tratamiento ortopédico, de las que surgen lesiones blancuzcas de caries inicial). Una crema protectora especial, que se puede emplear durante todo el tratamiento, tanto por el dentista como por el paciente en su casa, y los cementos de glasionómeros endurecidos a la luz permiten una gestión eficaz de los white spots.