Una especie de rana, la marsupial dentada o Gastrotheca guentheri, que habita en los bosques de Colombia y Ecuador, podría poner en entredicho la ley de irreversibilidad de la teoría de la evolución.

Según una investigación publicada por la revista «Evolution», esta rana recuperó los dientes millones de años después de haberlos perdido. «Combinando datos de fósiles y secuencias de ADN con nuevos métodos estadísticos, pudimos comprobar que estas ranas perdieron sus dientes inferiores hace más de 230 millones de años. Pero volvieron a estar presentes dentro de los últimos 20 millones de años», dijo el Dr. John Wien, de la Universidad de Stony Brook.

Desde su punto de vistas, «la pérdida de dientes en el maxilar inferior en los ancestros de las ranas modernas y su reaparición en el caso de la rana dentada ofrece una evidencia muy fuerte para una idea controvertida: que las características perdidas en la evolución pueden volver a presentarse aún después de 200 millones de años», lo que arroja un manto de duda sobre la ley de irreversibilidad planteada por el paleontólogo belga Louis Dollo.