El Consejo de Administración de PSN, al principio de la Asamblea General de Mutualistas. Sentados, Esteban Ímaz, Carmen Rodríguez, Miguel Carrero, Fernando Gutiérrez y Luis Campos. De pie, Miguel Morgado, Miguel Triola, Filemón Rodríguez, Manuel Pérez, Bernardino Navarro y Tomás del Monte

La Asamblea de Mutualistas de Previsión Sanitaria Nacional (PSN), reunida el 29 de mayo en Madrid, en sesión ordinaria, ha respaldado la solución aprobada por el Gobierno para determinar y liquidar las pensiones del régimen de AMF-AT (Asistencia Médico-Farmacéutica y Accidentes de Trabajo), dedicando las dotaciones y provisiones que sean necesarias, según lo establecido por la Seguridad Social y el Consorcio de Compensación de Seguros.

El extinto régimen de AMF-AT ha centrado gran parte de la Asamblea, con un punto del orden del día dedicado íntegramente. El presidente de PSN, Miguel Carrero, ha expuesto a los mutualistas un informe de situación en el que se repasan los antecedentes de AMF-AT, destacando su naturaleza jurídica: un régimen sustitutorio de la Seguridad Social, que posteriormente se convirtió en complementario y que estaba constituido como un sistema de reparto, con cotizaciones del 12% del importe de los sueldos de los médicos beneficiarios. PSN sólo era la administradora de un sistema que cubría las contingencias de jubilación, invalidez, viudedad, orfandad, larga enfermedad, defunción, nupcialidad, natalidad y asistencia sanitaria. Cuando comenzó a dar sus primeros síntomas de desequilibrio, en la década de los 80, PSN informó de ello en reiteradas ocasiones a la Administración. Era lo único que podía hacer, porque no tenía facultad normativa para modificar el régimen.

AMF-AT quebró en 1997 y quedó extinguido por Ley en 1999. Desde entonces, se desencadenó un movimiento de demandas contra PSN por parte de los beneficiarios, que fue prosperando en forma de sentencias: la Mutua era condenada al pago de obligaciones económicas. En principio, PSN, respaldada por la Dirección General de Seguros, se negó al pago, puesto que no se podía efectuar con cargo al patrimonio de la Entidad. Posteriormente, cuando las sentencias comenzaron a ser firmes, tuvo que hacer frente a los pagos por obligación legal. Paralelamente, emprendió una reclamación patrimonial contra el Estado para recuperar los más de 27 millones de euros dispuestos hasta el pasado año.

Sin embargo, el Tribunal Supremo desestimó en diciembre la petición de PSN, pese a que quedó demostrado que la escasez de recursos de AMF-AT respondió a su deficiente diseño actuarial y a su insuficiente dotación económica, con unas aportaciones y cotizaciones muy inferiores a las prestaciones abonadas, todo ello responsabilidad del Estado como titular del régimen.

Desde entonces, PSN fijó todos sus esfuerzos en instar a la liquidación del régimen y en promover la aprobación del Real Decreto que determinara los derechos que, en su caso, pudieran tener los beneficiarios. Finalmente, el pasado 7 de mayo, el Consejo de Ministros aprobó la esperada norma, que desarrolla los criterios técnicos de cuantificación y las obligaciones de colaboración entre las partes implicadas –Seguridad Social, Consorcio de Compensación de Seguros y PSN-, así como la forma de hacer efectivas las compensaciones económicas pendientes.

Como conclusión a este apartado, el presidente Carrero se ha referido a la situación actual, una vez publicado el Real Decreto en el BOE, caracterizada por la colaboración de PSN con la Seguridad Social y el Consorcio de Compensación de Seguros para proporcionar los datos completos de los beneficiarios de AMF-AT con el fin de iniciar la liquidación. PSN contribuirá con las dotaciones y provisiones que se le impongan, una vez que así lo ha asumido su Asamblea de Mutualistas.

Resultados 2009
La Asamblea también ha dado el visto bueno a los resultados obtenidos por PSN en 2009 y ha decidido destinar a reservas voluntarias los 2,12 millones de beneficio neto. Carrero se ha felicitado de estar haciendo frente a la crisis “con rigor, transparencia y sin atajos” y ha destacado el hecho de que muchos mutualistas, “inseguros con la incertidumbre del sistema bancario”, hayan acudido a PSN, haciendo posible un resultado más que espectacular: 24 millones de euros en primas únicas, un 60% más que en 2008.

PSN sigue creciendo año tras año: cerró 2009 con 93.000 mutualistas -5.500 nuevos-, 137.000 asegurados y 153.000 pólizas. Ha inaugurado en Mérida, en la sede del Colegio de Médicos, su oficina número 100.