En Brasil, un dentista extrajo los 26 dientes en buen estado de un joven de 17 años que había acudido para realizarse la extracción de dos piezas, las únicas que debían haber sido extirpadas, según confirmó un informe médico del Instituto Médico Legal (IML) de Brasilia.

Los peritos encargados del estudio admitieron hoy que no había necesidad de extraer todos los dientes del menor sino solo aquellos dos que estaban previstos y autorizados por la familia previamente.

El responsable por las extracciones alegó entonces que había optado por retirar todos los dientes debido a que diagnosticó una enfermedad en la arcada del adolescente.

Tras la intervención, realizada el pasado 24 de septiembre, el cirujano responsable ha sido apartado de su trabajo mientras se investigan sus responsabilidades en el caso y podría ser juzgado como responsable de ocasionar al menor "lesiones corporales gravísimas".

El Consejo Regional de Odontología del Distrito Federal ya anunció que reconstruirá la dentadura del joven a través de implantes para que pueda volver a desarrollar su vida con total normalidad.