El presidente del Colegio de la I Región, doctor Sabino Ochandiano; el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, y el presidente de la Comisión Científica del Colegio, doctor Javier Alández

“Es imposible conocer el futuro, y es absurdo comportarse como si se conociera”. Así esquivó el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid la pregunta sobre el porvenir de la Odontología. El Excmo. Sr. Juan José Güemes Barrios fue el encargado de abrir el ciclo científico de conferencias 2009-2010 del Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región, el pasado 27 de octubre. El Salón de actos de la sede colegial registró un lleno casi completo.Si bien prometió su apoyo y el de la consejería que representa a la entidad colegial en temas tan preocupantes como el intrusismo, el consejero no se mostró de acuerdo con la necesidad de establecer un numerus clausus en Odontología como medida para paliar el exceso de plétora profesional que sufre el sector, ya que, en su opinión, "no existe una justificación para coartar así la libertad individual".

El presidente de la Comisión Científica del Colegio de la I Región, doctor Javier Alández, llevó a cabo una introducción para situar la situación presente de un sector profesional, el odontoestomatológico, en el cual, en un periodo de 20 años, prácticamente se ha duplicado el número de dentistas colegiados. La Comisión Científica del Colegio de la I Región sigue trabajando duro en la realización del programa anual de actividades. Durante los dos últimos ejercicios se han ofrecido 31 conferencias, 9 sesiones clínicas, 6 cirugías en directo y 21 cursos de fin de semana. Como resultado, cerca de 3.000 colegiados han mejorado su formación cada año.
"Ante los cambios que están afectando a nuestra profesión y los retos que se nos avecinan", señaló el Dr. Alández, "es importante conocer la opinión de nuestro consejero de Sanidad", así como fomentar las relaciones del Colegio con las instituciones.

El Salón de actos del Colegio se llenó al completo

También el presidente del Colegio, doctor Sabino Ochandiano, se mostró de acuerdo en la necesidad de conocer "la postura de la administración más cercana ante la que debemos rendir cuentas y cuál es su visión de futuro en un momento de tantos cambios". Y añadió: "Faltan médicos y sobran odontólogos, cuando tradicionalmente ha sido al revés".

Al inicio de su intervención, el consejero alabó la calidad y el nivel de la odontología española, lo que, en su opinión, se debe, en buena parte, a los programas formativos de los colegios oficiales.

Tanto durante la conferencia como en el posterior turno de preguntas, incidió reiteradamente en que no es competencia de la Administración, ni él mismo cree que sea una postura adecuada, limitar el número de personas que deban ejercer una profesión, ya se trate de la Odontología o cualquier otra.

Agradeció al Colegio de la I Región la colaboración que mantiene con la administración sanitaria y con la consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Madrid.
"El sistema de Salud español es, sin duda, uno de los mejores del mundo". Sin embargo —aseguró Güemes— las cuestiones tratadas en el Informe Abril, encargado en 1991 por el entonces ministro de Sanidad, Julián García, continúan todavía vigentes y pendientes; "además tenemos nuevos desafíos que afrontar". Hoy todavía, siendo necesario consolidar la sostenibilidad del sistema, garantizar la suficiencia financiera y racionalizar el gasto sanitario, de manera especial ante la grave crisis económica.

Para el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid: "limitar
el acceso a las facultades, no sólo representa limitar la libertad individual, sino correr el riesgo de equivocarnos, como hace 15 años" con los médicos

En cuanto a los nuevos retos, destaca el consejero la escasez de recursos humanos, problema que atribuye al numerus clausus establecido en Medicina hace 15 años. "La consecuencia es que nos encontramos con un aumento de la demanda extraordinario, y no se puede improvisar un profesional sanitario".

Incidió nuevamente en que "limitar el acceso a las facultades, no sólo representa limitar la libertad individual, sino correr el riesgo de equivocarnos, como hace 15 años".
"Hemos pedido que se quiten los numerus clausus, y ya sé que no es una postura muy popular en este colegio".

En lo que se refiere a la apertura de nuevas facultades de Odontología, recordó que las universidades tienen competa autonomía en la creación de facultades y en la supresión de las mismas.

También es un nuevo reto la necesidad imperiosa de garantizar la cohesión y la equidad en la prestación de la asistencia sanitaria en un sistema nacional de salud en el que las competencias han sido transferidas a las Comunidades Autónomas. Y, precisamente, "la insuficiente colaboración entre ellas pone en riesgo la cohesión del Sistema Nacional de Salud".

En ese sentido, habló de la necesidad de que las distintas administraciones regionales alcancen pronto un acuerdo nacional por la sanidad, liderado por el Ministerio. "Urge un pacto por la Sanidad y debe ser un pacto con contenido"
Hizo también referencia a la necesidad de que el sector público sanitario se respalde en el privado. "Para garantizar el acceso a la sanidad, tenemos que apoyarnos en la sociedad a la que servimos". En los próximos años habrá una mayor cobertura sanitaria pública y "la decisión de la Consejería es que no se traduzca en una expansión del número de funcionarios, sino que se apoye en los dentistas privados".

También se mostró partidario de "racionalizar el gasto público en medicamentos".
"Vamos a terminar", dijo, "el ejercicio con el mayor déficit de la historia". "Se nos avecina un panorama extraordinariamente complejo. En mi opinión personal, no cabe esperar una recuperación ni una mejora significativa en los próximos años en cuanto a los recursos de las Comunidades Autónomas". Pero no todo se debe a la falta de ingresos, "el gasto público ha subido muy por encima de los impuestos"
Ante la pregunta de uno de los dentistas asistentes sobre la libre elección de odontólogos por parte de los pacientes, el consejero madrileño de Sanidad manifestó que "el empeño del gobierno regional es que tal libertad exista, porque la sanidad es demasiado importante e íntima para que impidamos al paciente elegir a sus profesionales". En este aspecto, destacó la trascendencia que tiene la relación de confianza entre paciente y odontólogo.