De izda a dcha., el ministro de Justicia, Francisco Camaño; el rector Magnífico de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, y el director del Museo, Dr. José Antonio Sánchez Sánchez

El ministro de Justicia, Francisco Camaño, y el rector Magnífico de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, inauguraron, el pasado 8 de julio, el nuevo Museo de Antropología Médica y Forense, Paleopatología y Criminalística, instalado en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense. En la presentación del museo, mediante el cual se ha querido rendir un especial homenaje a la figura del profesor Reverte Coma, fundador del primer laboratorio forense y de paleopatología de España en 1980, intervinieron también el decano de la Facultad de Medicina UCM, profesor Ángel Nogales; la directora del Departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria, Dra. María José Anadón, y, por supuesto, el director del Museo, Dr. José Antonio Sánchez Sánchez.

Abrió el acto el rector Magnífico de la Universidad Complutense, Carlos Berzosa, quien, tras recordar que el nuevo museo es una reconversión del anterior, dio paso a la directora del Departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria, Dra. María José Anadón. La doctora Anadón describió el proyecto de reconversión y reapertura del Museo como uno de los más largos y arduos que ha emprendido la Escuela de Medicina Legal. Añadió que, si bien ha estado jalonado de problemas, afortunadamente éstos de han ido solucionando.

Tuvo palabras de agradecimiento para todas las autoridades de la UCM, así como para los colaboradores del Museo y, en especial para su propio Departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria. Afirmó que pertenecer a él, así como a la Escuela de Medicina Legal y forense y a la misma Facultad de Medicina de la Complutense “es un privilegio”.

El director del Museo, Dr. José Antonio Sánchez Sánchez señaló que los trabajos de restauración y reapertura del Museo han durado cerca de 4 años. Añadió que, “tras esta consolidación del Museo, cabe esperar que sirva de respaldo tanto a investigadores como a docentes”.

En su intervención, el decano de la Facultad de Medicina UCM, profesor Ángel Nogales, aludió a la figura del profesor Reverte Coma, fundador del primer laboratorio forense y de paleopatología de España en 1980. Dijo que la Medicina Legal y Forense está de máxima actualidad desde el punto de vista médico, legal y también social, y añadió que le gustaría que el Museo sea “una cosa viva” y que organice continuamente actividades.

Por último, el ministro de Justicia, Francisco Camaño, quien también se declaró admirador del profesor Reverte Coma, se mostró satisfecho de inaugurar un museo en cuyo tema la justicia está plenamente presente. “Como abogado he tenido ocasión de valorar la función de los forenses”, declaró, añadiendo que “la justicia no es sólo un valor de la sociedad ni un poder del estado, sino también un servicio público en el que la Medicina Legal y Forense realiza una compleja y gran labor no suficientemente reconocida”.

Antes de dar por clausurado el acto, el rector reiteró su opinión de que: “Lo importante de este museo es que sirva para la investigación y el conocimiento”. Agradeció el trabajo desinteresado y poco retribuido de cuantos han colaborado en su reapertura.

La colección

Fruto de la remodelación del Museo que ha tenido lugar entre los años 2005 y 2009, incluye una selección de piezas de las 3.900 que posee el fondo y que han sido convenientemente estudiadas e inventariadas. Con esta selección se pretende explicar el significado, fuentes, método y objetivos de la Ciencia Antropológica, concebida aquí en su más amplia acepción, tanto forense como cultural.

A través de las distintas secciones y salas del Museo se describen los inicios de la investigación antropológica en España y se muestran las aplicaciones de esta disciplina a la Medicina Forense y a la Criminalística. Reúne también restos óseos antiguos con interesantes patologías y una importante colección de reproducciones paleontológicas que ilustran los grandes hitos de la Antropología Evolutiva. Igualmente, se pueden observar algunos ejemplos de la modificación con carácter ritual del cuerpo humano en diferentes épocas y áreas geográficas, y se dan a conocer ciertos remedios naturales y mágicos utilizados para luchar contra la enfermedad. En una sala se reúne un excepcional conjunto de momificaciones históricas, testimonio de un fenómeno tan humano como universal: el intento de alcanzar la eternidad por medio de la conservación del cuerpo tras la muerte.

Las vitrinas también muestran instrumentos carcelarios, armas blancas y armas de fuego y hay diferentes paneles sobre balística, huellas dactilares o entomología cadavérica, que nos acercan a la criminalística como rama diferenciada de las ciencias forenses y a su vez unida en el objetivo común de la persecución del delito.

El Museo de Antropología Médica y Forense, Paleopatología y Criminalística fue creado como un instrumento docente e investigador en el seno de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, siendo ratificado como tal por Decreto Rectoral en 1994. Sus fondos, procedentes de juzgados, colecciones particulares, excavaciones arqueológicas y depósitos varios, fueron reunidos, desde los años 80, por su fundador y primer director, el Dr. José Manuel Reverte.