El informe presentado en el Congreso de los Diputados por Enrique Múgica, el Defensor de Pueblo, sobre Sanidad en 2008, denuncia que las diferencias de prestación que en materia de Sanidad existen entre Comunidades Autónomas son cada vez más notorias. Las principales quejas de los usuarios de la Sanidad Pública hacen referencia a la desigual distribución de profesionales y la carencia de determinados especialistas, especialmente pediatras, anestesiólogos, radiólogos y médicos de medicina general.

La atención bucodental es, junto a los cuidados paliativos y el tratamiento del dolor, la cirugía de reasignación de sexo, la atención podológica a pacientes diabéticos, las terapias contra el tabaco y las ayudas económicas a personas celíacas, uno de los aspectos en los que se registran mayores desigualdades, según el Defensor del Pueblo.

La Comunidad de Madrid resulta especialmente malparada en lo que respeta a “listas de espera” y aglutina un considerable volumen de quejas por parte de usuarios así como la inquietud de los propios profesionales por la externalización de los servicios sanitarios.