Dr. E. Sada Moreno. Médico estomatólogo. Madrid

Dr. C. Mampaso Desbrow. Odontólogo. Madrid

Prótesis
La prótesis fija atornillada construida sobre una estructura base de metal noble y de cerámica es hoy día objeto de nuestras preferencias.

Últimamente existen en el mercado alternativas con otros materiales que prometen ser esperanzadores en este tipo de rehabilitaciones fijas sobre implantes, como es el caso del titanio (5, 6 y 7), que estamos empleando con mucha precaución debido a que los resultados a corto plazo parecen satisfactorios y que, según nuestra experiencia —corta en el tiempo y en el número de casos resueltos—, estamos esperanzados en que sea una nueva opción para aquellos casos en donde se pretenda abaratar el coste de una rehabilitación en metal noble.

En las rehabilitaciones con sobredentaduras sobre implantes optamos, bien por la ferulización de los mismos mediante barras —en el caso de varias fijaciones implantológicas de corta longitud (caso VI)— o bien por la utilización de sistemas retentivos a bola o macrobolas (rótulas), siempre y cuando estén bien indicados. El empleo de rótulas para retener las sobredentaduras es de nuestro agrado y preferencia, porque los costes de laboratorio son menores y son tratamientos menos laboriosos en comparación con los casos resueltos mediante barras (caso VII).

En cuanto al tema de si la prótesis debe ser atornillada o cementada, creemos que ambas soluciones son válidas y que el empleo de una u otra depende en gran medida de factores como el reborde alveolar, el paralelismo de los implantes, los aditamentos implanto-protésicos que empleemos (muñones de diferente altura, uso o no de cabezales tronco-cónicos, etc.) que condicionan una alternativa u otra, aunque, por regla general, en una rehabilitación total ideal se recomienda realizar una prótesis cementada en el grupo anterior y el resto atornillado.

Resultados
Los resultados obtenidos a través de diez años de seguimiento con los implantes dentales Klockner han sido muy
satisfactorios.

Ya en el año 1995 (8) analizamos los resultados de mil implantes Klockner colocados, obteniendo un porcentaje medio de éxito del 98,7 por ciento .

Para arcadas completas desdentadas y rehabilitadas con prótesis fija obteníamos un 97,6 por ciento de éxito con 286 implantes colocados y para las arcadas rehabilitadas con sobredentaduras obteníamos un 98 por ciento de éxito con 90 implantes colocados.

Pues bien, después de diez años de seguimiento, nuestra estadística es excelente. Notamos cómo los implantes de los últimos cinco años sufren menos reabsorción ósea, por haberse empleado la técnica semisumergida y haber mejorado los recubrimientos de superficie de los implantes por medio del Shot-peening (9 y 10)

Discusión y conclusiones
El motivo de este trabajo es la divulgación de las posibilidades de rehabilitar al edéntulo total tanto sus funciones masticatorias, fonéticas como estéticas, realizando unos comentarios generales y presentando imágenes con los resultados.

El análisis pormenorizado nos llevaría a escribir un tratado de Implantología, que no es nuestra pretensión y sí la de dar a conocer cómo resolvemos este tipo de casos.

Las conclusiones se pueden resumir en:
1. El desdentado total debe ser rehabilitado por uso de implanto-prótesis, bien por medio de sobredentaduras o bien por medio de prótesis fija.

2. Para la prótesis fija debemos utilizar el mayor número de implantes posible imitando a la ley natural.

3. Por regla general, por cada maxilar edéntulo utilizamos doce implantes para la rehabilitación con prótesis fija y cuatro implantes cuando rehabilitamos por medio de sobredentaduras.

4. Los implantes dentales utilizados han sido de la casa Klockner.

5. Las prótesis presentadas han sido realizadas por el laboratorio dental Fernando González Casero (Madrid).

Comentario del caso VI
Paciente edéntulo de ambos maxilares con gran problema en el inferior (Figura 1). Con anestesia local se realiza un colgajo mucoperióstico con expsición del hueso que aparece estrecho y en filo de navaja y/o cuchillo (Figura 2). Se regulariza con fresa hasta conseguir una meseta y se comienza la técnica implantológica para colocar cuatro implantes (Figuras 3, 4, 5, 6, 7 y 8). Se coloca una barra ferulizada y una sobredentadura (Figuras 9 y 10).



Comentario del caso VII
Paciente edéntulo a quien colocaremos cuatro implantes en la zona ósea sinfisaria mandibular (Figuras 1 y 2 ). Se regulariza el hueso con fresa y se colocan cuatro implantes con técnica semisumergida (Figuras 3, 4, 5 y 6).

Cumplido el tiempo de cicatrización, atornillamos las bolas y las rótulas en los implantes (Figuras 7 y 8), procediendo después a la colocación de los plásticos y/o teflones retentivos en la sobredentadura. En la Figura 11 observamos el caso terminado.