Alfonso Villa Vigil Presidente del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España. Madrid

La Medicina y la Odontología son dos profesiones distintas, ¿qué motivo hay para que se considere obligatoria la colegiación de los estomatólogos que ejercen como dentistas en los Colegios de Médicos y no en los de Odontólogos? Esta es una de las razones por las que al presidente del Ilustre Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, Alfonso Villa Vigil, le parece cuestionable la sentencia del Tribunal Supremo a tal respecto, una decisión que están dispuestos a recurrir para defender los derechos de los profesionales odontólogos y estomatólogos.

Pregunta. ¿Qué consecuencias van a traer para los Colegios de Odontólogos y Estomatólogos estas sentencias del Tribunal Supremo?
Respuesta. De momento, entiendo que ninguna, porque no son firmes, sino que pueden y van a ser recurridas en casación. Esas dos sentencias contradicen otra doctrina de los Tribunales Superiores de Justicia que el propio Tribunal Supremo está confirmando, a saber: que los Colegios de Médicos están obligados a dar la baja colegial a los estomatólogos que se la soliciten, y les condena a devolverles las cuotas desde el momento de la solicitud.
Más tarde, si en la casación se confirmase esta nueva doctrina (cosa que no espero), pienso que tampoco tendría repercusión para nuestros colegios, porque las sentencias no señalan impedimento a la posibilidad de mantenerse inscritos en los colegios de odontólogos y estomatólogos, y teniendo en cuenta la atención meridianamente diferente que nuestros colegios y los de médicos dan a los estomatólogos, pocos, muy pocos, pedirían la baja.
No quisiera que nadie me malinterpretara y pensara que estoy en contra de los Colegios de Médicos, de su política o de sus dirigentes. Personalmente, he estado siempre inscrito en el Colegio de Médicos de Asturias, y la gente de mi entorno sabe que he defendido y aconsejado a mis colegas estomatólogos, incluso a los odontólogos que también son médicos, que estén inscritos en los Colegios de Médicos.
Lo que quiero respetar y hacer respetar es el derecho de no estar colegiado en ellos para los estomatólogos que sólo ejerzan profesionalmente como dentistas. Y sostengo, además, que los Colegios de Médicos nos han “ninguneado” siempre, por lo que carecen de legitimidad moral para reclamar la obligatoriedad de estar colegiados con ellos. Primero, porque la medicina y la estomatología son profesiones distintas, aunque compartan un requisito académico, que es poseer la licenciatura en Medicina; así lo ha reconocido el Tribunal Supremo (sin que hasta hoy haya cambiado la doctrina), el Tribunal Constitucional y hasta el Tribunal Europeo, y así lo dicen también la legislación española y la comunitaria. Segundo, no dan prestaciones específicas y necesarias a los estomatólogos, ¿verdad? ¿Qué formación continuada nos proporcionan? ¿Luchan contra el intrusismo? ¿Han atisbado el más leve gesto en contra de ciertos movimientos prodenturistas, que han llegado a ser peligrosos en algunos momentos? Creo que el silencio que la Organización Médica Colegial ha mantenido ante las recientes acusaciones, graves y falsas, que nos han hecho los portavoces del “Preconsejo” General de Protésicos, denotan una vergonzante falta de sensibilidad y de compromiso con la salud bucal que los estomatólogos proporcionan junto con los odontólogos, a la población. Días después de pregonar a los cuatro vientos que los estomatólogos deben colegiarse con ellos, se callan ante el primer agravio grave con el que se encuentran. ¿Por qué? Pues, mire, o porque sólo les interesan nuestras cuotas, o porque en conciencia ni ellos se creen que nos representan profesionalmente; o las dos cosas a la vez.
Es irónica la situación específica del Colegio de Médicos de Asturias. Fue uno de los recurrentes contra nuestros Estatutos, y cuando en Asturias se tramitaba el Decreto de clínicas dentales y laboratorios de prótesis, su única objeción a un anteproyecto que casi “consagraba” el denturismo era que los estomatólogos estuviéramos colegiados con ellos. Nada alegaban a la propuesta de que los protésicos atendieran a los pacientes, pese a que la legislación y la jurisprudencia lo prohíben. La publicidad de un protésico que ofrecía “venta directa al público de las prótesis” tampoco les preocupó: fue nuestro Colegio el que acudió a los Tribunales y obtuvo sentencia condenatoria a tamaña aberración. Ahora, con las declaraciones, precisamente en Asturias, del señor Urbano, que fueron portada en un periódico del Principado, siguen callados. ¿Es que han olvidado las obligaciones de los Colegios para con sus colegiados? Sencillamente, vergonzoso, vergonzante y hasta cínico.

El doctor Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Colegios
de Odontólogos y Estomatólogos

P. ¿Recurrirá el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos esta decisión del Tribunal Supremo?
R. Recurriremos en casación para que se unifique la doctrina porque, como antes he dicho, ahora mismo están vigentes dos doctrinas contradictorias.

P. Después de conocerse las sentencias, ¿han mantenido conversaciones con el Consejo General de Colegios de Médicos para llegar a algún principio de acuerdo?
R. No. Desde hace años, en distintos ámbitos territoriales, como Asturias (cuando era presidente mi predecesor, el doctor Tejerina, cuyo talante conciliador es universalmente conocido y reconocido), se han intentado buscar fórmulas de colegiación combinada, que permitieran unidad de servicios y reducción global de las cuotas. No fue posible. “Erre que erre”, la OMC ha seguido obstinada en mantener íntegras sus cuotas… sin dar servicios. Y ahora, ya ve, proclaman que los estomatólogos “somos suyos” y, a la vez, desprecian nuestros derechos y omiten la defensa de los intereses nuestros y de la población a la que servimos. Desde esas premisas, yo, que soy un negociador nato, pero ni soy ni seré un “timorato e indigno sometido” a nadie, nada tengo que hablar. Tengo que combatir, y es lo que voy a hacer.

P. En su opinión, ¿existe una incompatibilidad tan grave entre los Colegios de Médicos y los de Odontólogos y Estomatólogos?
R. No hay incompatibilidad, sino al contrario. En sus dos sentencias, el Tribunal Supremo señala que no hay impedimento a estar colegiados en los dos colegios. Lo que dice, y discutimos, es que el sitio obligatorio sea Médicos en vez de Odontólogos y Estomatólogos. v