De izda. a dcha., el Dr. Napal, vicepresidente del COENA, la Dra. Rosa Acevedo, la presidenta del Colegio de Dentistas de Navarra, Dra. Beatriz Lahoz y el Dr. Javier Lozano

El pasado sábado 14 de marzo un numeroso grupo de dentistas, jóvenes y no tan jóvenes, se reunieron en el Colegio Oficial de Dentistas de Navarra para asistir al curso “Cómo trabajar para ti mismo o cómo trabajar la mitad y ganar el doble”.

Con este sugerente título, el curso congregó a más de medio centenar de profesionales, con una media de edad cercana a los 30 años, de Navarra, La Rioja, Zaragoza, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava e incluso Castellón.

Los encargados de impartir el curso fueron la Dra. Rosa Acevedo, experta en Implantología Oral, profesora de “Clínica pacientes especiales” de la Universidad Alfonso X el Sabio y ex Presidenta de ANEO, y el Dr. Javier Lozano, profesor de los postgrados de gestión Odontológica de dentalDoctors, experto Universitario en Métodos Avanzados de Estadística Aplicada (UNED) y ex Presidente de ANEO.

El curso, calificado por los asistentes como de gran interés y de fácil puesta en práctica comenzó con una introducción a la actual situación del dentista español, analizando la plétora profesional y los seguros dentales. Posteriormente se trató el asunto de las especialidades odontológicas, comentando la figura de los superespecialistas o de aquellos profesionales que trabajan para otros y por qué puede resultar más rentable esta última opción, además de analizar qué pasa con el odontólogo general.

Después de la pausa se analizó el traspaso español, haciendo hincapié en lo complicado que resulta frente al modelo americano, para conseguir un traspaso bien en tendido en el que todas las partes acaben contentas. Para terminar, el Dr. Lozano disertó sobre la clínica dental propia y la ventaja de los estudios de mercado para asegurarnos el éxito y finalizó analizando la figura de las franquicias y el provecho que se puede sacar de ellas.

En definitiva, se trató de un curso cuyas premisas pueden ser puestas en práctica a corto plazo, que resultó ameno e interesante ya que la juventud de los dictantes proporcionó el punto de vista de las jóvenes generaciones recién licenciadas. El hecho de ver jóvenes dentistas tan activos y con nuevas ideas asegura un relevo generacional en los colegios y esperamos que este ejemplo anime a otros jóvenes a implicarse más activamente en la vida científica y colegial.