Dr. Sabino Ochandiano Caicoya

El doctor Sabino Ochandiano Caicoya, actual presidente y candidato a la presidencia del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región, analiza los logros conseguidos por la última Junta de Gobierno, así como los temas pendientes, entre los que destaca “la incorporación real de las nuevas generaciones al trabajo y las responsabilidades de la labor colegial”.

Al preguntarle acerca de sus proyectos para mejorar el funcionamiento de la entidad colegial, nos contestó lo siguiente: “Podría decirle, con demagogia, que vamos a hacer un colegio más cercano, abierto, asequible, amable y familiar; pero creo que nuestros colegiados no se merecen que les tome el pelo con palabras grandilocuentes. Todos aquellos que han tenido contacto con el colegio durante esta legislatura saben que intentamos dar lo mejor de nosotros mismos, y seguiremos esforzándonos durante la próxima legislatura para que sea eficaz y dé respuesta a las necesidades de los colegiados”.

Pregunta. Dentro del programa que presenta y defiende la candidatura encabezada por usted como presidente, ¿cuáles cree que son los puntos esenciales, aquellos a los que el colectivo de dentistas va a conceder una mayor importancia?
Respuesta. Las mayores preocupaciones del colectivo al que representamos y para el cual estamos en continua búsqueda y puesta en marcha de soluciones, creemos que se centran en: primero, qué tipo de profesional puede abrir una clínica dental, ¿por qué una persona ajena totalmente al mundo sanitario puede abrir un “negocio” que debería estar encomendado a los profesionales? En segundo lugar, ¿es posible establecer un número máximo de clínicas? Y, en tercer lugar, la determinación de un numerus clausus universitario que permita planificar las necesidades reales de los dentistas. Unido a esto, tenemos la aparición de nuevas formas empresariales como las franquicias, policlínicas e intermediación de terceros (aseguradoras privadas) que hacen que haya variado drásticamente el panorama tradicional de nuestra profesión.

Algunos de estos problemas, como las “clínicas negocio” tendrán muchas más dificultades a raíz de la ley de sociedades profesionales, con la que confiamos que los colegios puedan exigirles un comportamiento ético dentro del código deontológico
Parece también relevante el cambio de perfil del cliente, que está obligando a los profesionales a enfocar la consulta de forma diferente a la que estábamos acostumbrados. Los pacientes demandan cada vez más tratamientos de rehabilitación y estética en detrimento de la restauración, si bien es cierto que el aumento de inmigrantes y mayores puede cambiar esta situación. Este cambio no sólo afecta a la manera de ejercer la odontología, sino también a un tema tan importante como la responsabilidad profesional.

En cuanto a otra preocupación fundamental, que ya he comentado antes, y que es el número de licenciados que cada año acceden al mercado laboral, incide claramente en la necesidad de buscar la especialización como forma de diferenciación, con el fin de competir en el mercado. Por tanto, el reto de la especialización se encuentra claramente ligado a la supervivencia en un mundo de competencia asfixiante, y a la formacion continuada, aspecto que va adquiriendo cada día más relevancia, no hay más que leer esta revista y ver la inmensa oferta de formación que contiene.

Esta problemática nos hace reflexionar sobre el cambiante panorama de la profesión y orientar nuestro programa a dar soluciones y servicios con acento especial en los más jóvenes. Pretendemos orientar la toma de decisiones futuras a estos colegiados, con soluciones prácticas y operativas que les permitan anticiparse a los rapidísimos cambios que vivimos en nuestro sector.
P. ¿Quiénes son los profesionales que integran, junto con usted, la propuesta de Comité Ejecutivo? ¿Qué formación o experiencia poseen y qué cualidades personales destacaría de cada uno de ellos?
R. Tenemos la suerte de contar en nuestra candidatura con profesionales de reconocido prestigio y con la colaboración de muchos compañeros que provienen de todos los ámbitos de la odontología, práctica privada, sector público, universidad, másteres, etc. Están representadas en ella todas las facetas de nuestra profesión.

El equipo de trabajo de la candidatura está compuesto por profesionales con una gran experiencia y una dilatada trayectoria profesional, junto con jóvenes llenos de ilusión y fuerza. Ambos grupos unidos han escogido dedicar parte de su tiempo libre y sumar esfuerzos para intentar mejorar nuestras condiciones de trabajo desde todos los puntos de vista. Es importante destacar que esta doble vertiente de experiencia y juventud tiene como objetivo último ir incorporando a las nuevas generaciones al día a día del colegio, para que, en un futuro, ellos, los más jóvenes, estén preparados y puedan tomar las riendas y ser dueños de su propio futuro.

En cuanto a las cualidades del equipo, destacar que todos ellos tienen un alto grado de implicación en el proyecto, además de unos valores comunes y una misma manera de entender la labor colegial con honestidad, transparencia y sin animo de lucro, porque nadie, mientras nosotros estemos en el colegio, va a cobrar ningún tipo de sueldo o prebenda. Este es un compromiso irrenunciable para nuestra candidatura. También destacaría la vocación por el servicio al colegiado, la cercanía y la ilusión de poder completar el proyecto que hace cuatro años pusimos en marcha.
P. En el caso de resultar elegida la candidatura que usted encabeza, ¿se han planteado ya cuáles serán los temas prioritarios en los que comenzarán a trabajar?
R. Los temas prioritarios en los que tenemos pensado continuar trabajando son aquellos que se corresponden con las principales preocupaciones de los colegiados, por eso mejoraremos los servicios y las ofertas de formación continuada con cursos homologables o reglados mediante acuerdos con universidades y nuevas conferencias gratuitas de actualizacion. Completaremos esa formación con cursos multidisciplinares en Gestión, Márketing y para Auxiliares, aspectos que cada día son más importantes.

Además, continuamos trabajando en investigaciones y estudios para poder ofrecer a los colegiados una imagen clara del panorama actual y las perspectivas de futuro. Para ello, estamos realizando un libro blanco de la profesión, que sirva como proceso de reflexión y reorientación y para mejorar nuestra imagen. Esperamos que nos permita diseñar posibles soluciones a los graves problemas que ya hemos comentado.

Seguiremos fomentando la implicación de las Administraciones Públicas en programas que permitan aumentar las prestaciones odontológicas para los sectores más desfavorecidos de la sociedad, como el convenio con el Ayuntamiento de Madrid o el decreto de prestaciones para protesis de la Consejeria de Asuntos Sociales.

Desarrollaremos la Ley del Trabajador Autónomo Dependiente, en defensa del trabajador por cuenta ajena, que será de vital importancia para los jovenes. Seguiremos trabajando para disminuir los costes que soporta el dentista en el ejercicio de su profesión y le ayudaremos en el desarrollo y puesta en marcha de su consulta mediante la normalización de formularios, con un programa gratuito de gestión de las clinicas y otro de consentimiento informado y, en definitiva, en todo aquello que le ayude a profesionalizar la gestión administrativa de su consultorio dental.

Desarrollaremos una herramienta de información geográfica sobre las clínicas de la Comunidad de Madrid y, en función de los resultados, daremos una serie de recomendaciones sobre las áreas con mayor potencial para la apertura de nuevas clínicas y desarrollaremos unas directrices que sirvan de guía para la toma de decisiones a la hora de elegir la ubicación de la clínica.
P. ¿Existe algún aspecto en el funcionamiento de la entidad colegial que considere imprescindible reformar o modificar?
R. Podría decirle, con demagogia, que vamos a hacer un colegio más cercano, abierto, asequible, amable y familiar; pero creo que nuestros colegiados no se merecen que les tome el pelo con palabras grandilocuentes. Todos aquellos que han tenido contacto con el colegio durante esta legislatura saben que intentamos dar lo mejor de nosotros mismos, y seguiremos esforzándonos durante la próxima legislatura para que sea eficaz y dé respuesta a las necesidades de los colegiados.

Naturalmente hay muchas cosas por mejorar, y en ese empeño nos presentamos de nuevo a las elecciones.
P. ¿Qué opinión le merece la actuación del Comité Ejecutivo saliente? ¿Qué considera que han hecho bien y en qué cree que han actuado equivocadamente? ¿Hay algún tema importante que se haya quedado pendiente, en su opinión, o que merecería que se le hubiera dedicado más tiempo o un mayor esfuerzo?
R. La opinión no creo que deba ser mía, sino del resto de nuestros compañeros, aun así le diré que creo que hemos logrado algunas cosas importantes, como los convenios y decretos de la Administración que ya he descrito antes y que suponen una nueva forma de actuar, en la que la Administración paga a los dentistas por acto médico con un baremo razonable y dentro de la libre competencia, permitiendo al paciente la libre elección de su dentista.

Hemos mejorado y ampliado los servicios que el colegio ofrece a todos y hemos ordenado con la homologación los que ofrecen empresas externas a los colegiados. La formación continuada ha comenzado por primera vez cursos prácticos. En fin, un largo etcétera que no me parece que yo sea la persona idonea para juzgar.

Eso sí, me gustaría insistir en que todo esto lo hemos logrado con una reducción de la cuota colegial hasta convertirla en la más baja de España, sin perder por ello eficacia en la gestión.

Creo que el tema pendiente más importante es la incorporación de verdad de las nuevas generaciones al trabajo y las responsabilidades de la labor colegial. Por eso en esta nueva candidatura hemos hecho un esfuerzo por corregirlo y estamos convencidos de que despues de la proxima legislatura será un hecho.
P. Como dentista, díganos honestamente qué planteamientos o qué reflexión piensa que tendría que hacer el colegiado antes de acudir a depositar su voto en las urnas.
R. Es importante destacar que el acto de votar es un derecho fundamental, debe ser un acto de conciencia y no debemos dejarnos influir por la demagogia ni por llamadas, regalos, ni cantos de sirena con promesas irreales. Yo, personalmente, me plantearía qué candidatura puede dar mejor respuesta a los problemas que tenemos, cómo es su equipo humano, quiénes la componen y con qué apoyos cuentan. Si es independiente o tiene patrocinadores, que luego cobrarán los favores. Es para mí muy importante qué valores defienden, si van a trabajar de una manera altruista, sin cobrar, o por el contrario pretenden beneficiarse de los cargos colegiales. Y también, por supuesto, la credibilidad y la seriedad de los candidatos. No parece de recibo que personas que han descalificado a sus compañeros públicamente, apoyándose en una pretendida independencia y que, además, públicamente insistieron en la pasada asamblea que no tienen intereses en cargo alguno, a la semana siguiente cambien de opinión y se presenten como candidatos.

Estaría también muy atento a cómo se desarrolla la campaña electoral, si se recurre como único argumento a las descalificaciones personales, quién las hace, cómo actúan las distintas candidaturas y cómo alguna pretende arrebatarnos el voto por correo con la disculpa de “facilitarnos” el voto. Lo más probable es que los hechos hablen por sí mismos, como ha ocurrido en la asamblea general del 20 de marzo.
P. Por último, ¿qué le pediría a la candidatura que finalmente salga elegida?
R. Que cumpla sus promesas y su obligacion poniéndose a trabajar inmediatamente para el bien de todos. Que no hipoteque el futuro de sus colegas ni del colegio pagando favores a los que esponsorizan campañas electorales, y que todos sus actos tengan una sola intención, mejorar nuestra profesión y la vida de sus compañeros.