Javier Lozano Zafra Héctor Tafalla Presidente y vicepresidente de la Asociación Nacional de Estudiantes de Odontología ANEO

Un millar de estudiantes de Odontología de toda España, convocados por ANEO, se manifestaron en Madrid el pasado 24 de marzo, ante la sede del Ministerio de Educación y Ciencia, para solicitar el establecimiento de un “numerus clausus” que regule el acceso a las facultades de Odontología, ante el exceso de plétora profesional que padece la profesión.

La Asociación Nacional de Estudiantes de Odontología cuenta con 4.500 socios en toda España. En la actualidad están ultimando los preparativos de su XIII Congreso (Madrid, del 20 al 25 de julio) y acaban de poner en marcha su página web: www.aneo.es

Pregunta. Más de mil estudiantes han respondido el pasado 24 de marzo a la convocatoria de ANEO. ¿Consideran esta afluencia un éxito? ¿Responde a las previsiones de la Asociación?
Lozano Zafra. Estamos muy satisfechos con la afluencia de estudiantes. La respuesta ha sido en general bastante buena, evidenciando que los estudiantes se preocupan por su futuro profesional. La cifra de asistentes representa aproximadamente el 25 por ciento de estudiantes de las universidades públicas. Como es lógico tiene menos sentido que los estudiantes de universidades privadas acudan a una manifestación de estas características, donde lo que se está solicitando es un “numerus clausus” que ya se da en la universidad pública y no existe en la privada.

Aun así, hemos contado también con la presencia de alumnos de centros privados, pero en un porcentaje menor.

P. ¿De qué áreas geográficas procedían los manifestantes?
LZ. Llegaron dieciocho autocares procedentes de distintas facultades: Santiago de Compostela, Asturias, País Vasco, Cataluña, Valencia, Andalucía (Sevilla y Granada), de Salamanca y, como es lógico, de Madrid. Salieron siete autobuses desde la Universidad Complutense y dos desde la Universidad Rey Juan Carlos. Los alumnos de fuera de Madrid eran mayoría.

P. ¿Cómo se ha promocionado la manifestación en las universidades de toda España?
LZ. Hemos realizado una campaña de imagen que ha constado de varias fases. En primer lugar, empleamos folletos explicando los motivos que nos habían llevado a organizar esta concentración, transmitiendo a los estudiantes lo que está sucediendo, cuál es la situación actual para que lo sepan de primera mano. Hemos realizado también diversas acciones en las facultades, como bombardeos de mensajes de texto; hemos distribuido también marcapáginas para los libros.


LZ. Las firmas se recogieron en las diversas facultades de Odontología. Son, en su mayoría, de estudiantes y de profesores. Ahora pretendemos colocar mesas de recogida de firmas en la calle para hacer partícipe a la población de nuestro problema e informarle de los cambios que se están produciendo en la profesión.

Las organizaciones colegiales nos han prestado un gran apoyo en todo lo referente a la manifestación, financiando parte de los autobuses. El Consejo General ha puesto a nuestra disposición su gabinete de comunicación.

En lo que se refiere al Ministerio de Educación, también hemos recibido una respuesta mejor a la que esperábamos. Recientemente nos hemos reunido con el Consejo de Coordinación Universitaria y han satisfecho nuestras reclamaciones en el sentido de que se cree una comisión que estudie el número de profesionales para después aplicar las medidas necesarias que permitan regularlo. El primer paso ya está hecho: se ha creado esta comisión, como ya ha salido reflejado en la prensa. Por consiguiente, la respuesta del Ministerio de Educación nos parece positiva.

P. ¿Y a la población, le ha llegado el mensaje?
LZ. Durante la manifestación repartimos 3.500 cepillos de dientes y 5.000 marcapáginas con el lema de la manifestación para hacerle llegar a la población que estamos luchando por una Odontología de calidad. Y aprovechamos para situar un par de mesas informativas en las que se transmitía información sobre nuestras reivindicaciones a los transeúntes.

Evidentemente, el impacto de la información que se hace a pie de calle no es el mismo que el de los medios de comunicación, que también se han hecho eco de esta noticia; si bien se vio algo eclipsada por coincidir con el anuncio del alto el fuego de ETA.

La población desconoce, no ya nuestro problema de exceso de plétora, sino, sobre todo, el efecto que esto tiene sobre la salud. Continúan teniendo la percepción de que el dentista es muy caro. No distinguen entre caro y costoso.

P. Antes ha hecho referencia al apoyo recibido del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos, así como de los diferentes colegios oficiales de dentistas. ¿De qué manera les respaldan en todas sus actividades y proyectos?
LZ. Como ANEO estamos presentes en todas las asambleas del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos desde hace unos seis años. También contamos con un apoyo logístico en los viajes de representación internacional, donde nos ayudan a sufragar parte de los gastos.

De los colegios regionales también recibimos una ayuda importante. En el caso de la manifestación del 24 de marzo, como ya he dicho antes, nos han costeado parte del viaje, de los autobuses. Si organizamos cursos o conferencias nos prestan también su apoyo logístico. También han colaborado con aportaciones económicas cuando se lo hemos solicitado.

P. ¿Están convencidos de que el establecimiento de un “numerus clausus” puede ser la solución al problema de exceso de plétora profesional?
LZ. La comparación más evidente la encontramos en la licenciatura de Medicina, donde hace veinte años padecían un problema muy grave de exceso de profesionales que no podían acceder a una bolsa MIR. Es cierto que su situación era distinta, porque ellos no podían acceder a la formación reglada, no podían acceder a una especialidad, que es lo que a ellos les habilita.

Lo que queremos dejar claro es que no pretendemos que la Odontología se vuelva a convertir, como lo era antes, en una profesión elitista. Lo que buscamos es una regulación. Si tiene que haber 40.000 dentistas en España, aproximadamente el doble de los que hay ahora, que los haya, pero con unas justificaciones: que exista un control. Esto puede solucionar el problema de la plétora o no, pero tiene que garantizar las condiciones para atender a la población ofreciéndole una Odontología de calidad. Y, en cualquier caso, estamos abiertos a cualquier otra solución que se nos presente y sea factible. Como estudiantes, nos tenemos que atener a las salidas que encontramos dentro de la facultad. Se podría hacer un sistema parecido al MIR, un OIR; pero nosotros, en nuestro campo de acción, lo que tenemos que exigir es que la universidad regule.

P. Sin embargo, en la actualidad no se puede hablar de que existan unas cifras preocupantes de paro entre los dentistas.
LZ. Todos los licenciados encuentran colocación. El problema vendrá de aquí a unos años. De todas formas, las condiciones en que se colocan los recién licenciados no son las mismas que hace cinco años, son bastante peores.

Antes, el dentista, al acabar su formación, montaba su propia consulta; la mayoría trabajaban por cuenta propia. Hoy la situación es totalmente distinta, los odontólogos que salen de la facultad trabajan por cuenta ajena. Además, el porcentaje que recibe el dentista se ha reducido, con lo que éste se ve forzado a incrementar su rendimiento, lo que supone dedicarle menos tiempo a cada paciente y ello repercute en una menor calidad del tratamiento.

Héctor Tafalla. Hay que definir lo que se conoce como el paro técnico de la profesión, porque: trabajar un día a la semana, ¿se considera o no paro? Si se llega al salario mínimo, ¿se puede hablar de paro? ¿Y el hecho de que un odontólogo se dé de alta como autónomo y esté trabajando, pero que su retribución no alcance el salario mínimo…? Se están dando casos de profesionales que perciben como pago el 10 por ciento de lo que se le factura al paciente. El 10 por ciento de una obturación de 24 euros son 2,4 euros. Si hacemos una obturación en media hora estaremos percibiendo 4,8 euros por hora de trabajo, lo cual está por encima del salario mínimo interprofesional, pero poco por encima.

De cara a un futuro no muy lejano este hecho puede tener como consecuencia la aparición de sobretratamientos. El profesional puede plantearse, ¿por qué voy a llamarle obturación y cobrar 24 euros, pudiendo llamarlo restauración compleja? O ¿por qué colocar un puente sobre pilares en vez de colocar unos implantes?
Y entonces estaremos haciendo una Odontología de peor calidad.

En muchos casos hay compañeros que están trabajando doce horas para conseguir el salario que deberían percibir por una jornada laboral de ocho horas. O que están cobrando un salario inferior al de las auxiliares de clínica, que tienen un convenio laboral, cosa de la que nosotros carecemos.

El problema más grave que yo veo no es del paro, sino el que esta situación traiga como consecuencia el sobretratamiento del paciente o que los dentistas disminuyan el número de horas que le dediquen a su formación continuada.

P. ¿Tiene ANEO una estimación de las plazas universitarias que sobran?
HT. No es una cuestión de corporativismo. No se trata de lo que nosotros digamos. No le hemos presentado una propuesta al Ministerio de Sanidad ni al de Educación de un número determinado de profesionales, les hemos dicho que sean ellos mismos los que lo valoren. La Organización Mundial de la Salud y la Federación Dental Internacional dicen que debería haber en España un dentista por cada 3.600 habitantes. Luego, tendría que haber unos 16.000 profesionales. Es decir, que estamos exactamente en el doble.

En Estados Unidos se licencian cada año unos 3.000 dentistas para una población de 250 millones de habitantes. En España, 1.500 para una población seis veces menor.

Cerrar facultades no me parece una solución, sino fijar un número de plazas determinado y asignar estas plazas en función de la capacidad de cada centro para formar odontólogos. Con esto no sólo se consigue reducir el número de licenciados, sino unas mejores condiciones de formación.

P. ¿Qué otros objetivos persigue ANEO y cómo está trabajando por la defensa de los intereses de los estudiantes de Odontología?
LZ. Además de las actividades ya mencionadas, ANEO está gestionando para nuestros miembros cursos, desde créditos de libre configuración, etc. Dialogamos con los decanos, a traves de nuestras delegaciones, para solucionar los problemas que puedan surgir en cada facultad. A través de nuestra revista y la página web www.aneo.es intentamos hacer llegar a los estudiantes toda la información existente acerca de cursos, jornadas y otros temas que puedan ser de interés.

Otro de los proyectos que tenemos en marcha en estos momentos consiste en gestionar la compra de material rotatorio a nivel nacional pensando en conseguir descuentos al realizar un mayor volumen de compras.

Muchas veces nuestra labor consiste también en facilitar la comunicación entre estudiantes. En nuestro congreso anual hemos llegado a reunir a cerca de 700 personas.

P. La página web es bastante novedosa, ¿qué secciones incluye?
HT. Lo cierto es que aún estamos dando los últimos retoques a la página web y, por este motivo, todavía no le hemos dado mucha difusión.

La idea principal fue poder intercomunicar a todos los estudiantes mediante un foro y contar, además, con un apartado de noticias de actualidad sobre todos los temas en que estamos trabajando y los resultados que se van logrando. Esto también lo hacíamos con la revista, pero la ventaja de la página web es que está disponible para su consulta todos los días del año y puede actualizarse diariamente.

Entre los proyectos nuevos en que estamos trabajando, y de los que informaremos en la web, además de la compra de material para todos los estudiantes, del que ya ha hablado Javier, estamos en conversaciones con alguna empresa de telefonía para que nos hagan ofertas especiales a los estudiantes de Odontología. También estamos promoviendo un viaje de paso del Ecuador conjunto, para todas las facultades de España.

Esperamos también tener un control de los estudiantes que entran en primero de Odontología y los que se licencian cada año, pensando en que estos datos serán de utilidad incluso para la federación.

La página web incluirá asimismo concursos, encuestas y datos estadísticos.

LZ. Estamos aprovechando los congresos, las reuniones, para sondear a los estudiantes acerca de la opinión que tienen de su formación y de sus conocimientos sobre los distintos aspectos de su profesión, por ejemplo de las clínicas con régimen de franquicia, o del trabajo por cuenta ajena. Nos interesa transmitir la opinión real de los estudiantes de Odontología.

P. Pasando a otro tema, ANEO está preparando la decimotercera edición de su Congreso Anual, que tendrá lugar el próximo mes de julio en Madrid. ¿Qué nos pueden adelantar acerca de los contenidos?
HT. Este congreso lo estamos organizando entre los estudiantes de las universidades Complutense y Rey Juan Carlos. Se va a celebrar del 20 al 25 de julio.

Por un módico precio podemos ofrecer al estudiante alojamiento, almuerzos, etc.

El programa científico de esta edición va a ser extraordinario. Contaremos con un concurso de comunicaciones libres orales y en formato póster. Van a participar como ponentes, profesionales de enorme prestigio, como el doctor Villa Vigil, presidente del Consejo General y de la Fundación Dental Española, quien participará en una interesante mesa redonda de especialidades, junto con el doctor José Antonio Zafra y el decano de la Facultad de Odontología de la Complutense, doctor Mariano Sanz.

En otras mesas redondas van a tomar parte el doctor Aguado. Como conferenciantes, la doctora Tresguerres o el doctor Del Canto, sólo por poner un ejemplo. Como se puede ver, todos ellos profesionales de primer nivel.

Y mencionar también que vamos a tener una mesa redonda de decanos en la que van a participar los decanos de las cinco facultades de la Comunidad de Madrid para reflexionar sobre el Plan de Bolonia. Creo que es un tema muy interesante para todos los estudiantes.

Aunque el congreso de ANEO está dirigido fundamentalmente a los estudiantes, lo dejamos abierto a la participación de dentistas jóvenes y no tan jóvenes: a cualquiera que desee ponerse al día.

Toda la información del XIII Congreso ANEO estará disponible, en breve, en nuestra página web www.aneo.es. También haremos trípticos y pósters para darle la mayor difusión posible.

Quienes deseen presentar comunicaciones tienen hasta tres semanas antes de la inauguración del congreso.

LZ. Para atraer la atención de los medios y hacer llegar a los ciudadanos nuestras reivindicaciones, vamos a tratar de lograr un récord Guinness con los asistentes al congreso. Se trata de conseguir que el mayor número posible de personas, en torno a unas quinientas, se cepillen los dientes a la vez delante del Ministerio de Sanidad. El mensaje de esta actuación será, una vez más, que estamos apostando por una Odontología de calidad, a favor de la salud de la población.