D.ª M.ª Eugenia Campoo Álvarez Cruz

El Primer Congreso Nacional de Protésicos Dentales de España se ha celebrado con un considerable éxito en el Palacio de Congresos de Córdoba, durante los días 20 y 21 de octubre. La presidenta del Ilustre Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales de España, D.ª M.ª Eugenia Campoo Álvarez Cruz nos habla de los pormenores de esta primera gran reunión científica de la prótesis dental que, sin duda, tendrá continuidad.

Uno de los temas tratados en este primer congreso ha sido la aplicación de la Nueva Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, de cuyas repercusiones, la presidenta de los protésicos españoles nos habla también en esta entrevista, para terminar expresando su confianza en que: “las relaciones profesionales, que no económicas, entre dentistas y protésicos, no se verán enturbiadas por esta situación. El paciente es lo primero”.

Pregunta. ¿En qué momento surge la necesidad de organizar un congreso de prótesis dental de ámbito nacional?
Respuesta. Esto era algo que todos estábamos deseando desde hacía mucho. El poco tiempo que llevaba funcionando el Consejo, dificultaba meternos en la organización de un evento de esta magnitud, pero ahora que ya llevamos casi cuatro años funcionando, creo que no se podía dejar más, sobre todo porque hay nuevos acontecimientos que son dignos de analizarlos en un congreso al que puedan asistir todos los protésicos españoles.

P. ¿Por qué han escogido Córdoba como sede?
R. Por una cuestión meramente presupuestaria ya que en Madrid, por ejemplo, el presupuesto llegaba casi a triplicarse. No obstante, la intención es ir haciendo los sucesivos congresos por el resto de la geografía española.

P. ¿Qué tal acogida ha tenido la iniciativa por parte de los colegios profesionales de toda España? El número de inscripciones, ¿ha satisfecho sus expectativas?
R. Se han inscrito 150 protésicos dentales, ha habido 170 profesionales asistentes y cerca de 250 personas, en total, con los acompañantes.

Se han cubierto las expectativas pero hasta que no aparezcan casi el cien por cien de los colegiados, siempre quedará la asistencia incompleta, porque no es una cuestión simplemente de números, sino de alcanzar la finalidad de llegar a todos los protésicos.

P. Háblenos del programa científico. ¿Cuáles han sido los temas que han despertado mayor interés entre los congresistas?
R. Sin quitarle importancia al resto de conferencias científicas, a mí personalmente me encanta el tema de la epítesis, pero repito, el resto también son muy interesantes, sobre todo por los magníficos profesionales con los que hemos contado. Unas tienen un carácter artístico, otras novedosas y otras solventan los problemas que se nos plantean en nuestro quehacer diario.

P. ¿Bajo qué criterios se han seleccionado los temas y conferenciantes del programa científico?
R. Los temas se han escogido en función de lo que suelen demandar los colegiados, y, como demandan tantos temas, pues hemos tratado de tocar un poco de cada cosa. Los conferenciantes se han escogido en función de su gran experiencia y reconocimiento en sus respectivas materias.

P. El presidente de la Federación Europea de Protésicos Dentales, Sr. Jüger Schwichtenberg, ha sido uno de los conferenciantes. ¿Cómo es la situación del sector en el resto de países europeos? ¿Qué nos acerca y qué nos diferencia de otros profesionales del entorno comunitario?
R. La situación es muy similar en todos los países. Como problema principal y común para todos, destacaría la salvaje industrialización del sector con el grave peligro de las importaciones.

Nos diferencia de otros países del entorno nuestro marcado carácter de profesionales sanitarios y que la legislación española incompatibiliza el ejercicio clínico de la odontología con el interés económico en nuestra actividad. Otra cosa es que se cumpla, en ello estamos.

P. ¿Cómo son las relaciones que mantienen con las organizaciones de protésicos de otros países?
R. Estamos en contacto pero resulta que hay un detalle que dificulta nuestra integración en la Federación Europea y es que es de carácter empresarial y nuestro Consejo es de carácter profesional. Nosotros representamos a empresarios y trabajadores, todos ellos profesionales. No obstante, muchos de ellos se empiezan a concienciar en que la solución de la profesión está en la independencia profesional por la que lucha nuestro Consejo.

P. Otra de las intervenciones, la de la Sra. Oliver Sagreras, hacía referencia al nuevo texto de la llamada “Ley del Medicamento”. ¿Cuál es su opinión, como presidenta de todos los protésicos españoles, acerca de las implicaciones de esta nueva ley para su profesión? ¿En qué situación les deja?
R. Nos deja en la situación legal deseada porque aproximadamente el 80 por ciento de las sugerencias que hemos hecho a los distintos grupos políticos sobre la nueva Ley, han sido aceptadas. Otra cosa es la situación de hecho. Se han cerrado todas las posibilidades de interpretación de que nuestros productos puedan ser revendidos por los dentistas al amparo de cualquier tipo de relación contractual que se quieran inventar o que los protésicos puedan utilizar a las clínicas dentales como puntos de venta.

Con esta Ley se pretende una prescripción objetiva en razón exclusiva de las propiedades del producto sanitario, objetivo prioritario de la Ley, para garantizar a los pacientes una adecuada y eficaz atención sanitaria.

Tristemente se está intentando interpretar su Disposición Adicional 13ª en el sentido de que con este precepto ya se pueden vender legalmente las prótesis en las clínicas dentales, cuando no es así, puesto que no hace una exclusión de la aplicación de las prohibiciones contenidas en la Ley, sino una aclaración para que la colocación no se confunda con la venta, algo que hemos tenido claro siempre y que ni entramos a discutir, desde el punto de vista mercantil. Es más, estamos contentos porque ahora no se puede utilizar la excusa de la colocación para realizar la ilícita reventa.

El promotor de esta Disposición Adicional 13ª se ha quedado con su gozo en un pozo. A nadie se le puede escapar a estas alturas que su intencionalidad era la de crear una exclusión de la aplicación de la ley para seguir disfrutando de sus ilícitos intereses económicos, con evidente perjuicio para los intereses de los pacientes y de los protésicos, pero claro, si se acude a los políticos y a la administración con la mentira, porque la verdad es inconfesable, de que él no revende nada, que lo que hace es colocar y teme ser denunciado por colocar, pues el legislador le da lo que le da, una diferenciación entre ambos conceptos, diferenciación que le perjudica para sus inconfesables propósitos, porque ahora no se puede camuflar la reventa.

Se está elaborando un informe al respecto por parte de los asesores jurídicos de todos los colectivos vinculados a los productos sanitarios que espero se termine en breve.

De momento a la conclusión que llegan es que esta Disposición Adicional 13ª está hecha para que aquellos facultativos decentes, que no revenden productos sanitarios, cuando los colocan (porque previamente los vendió el que puede hacerlo) dentro de sus atribuciones profesionales, que sólo pueden ser otorgadas por norma con rango de ley, no se cree confusión y con ella ser sancionados. De todas formas la Disposición Adicional resulta un poco absurda puesto que lo que dice es que colocar no tiene la consideración de venta a efectos de esta Ley, cuando colocar prótesis es a venderlas lo que conducir a vender coches.

P. ¿Cuáles cree que han sido entonces los errores de su oponente en la tramitación de esta Ley?
R. El deseo de apropiarse del beneficio ajeno sólo conduce a la derrota final, aunque se obtengan triunfos mientras tanto. Lo triste es que este deseo es minoritario entre la clase odontológica ya que su alto nivel y reconocimiento actual no requiere de intermediaciones comerciales ilícitas para alcanzar un buen nivel de renta. Principalmente los errores de mi oponente han sido dos. El dar por sentado tener atribuciones no otorgadas y un fallo de concepto de las posibles relaciones contractuales. Los pormenores prefiero guardarlos para otros ámbitos a los que me temo tendremos que llegar por el empecinamiento histórico de cierto grupo minoritario de dentistas que no están por aceptar la situación legal actual.

De todas formas confío en que las relaciones profesionales, que no económicas, entre dentistas y protésicos, no se verán enturbiadas por esta situación. El paciente es lo primero.

P. Este Primer Congreso Nacional de Protésicos Dentales, ¿va a tener una continuación? ¿Saben ya cuándo y dónde tendrá lugar el próximo?
R. Todavía no sabemos cuando ni donde será el próximo, pero desde luego que la intención es que esto se repita y cuanto antes mejor.