Más de 107.000 niños se incorporan en 2009

Más de 107.000 niños se incorporan en 2009

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha completado en 2008 la implantación del programa de atención bucodental gratuita para niños entre los 6 y los 15 años. En 2009 se incorporan más de 107.291 nuevos niños, nacidos en 2003, con lo que ascenderán a 861.236 los beneficiarios.

Desde 2002, la sanidad andaluza ofrece atención bucodental a los niños de entre 6 y 15 años, una prestación que se ha ido extendiendo cada año con la integración de los que cumplían 6 años.

La Junta proporciona a estos menores una revisión anual gratuita y consejos preventivos sobre higiene y alimentación, así como la prestación de la asistencia dental básica y, en caso necesario, urgente.

También a lo largo de los años se han ido incorporando nuevos profesionales a este programa. En 2009, son ya 1.211 las consultas disponibles (eran 1.178 en 2008).

La incorporación de nuevos dentistas ha logrado que más niños puedan acceder al dentista en su propia localidad y sin necesidad de desplazarse a un municipio cercano. 757.915 menores ya disponen de servicios dentales en su municipio.

Todos los años la Consejería de Salud remite por correo a cada niño el Talón de Asistencia Dental Anual (TADA), el documento que permite la elección del dentista, y, en el caso de las personas que se incorporan por primera vez a este programa, un directorio de profesionales.

Cada paciente puede acudir a la consulta del dentista elegido cuantas veces lo necesite; para ello, sólo es preciso presentar el Talón de Asistencia Dental Anual en la primera visita.

La asistencia dental básica consiste en una revisión anual completa del estado de los dientes y la boca del menor, que también recibe información sobre normas de higiene para el mantenimiento de su salud oral y el uso correcto de flúor, además de consejos de alimentación para evitar la aparición de caries.

Incluye, además, el sellado preventivo de las fisuras y fosas que se detecten, el tratamiento de todas las caries de los dientes definitivos, la extracción de las piezas —cuando no sea posible su conservación—, las limpiezas dentales y la atención urgente en los casos en que sea necesario. También se contemplan los casos de maloclusión severa en pacientes intervenidos de fisura palatina, labio leporino y malformaciones esqueléticas.

Desde enero de 2007 existe un Sistema de Información para la Prestación de la Asistencia Dental (SIPAD) que permite a los dentistas de cabecera acceder a la historia única de los pacientes para consultar sus datos de salud, e incluir las indicaciones sobre su salud bucodental. Este programa informático les permite también identificarse como el dentista de cabecera del menor y facturar a la Administración el servicio que le presta al ciudadano.

La Junta de Andalucía garantiza también la atención bucodental dentro de la sanidad pública a las personas afectadas por una discapacidad cuyo grado de severidad les impida colaborar al recibir un tratamiento odontológico, a quienes se ofrece sedación cuando sea necesario realizarles una exploración o un tratamiento de asistencia dental.

Igualmente, las mujeres embarazadas reciben asistencia dental gratuita en el marco del programa de seguimiento del embarazo.