Crónica del doctor Julio González Iglesias

Crónica del doctor Julio González Iglesias

Meses atrás dimos cuenta de la aparición en Atapuerca de un segundo premolar inferior. En la misma campaña del año 2007, en la Sima del Elefante —en el nivel T-9— se encontró otro fósil, descrito en la revista Nature.

Se trata de un trozo de mandíbula correspondiente a la zona mentoniana, que conserva cuatro piezas dentales muy desgastadas y otros cuatro restos radiculares.

Según los directores del equipo, José María Bermúdez de Castro, Eudald Carbonell y José Luis Arsuaga, estos restos podrían corresponder a un individuo que vivió hace 1.200.000 años, lo que le convertiría en el homínido más antiguo de Europa.

La mandíbula recuerda a los fósiles africanos del pleistoceno inferior, atribuidos a Homo habilis y Homo rudolfensis.

La datación se ha hecho con técnicas de paleomagnetismo, biocronología y estudio de la descomposición radioactiva de los isótopos de los sedimentos.

Respecto a los dientes, llama la atención la gran atricción que en algunos de ellos deja al descubierto el canal pulpar.

Seguramente, el doctor Bermúdez de Castro, colaborador de Gaceta Dental y autoridad mundial en paleodontología, extraerá interesantes conclusiones de dichas piezas.

Este fósil presenta similitudes con las mandíbulas encontradas en D’manisi (Georgia), cuya edad se ha calculado en 7,7 millones de años.

Sólo nos queda transmitir nuestra enhorabuena a todos los investigadores que trabajan en Atapuerca y que, año tras año, nos sorprenden con sus revolucionarios descubrimientos.