Dr. Raúl Minoves Sabanés Presidente del 9º Congreso Catalán de Odontoestomatología
Dr. Antoni Gómez Jiménez Vicepresidente del 9.º Congreso Catalán de Odontoestomatología Barcelona

El noveno Congreso Catalán de Odontoestomatología —que se celebrará en el Palacio de Congresos de Barcelona, conjuntamente con el VI Fórum Dental del Mediterráneo, del 29 al 31 de enero de 2009— se presenta con un cambio total de formato (una gran sala con capacidad para 1.700 personas en la que se realizarán cursos hands-on) y numerosas novedades, como la posibilidad de inscribirse de manera gratuita a través de las firmas patrocinadoras. También los estudiantes que presenten comunicaciones o pósters podrán disfrutar gratuitamente del Congreso.

Tanto el presidente como el vicepresidente de este evento científico, doctores Raúl Minoves y Antoni Gómez, esperan cumplir con el objetivo del Colegio de Odontólogos de Cataluña, entidad organizadora del Congreso Catalán de Odontoestomatología, que es “ofrecer a sus miembros la mayor oferta de formación continuada posible”, y confían así en llenar por completo la sala.

Pregunta. Una de las grandes novedades que presenta esta novena edición del Congreso Catalán de Odontoestomatología con respecto a las anteriores es la enorme sala para actividades que se ha habilitado. ¿Por qué se ha tomado esta decisión? ¿Qué capacidad tiene el nuevo recinto y qué posibilidades va a ofrecer?
Respuesta.
Hemos querido dar un nuevo formato al congreso. A diferencia de las anteriores ediciones, hemos optado por centralizar los actos científicos en una sala de gran capacidad, casi 1.700 personas, y mediante tecnologías de proyección y vídeo, ofrecer demostraciones prácticas donde se vea in situ la realización del acto médico. En el escenario de más de 30 metros de ancho se montarán dos gabinetes dentales y en el centro la pantalla de proyección.
P. Los cursos “hands-on” sobre pacientes son, sin duda, el principal reclamo del congreso. ¿Qué tipo de intervenciones se van a realizar como primicia? ¿Quiénes van a ser los profesionales que desarrollen estas actividades y de qué manera van a poder seguirlas, en directo, los congresistas?
R. Se efectuarán actos de diversos campos: un tallado y cementado de carillas de cerámica, cirugías de implantes, una endodoncia, una cirugía mucogingival de injerto de tejido conectivo de paladar, una presentación de anatomía aplicada a la implantología. Todos los cursos los realizan equipos de profesores de la Universitat Internacional de Catalunya, y de la Universitat de Barcelona, y una de las cirugías la realizará el presidente de SEPA. Aconsejo una mirada al programa para ver los nombres de los equipos, que seguro conoceréis, pues se trata de profesionales de reconocido prestigio.
P. ¿Será necesaria una inscripción especial para asistir a estas operaciones en directo? ¿Qué número de asistentes prevén alcanzar?
R. Hay que inscribirse al programa científico del congreso. Circulan más de mil invitaciones que las casas comerciales que patrocinan los “hands-on” poseen y que repartirán entre los profesionales. Nuestra ilusión sería poder tener un lleno en la sala.
P. También es un logro importante el que hayan conseguido que las empresas patrocinen las inscripciones a los cursos hands-on del congreso. ¿Cuándo finaliza el plazo para que los profesionales puedan solicitar su “matrícula” gratuita? ¿A través de quién deben hacerlo?
¿Esta iniciativa parte de una idea de la industria o la ha promovido el Colegio?

R. Mirando hacia otros campos de la Medicina, es de todos conocido que las empresas financian la asistencia de doctores a los congresos. Esto hasta ahora no se ha dado en el sector odontoestomatológico. La particularidad de este congreso es que existe una importante exposición comercial paralela y esto ha permitido que la industria, a instancias del colegio, se haya planteado la posibilidad de costear algunas inscripciones.

Existen, como hemos dicho antes, más de mil invitaciones en manos de los principales espónsores del programa científico: Colgate, Straumann, Avinent, Nobel Biocare, Johnson & Johnson, Inibsa, Talladium España, Maillefer, Kavo y Contact Dental. A través de ellos se pueden conseguir, y se deben formalizar antes del 15 de noviembre.
P. ¿Se consideran satisfechos con el apoyo que, bajo la forma de patrocinios, ofrecen las empresas al Congreso Catalán de Odontoestomatología?
R. Por supuesto, ya que la respuesta de estas empresas ha sido muy buena, han apoyado la idea, y ahora sólo esperamos que tenga una buena acogida y los profesionales llenen la sala.

Hay que agradecer, tanto a los espónsores de categorías superiores como a las empresas que simplemente optan por tener un stand en la exposición, su inestimable apoyo.
P. ¿Qué otros puntos de interés presenta para esta edición el programa científico?
R. Las sesiones hands-on las realizan equipos de varios profesionales, de forma que, simultáneamente a la intervención, se expondrán las bases teóricas de la misma y se contestarán las preguntas del público.
P. Nos llama la atención una jornada socioprofesional en la que se reflexionará sobre ética y deontología enfrentada a la práctica economicista. En su opinión, ¿es tan difícil, en la práctica, compaginar ambas?
R. Digamos que no es nada fácil. Cuando la figura del dentista desaparece en la gestión o dirección de una consulta dental, nos encontramos ante situaciones donde se antepone el criterio comercial o económico al criterio sanitario.

En el caso de algunas franquicias, el dentista asalariado se transforma en un operador apremiado por realizar el mayor número de tratamientos posibles. Es tan sólo un ejemplo, pero estas situaciones y dada la coyuntura económica general cada vez se dan con mayor frecuencia.

La actual situación de plétora profesional —frente a la cual la administración se muestra indiferente, ignorando las recomendaciones de la OMS en cuanto a la ratio dentista/habitante— y la asfixiante carga arancelaria a la que se ven expuestas nuestras consultas, tampoco ayudan a concentrarse plenamente en el ejercicio de la Odontología como actividad sanitaria pura, desvinculada de la vertiente económica.
P. En su opinión, ¿qué tipo de profesionales van a salir más satisfechos con su asistencia al noveno Congrés Català d’Odontostomatologia?
R. Nosotros, lógicamente, esperamos satisfacer las expectativas de todos los que acudan, ya sean generalistas, exclusivistas, estudiantes, etc.
P. Por último, ¿han pensado en los estudiantes de Odontología? ¿Gozarán de alguna ventaja en la inscripción?
R. Sin olvidar que se trata de un congreso profesional y que la capacidad de la sala es limitada, hemos tratado de que los estudiantes pudieran participar en un evento tan novedoso. A todos los estudiantes tanto de pregrado como de postgrado que firmen comunicaciones libres o pósters como primer autor, se les incribirá gratuitamente al congreso.
P. Según tenemos entendido, la exposición comercial también ha batido récords en lo que se refiere a contratación de espacios y presencia de firmas. ¿En qué medida se ha incrementado la superficie contratada? ¿A qué atribuyen el creciente interés de la industria por exponer sus novedades en el Fórum Dental del Mediterráneo?
R. El incremento, tanto en número de expositores como de superficie comercial, será en torno al 11%.
Ésta será la sexta edición del Fórum Dental del Mediterráneo, una edición que demuestra la consolidación de este modelo de exposición industrial, junto con actividades científicas para los profesionales.

Actualmente, el visitante sabe que puede encontrar una gran oferta de productos y servicios para su consultorio dental; además de un amplio programa científico.
P. ¿Qué objetivos persigue el Colegio de Cataluña con la organización de este congreso bienal? En concreto, ¿qué les gustaría conseguir en esta novena edición para sentirse satisfechos con el trabajo realizado?
R. Es objetivo del Colegio ofrecer a sus miembros la mayor oferta de formación continuada posible, y a la vez, el hecho de contar con la exposición industrial, hace que sea una ocasión inmejorable para una toma de contacto con las últimas novedades tecnológicas del sector. Para un éxito total, nuestro ánimo es conseguir una asistencia multitudinaria en la sala, y que los profesionales estén satisfechos con el nuevo formato. Si es así, será el punto de partida de más cursos con este formato, a realizar ya dentro del programa científico ordinario del colegio.

Por supuesto también queremos que la industria esté satifecha, que pueda presentar sus productos a una gran cantidad de profesionales, para que en futuras ediciones quieran repetir, implicarse aún más y atraer a otras empresas que todavía no se han sumado al proyecto.
P. Tras seis ediciones colaborando con la empresa Puntex, organizadora del Fórum Dental del Mediterráneo, ¿se sienten satisfechos con el resultado de esta cooperación? ¿Se han planteado, en algún momento, celebrar el congreso de manera independiente?
R. El congreso nació de forma independiente, y posteriormente, se le agregó la industria.

Actualmente, no sólo no nos planteamos la posibilidad de realizar el congreso por separado, sino que lo que pretendemos es estar cada vez más unidos, en una relación simbiótica, en que la organización aglutine al mayor número de profesionales en torno a la exposición, y que a su vez la industria, en respuesta, patrocine para los dentistas un buen programa científico como parte de su labor de promoción.

Asimismo, el congreso no sólo quiere integrar industria y colegio, sino que también pretende implicar a todas las instituciones del sector como universidades u otras profesiones sanitarias vinculadas (farmacéuticos, logopedas, higienistas, protesicos…).

Puntex, empresa organizadora del FDM, y su presidente, Ramón Martín, siempre han superado con creces las expectativas. La relación Puntex-COEC siempre ha sido magnífica y lo sigue siendo. Resulta muy fácil trabajar con una empresa con tanta experiencia, consolidada y que siempre ha confiado en el potencial del sector dental de Catalunya.