Fachada de la nueva sede colegial del COEC

Los próximos días 7, 8 y 9 de febrero, SEOMI, Sociedad Española de Odontología Mínimamente Invasiva, celebra su primer congreso en la nueva sede del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) con el objetivo de dar a conocer las ventajas de esta disciplina y fomentar que tanto el odontólogo general como el especialista adopten esta filosofía de trabajo en su práctica clínica diaria.

Con el título “El enfoque mínimamente invasivo en la odontología multidisciplinar”, el encuentro tiene previsto reunir en Barcelona a reconocidos expertos internacionales, entre los que destacan Dennis Tarnow, jefe del Departamento de Implantes y Periodoncia de la Universidad de Nueva York; Lyndon F. Cooper, profesor de Prótesis Dental en la Universidad de Carolina del Norte y Nitzan Bichacho, profesor de Prótesis Dental en la Facultad de Medicina Dental de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Junto a ellos, están previstas las intervenciones de los expertos nacionales: Josep Arnabat, Ignacio Arregui, Rafael Blanes, Juan Boj, Miguel Carasol, Jon Eguizábal, Vanessa Fortes, Enrique López Soto, Óscar Medina, José Pumarola, Vicente Sada y José I. Zalba.

Los nuevos métodos mínimamente invasivos para el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades bucodentales acabarán conquistando las consultas odontológicas españolas. Cada vez son más los profesionales que apuestan por una práctica clínica basada en métodos no invasivos para dar respuesta a la creciente demanda de pacientes que buscan tratamientos que no resulten agresivos.

El enfoque mínimamente invasivo abarca todos los aspectos de la odontología, promoviendo la práctica de una terapia oral no agresiva. Partiendo de la premisa de que lo más importante es preservar el tejido original, el concepto abarca tanto los procedimientos de tratamiento como el diagnóstico precoz de la enfermedad, riesgos y síntomas asociados, requisito ineludible este último para que el tratamiento final produzca una invasión mínima y, en consecuencia, el mínimo trauma al paciente.

Esta nueva forma de entender la odontología puede ser aplicada en el tratamiento de enfermedades orales tales como la caries; la enfermedad periodontal; el desgaste oclusal; la reconstrucción prostodóntica; la rehabilitación con implantes, entre muchos otros procedimientos. Los expertos consideran que estamos ante una visión renovadora de la odontología en la que el paciente tiene un gran protagonismo, en tanto que asume el compromiso de mejorar tanto su salud buco dental como su estado de salud general.

¿Qué es la odontología mínimamente invasiva?
Es la disciplina que promueve el mantenimiento de la salud oral y dental a través de métodos diagnósticos y tratamientos de agresividad mínima. Además:
• Incorpora los últimos avances tecnológicos para conseguir los mejores tratamientos clínicos.
• Se anticipa a la demanda del paciente, ofreciéndole máxima efectividad con una intervención mínima.
• Adoptando esta filosofía de trabajo, el profesional se está adelantando al futuro.

La primera Sociedad Española de Odontología Mínimamente Invasiva (SEOMI) es una asociación sin ánimo de lucro que busca convertirse en un foro para el intercambio y el desarrollo de los conceptos propios de la praxis mínimamente invasiva. Para el cumplimiento de estos fines, SEOMI lleva a cabo las siguientes actividades:
— Intercambio de información y experiencias entre sus socios.
— Formación interna y desarrollo integral de sus socios.
— Innovación en técnicas clínicas.
— Proyectos de investigación.

— Cooperación con otras sociedades nacionales e internacionales que trabajen con el mismo objetivo.

Su presidente, Dr. Carlos Aparicio, explica que "la verdadera revolución sanitaria de este siglo pasa por la mayor responsabilización del individuo en la gestión de su propia salud. La orientación mínimamente invasiva parte de la base de que existen pocas cosas tan precisas y perfectas como el cuerpo humano para proponer la conservación del sistema estomatognático, en general, y del diente con sus estructuras de soporte, en particular, tanto desde el punto de vista estético como funcional”.
“Todas las especialidades odontológicas —continúa el Dr. Aparicio— pueden utilizar procedimientos respetuosos: desde de la prevención, sin duda el tratamiento más conservador que conocemos, hasta la cirugía con implantes. Cualquier odontólogo, sea cual sea su especialidad debería estar interesado en esta filosofía de trabajo que busca resultados de máxima eficiencia con una intervención mínima. En este sentido, estoy convencido que la práctica de una odontología mínimamente invasiva se practicará en las consultas españolas en un futuro inmediato”.

SEOMI ofrece a sus miembros la posibilidad de acceder a servicios exclusivos para la innovación y la calidad en la odontología a través de encuentros y publicaciones de tipo científico, así como la posibilidad de conocer las últimas novedades y casos clínicos en el campo de la odontología a través de la página www.seomi.org. Además, los dentistas asociados tienen la posibilidad de utilizar el logotipo de la sociedad en su consulta como símbolo de concienciación por el respeto a la integridad del paciente.