El Dr. Ramón Soto-Yarritu, junto a Borja

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha aumentado su plantilla laboral con un joven, en colaboración con PRODIS, la asociación de ayuda a las personas discapacitadas. El doctor Ramón Soto-Yarritu, miembro de la Junta de Gobierno del COEM, nos comenta, al respecto de esta nueva incorporación: “Borja no es un trabajador cualquiera, Borja es un joven de 21 años que padece una minusvalía física y psíquica, y no le ha faltado esfuerzo y pundonor para hacer frente a sus limitaciones y poder desarrollarse en el ámbito laboral como uno más de nosotros.

Durante dos años Borja ha estado formándose en la Universidad Autónoma de Madrid, bajo la tutela y seguimiento de una organización como PRODIS, la cual nos ha dado todas las garantías y confianza para adquirir un compromiso de esta envergadura.”
El Dr. Soto Yarritu ha declarado también que el COEM se siente ”muy orgulloso de este tipo de acciones ya que creemos que vuestro Colegio debe de ser un fiel reflejo de lo que significa e implica nuestra profesión, LA ODONTOLOGÍA, dedicada y comprometida con la sociedad en su quehacer diario.”
En cuanto a las funciones laborales que Borja desempeñará en el Colegio, serán de tipo administrativo, “concretamente el archivo de documentación, reparto de correo diario, atención al colegiado, etc. Su puesto de trabajo estará ubicado en el mostrador de recepción, desde donde acompañará a los colegiados a las distintas dependencias de la sede colegial.”

Tú también puedes en tu consulta
“Hemos querido enfocar este proyecto de compromiso con las personas disminuidas, con una clara proyección hacia nuestras consultas particulares.
¿Quién puede negar la magnífica labor que pueden desarrollar estas personas en algunas de nuestras consultas?
¿Quién puede cuestionar la eficiencia de estas personas como encargados de una sala de esterilización en una consulta con múltiples gabinetes?
¿Quién puede dudar de la profesionalidad de estas personas con una función administrativa en las grandes consultas que así lo requieren?
¿Quién puede obviar el buen ambiente que aportan con el resto del personal laboral, por su nobleza, honestidad y compañerismo?
Como veis, bajo nuestro punto de vista son muchas las ventajas de contratar a una persona discapacitada, incluso desde el punto de vista económico las condiciones fiscales de este tipo de contratos son muy ventajosas.”